Consejos para iniciar en el negocio de ceba de novillos

Por: 
CONtexto Ganadero
04 de Diciembre 2014
compartir
engorde de ganado
La ceba de novillos requiere de esfuerzo y dedicación por parte de los ganaderos. Foto: http://eju.tv/2013/11/el-engorde-de-novillos-en-confinamiento-crece.
Animales que alcanzan el peso ideal para enviarlos a sacrificio en un plazo de tiempo corto, que rindan en canal y generen carne de calidad son los principios que debe tener presente todo productor que quiere hacer rentable el negocio de ceba.
 
Un artículo publicado en www.ganaderialatina.com resalta que los bovinos son rumiantes, y por ello, “algo muy importante es conocer qué comen, cuánto y qué alimentos dan más eficiencia en ganancia de peso diario”.
 
Entre los consejos dados al producto que inicia en el negocio se encuentra el encontrar la tierra para estacionar el hato. La cantidad de hectáreas a tener dependerá del número de animales a cebar.
 
Cabe resaltar que el predio no es simplemente donde permanece el ganado para ocupar un espacio, es la dispensa de alimento, por lo que se hace necesario tener una tierra fértil con forrajes de calidad. (Lea: Los factores a valorar para conservar terneros rentables para la ceba)
 
Ante eso, CONTexto ganadero consultó a expertos que resaltaron los puntos clave a valorar en el negocio de ceba de novillos, cuya esencia radica en la nutrición, bienestar animal, tierras y genética.
 
Sergio Emilio Cano, ganadero en Montería, Córdoba, dijo que el ganadero de ceba se debe enfocar en producir carne de calidad y en volumen. Para lo lograr estas metas es esencial buscar la tierra y pensar en el mejoramiento genético animal, con lo que además se consigue reducir el tiempo de ganancia de peso de los bovinos para enviarlos a sacrificio.
 
“Con animales de buena genética, con la adecuada alimentación y el buen manejo se logrará el cebado a temprana edad y tener carne de buena calidad”, indicó el productor. (Lea: 5 acciones para optimizar el predio ganadero con éxito)
 
Para evitar que los animales bajen de peso en época de verano, Cano recurre a la descarga de reses en el predio en el que no tiene la oportunidad de producir silo y heno.
 
Con relación a la calidad de la carne, consideró aconsejable dar a los animales pasturas e incluir prácticas de bienestar animal que se extienden a los trabajadores en el predio.
 
“Estamos trabajando el tema de bienestar animal para que no se haga daño a los animales y tener carne de calidad”, señaló el productor.
 
José Elías Manzur, ganadero en Córdoba, manifestó que lo primero a pensar en la ganadería de ceba es en el alimento que se proporcionará a los rumiantes, en cantidad y calidad, al asegurar que “el negocio es bueno pero con comida”.
 
Él aconseja a los productores disponer de suficiente pasto y saber administrarlo al hato bovino, porque el ganadero no siempre conoce la cantidad adecuada que debe suministrar. También es importante determinar si el forraje tiene los requerimientos nutricionales indicados en el proceso de pastoreo continuo, alterno o rotacional. (Lea: La ganadería no se regala a las peores tierras)
 
“El animal come sal, pasto y agua. Dar los 3 de buena calidad es lo más importante en la ceba. La salud y el manejo ya lo tenemos, lo más interesante es la nutrición”, apuntó Manzur.
 
Otro punto que resaltó el ganadero es la preparación técnica: “si el país, como dice el presidente (Juan Manuel Santos) necesita educación en general, un sector primario, como lo es el ganadero, la necesita más por ser el que menos recursos recibe en formación”.
 
Finalmente, Manzur recalcó en la importancia de formar a los ganaderos alrededor de los temas propios de la actividad para que hagan próspero el negocio, sobre todo cuando gran parte de los 500 mil productores pecuarios del país no tienen grado alguno de escolaridad.