Así funciona el ciclo completo de la ganadería

Por: 
CONtexto Ganadero
07 de Junio 2016
compartir
ciclo completo de la ganadería, ganaderías de carne, sistema productivo, cría, levante, ceba, ventajas del ciclo completo de la ganadería, CONtexto ganadero
En los ciclos completos es común que los animales estén divididos por lotes de acuerdo a las etapas, ya sea cría, levante y ceba y que se realicen programas de mejoramiento genético. Foto: decisionganadera.com.ar.
La principal característica de este modelo, que es utilizado por muchas ganaderías de carne, es que no solo se enfoca en un subsector, sino que en él se realiza el ciclo completo, refiriéndose a esto como manejo de ganado de cría, levante y ceba.
 
Es estos sistemas es común que los animales estén divididos por lotes de acuerdo a las etapas, que se realicen controles de monta y mejoramiento genético, que la alimentación sea a base de pastoreo con rotación de potreros y se manejen las cargas.
 
Carlos Grajales, ganadero de cría, levante y ceba en el norte de Urabá, entre Antioquia y Córdoba, señaló que en su empresa las explotaciones para cada etapa se manejan por separado. Allí tienen ganado Cebú comercial. (Lea: 5 recomendaciones para tener crías bovinas más productivas)
 
“En la cría, los animales comerciales se destetan a los 8 meses y medio, se palman cada 60 días, se manejan programas de inseminación con la raza Angus para obtener hembras F1 que se sirven con toros Guzerá o Brahman y esos productos, machos y hembras, se llevan hasta la ceba”, explicó.  
 
Agregó que a partir del destete empieza la etapa de levante que va por lo general hasta los 20 meses en los machos y 24 en las hembras. Apuntó que el ganado cebuíno que no queda preñado con inseminación artificial, es servido a los toros Brahman y los terneros que surgen de ese proceso son llevados a los fincas de levante.
 
El experto explicó que lo que diferencia la etapa de levante a la de ceba es la alimentación, pues los primeros comen en terrenos de loma con una calidad media, mientras que los segundos normalmente pastorean en las tierras más planas y bajas, con una mejor oferta de forraje.
 
Grajales señaló que el ciclo de su empresa, es un poco más largo que el de otros, pues los productores terminados que salen son de ganados muy gordos con edades entre 36 y 30 meses con pesos de entre 530 y 550 kilos. (Lea: Levante de vacas y toros, negocio para ganaderos fuertes)
 
Iván Muñoz, ganadero ubicado en Córdoba y quien también realiza el ciclo completo, sostuvo que el objetivo de la cría es el autoabastecimiento para producir animales de extraordinaria calidad para sacrificio y proveer del producto a las grandes superficies y no depender de la oferta ni la demanda de terneros, ni de los ciclos de retención o liquidación de hembras.
 
Nosotros hacemos cruzamientos con vacas Brahman y toros Simmental buscando animales F1 con edades de sacrificio entre los 20 y 24 meses con 500 kilos de peso en el caso de los machos. Las hembras F1 que se obtienen cuentan con un mayor índice productivo, una gran habilidad materna y vigor hibrido y son preservadas”, comentó.
 
Muñoz precisó que en su ganadería los terneros se destetan entre los 8 y 9 meses con pesos que varían entre los 220 o 250 kilos. Anotó que los machos con estas características pasan inmediatamente a la etapa de levante que puede durar entre 6 y 7 meses, para luego pasar a los potreros de finalización, es decir, de ceba.
 
Según los expertos las ventajas de manejar un ciclo completo es que los cambios de oferta y demanda en el mercado no los afecta directamente y que en los momentos en donde los precios están en alza y hay escasez de animales, la comercialización es buena, directa y con valor agregado. (Lea: Consejos para iniciar en el negocio de ceba de novillos)