3 inquietudes que preocupan a los ganaderos en Quindío

Por: 
CONtexto ganadero
19 de Enero 2018
compartir
Ganadería Quindío 2018, Ganadería Quindío 2018 invierno, Afectaciones invierno 2018 Quindío, Quindío, Comité de Ganaderos del Quindío, aguaceros Ganadería Quindío 2018, ganadería Quindío enero 2018, fenómeno de la Niña Quindío 2018, ganaderos Quindío, CONtexto ganadero, ganaderos colombia, noticias ganaderas colombia
Los productores en Quindío han tenido que lidiar con intensos aguaceros cuando esperaban tiempo más seco. Foto: El Diario del Otún
De acuerdo con el Comité de Ganaderos de Quindío, los intensos aguaceros de las últimas semanas han complicado el desarrollo de la actividad pecuaria, ocasionando enfermedades en bovinos y dificultad para transportarse. También hay inquietud por la falta de mano de obra en el sector.
 
Jorge Tejada Galvis, director ejecutivo del comité, calificó como “crítico” el invierno que están atravesando los productores pecuarios, pues el exceso de agua no resulta beneficioso para las ganaderías.
 
Se disminuye la oferta forrajera, pues la recuperación de las praderas es más lenta ante la falta de luminosidad y el pisoteo, reduciendo no solamente la cantidad sino también la calidad”, señaló. (Lea: Fenómeno de la Niña aún no genera inconvenientes en algunos departamentos)
 
El dirigente explicó que no solo se trata de un lento crecimiento de las plantas, sino que los pastos resultan menos apetecibles al animal porque están cubiertos de lodo. Naturalmente, una pobre alimentación ha impactado la producción de leche.
 
De acuerdo con Tejada Galvis, al indagar entre varios productores de la región, coincidieron en que la baja en la entrega del lácteo podría ser de un 20 a 30%, debido a la reducción en la oferta forrajera.
 
“Obviamente, el comportamiento del animal cambia. A las horas en que pastan o en que están rumiando, se alteran por la caída excesiva de agua”, agregó. (Lea: En Quindío preocupa bajo precio de leche e informalidad)
 
A eso se suma las afectaciones a nivel sanitario, especialmente en la salud de la ubre, que llegan sucias a la sala de ordeño por la presencia de barro. Esto incide en la calidad de la leche, por lo cual el pago a los ganaderos se reduce tras el conteo de células somáticas y UFC.
 
 
Vías terciarias en mal estado
 
Como todos los años, la prolongación del invierno ocasiona daños en las carreteras. Como lo manifestó el director del comité, la topografía del departamento impide una mejor estabilidad en las vías, aunque aclaró que no han tenido reportes de corredores cerrados por los derrumbes.
 
En los inviernos pasados ha habido un municipio que se ha afectado mucho, que es Salento, y particularmente el circuito de las veredas de Palo grande, Chagualá y La Nubia, donde se presentan derrumbes que no permiten que los carros recolectores de la leche ingresen hasta las fincas”, afirmó.
 
 
Escasez de mano de obra
 
De otro lado, un problema puntual que Tejada Galvis ha evidenciado en el sector es la falta de empleados que se dediquen al sector pecuario, así como el problema del relevo generacional. (Lea: Ganadería de Quindío y Risaralda aún no se recupera del invierno)
 
“Hemos expresado al Sena la necesidad de diseñar unos currículos especializados de escuelas de lechería. Hace unos años, con la participación de Fedegán y del [email protected], se ejecutaron unos proyectos muy bonitos que se llamaban las Escuelas de Mayordomía. Aunque ya ha pasado mucha agua bajo el puente, hay que seguir formando a las nuevas generaciones”, puntualizó.