En Quindío preocupa bajo precio de leche e informalidad

Por: 
CONtexto ganadero
20 de Junio 2017
compartir
Productores Quindío bajo precio leche junio 2017, Ganaderos Quindío precio leche 2017, Precio leche junio 2017, baja precio leche junio 2017, precio leche ganaderos región Caribe 2017, empresas lácteas bajan precio de leche junio 2017, pasteurizadoras bajan precio leche junio 2017, CONtexto ganadero, ganaderos colombia
Los pequeños y medianos ganaderos de Quindío que venden a los compradores informales son los más afectados. Foto: sistemasonoro.com / CONtexto ganadero.
Los productores del departamento no han tenido un solo día de buenas noticias desde que inició el invierno. Además de estar en una de las regiones más afectadas por las lluvias, les redujeron hasta $200 por litro en el pago del lácteo.
 
De acuerdo con Jorge Tejada Galvis, director ejecutivo del Comité de Ganaderos de Quindío, tras la crisis vivida por las intensas precipitaciones que incluso obligaron a suspender el ciclo de vacunación contra fiebre aftosa, lo que más preocupa a los productores es el tema comercial.
 
Hay algunos que no están dentro de la formalidad en el esquema de comercialización y están teniendo muchas dificultades, porque compradores no formales están disminuyendo cantidades o precio”, señaló.
 
Durante las últimas semanas, los compradores informales han optado por restringir el número de litros que adquieren de sus proveedores. O también apelan a la reducción de precio. (Lea: Baja en precio de leche también se ha sentido en Magdalena medio)
 
La mayoría de estos compradores transforman la leche y fabrican quesos artesanales, que distribuyen en la región. Aunque Tejada Galvis no conoce cifras exactas de cuántos litros acopian, afirmó que se trata de un número considerable.
 
Lo mismo ha ocurrido en otras zonas del país, como en Antioquia o el Altiplano Cundiboyacense. Tanto la industria como los fabricantes de queso afirman que hay una sobreproducción de leche que se debe gracias a la abundancia de forrajes y agua.
 
Sin embargo, el líder gremial desestimó esta hipótesis, pues según él, los productores lecheros del Quindío no han tenido estos incrementos en la producción. (Lea: Inconformidad entre ganaderos tras plan de choque del Minagricultura)
 
“Al revisar los promedios que están manejando los ganaderos afiliados al comité, yo he visto que se siguen sosteniendo en la misma producción. Creemos que esto puede estar generado por los contingentes de leche en polvo que ha entrado, lo que genera una disminución del consumo interno”, precisó.
 
En efecto, el malestar de los productores de todo el país ha sido las enormes cantidades de productos lácteos que ha importado la industria. Solamente en el primer trimestre ingresaron más de 16 mil toneladas de leche en polvo.
 
Otro problema ha sido el reciente paro de maestros, que duró 37 días. Esto se debe a que se han detenido las compras de derivados lácteos que se incluyen en los refrigerios que los estudiantes consumen en los colegios. (Lea: WhatsApp de un productor de leche al Minagricultura)
 
Para el director ejecutivo del comité, también resulta preocupante la disminución en el pago. Según él, ganaderos han reportado una baja de $40 y $50, mientras que otros les han reducido hasta $200 por litro de leche.
 
Hernando Molina, presidente de la Asociación de Productores Agroindustriales, Asoproagro, en el municipio de Filandia, ha sido uno de los voceros más críticos del bajo precio de la leche, que se ha mantenido en el mismo rango desde hace 10 años.
 
A los que tenemos tanque frío, nos pagan a $971. La gente que no tiene acceso a tecnología, está en un promedio de $800-$850. Hace por lo menos 10 años que no varía el precio”, contó. (Lea: Precio de la leche también disminuyó en la región Caribe)
 
Finalmente, el líder del Comité de Quindío insistió en que el Gobierno debe generar una política pública para formalizar el acopio y evitar estas variaciones tan acentuadas, pues de lo contrario el negocio se hace insostenible.
 
“Para eso hay que hacer una tarea muy grande, por ejemplo en materia sanitaria. Para uno poder estar vinculado al sector formal, todos los hatos tienen que estar certificados libres de brucela y tuberculosis, que representa unos costos considerables para el ganadero. Yo creo que debe haber una política que apoye y fomente este tema de carácter sanitario, es el primer paso que hay que dar”, sentenció Tejada.