Brote de estomatitis vesicular bovina sigue ganando terreno

Por: 
CONtexto Ganadero
23 de Octubre 2014
compartir
Estomatitis vesicular bovina
Además de Casanare, en los departamentos de Antioquia y Cauca ya hay brotes confirmados. Foto: Jairo Medina / Fedegán.
Cerca de 10 predios del municipio de Trinidad están en cuarentena luego de que el ICA verificara la presencia de la enfermedad. Además de Casanare, en los departamentos de Antioquia y Cauca también hay brotes confirmados.
 
El brote de estomatitis vesicular de sereología tipo jersey se sigue expandiendo y poniendo en riesgo más regiones del país. Cauca, Antioquia y recientemente Casanare, son hasta el momento las zonas confirmadas por el Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, en donde hay presencia de dicha enfermedad que perjudica seriamente las explotaciones pecuarias, debido a la disminución de la productividad en los bovinos. (Lea: Exigen al ICA controlar brote de estomatitis por falta de vacuna)
 
Los casos más recientes tuvieron lugar en el municipio de Trinidad, población en la que hasta el momento hay cerca de 10 predios confirmados con la presencia de la patología, mientras que la población bovina enferma ya llega a los 80 semovientes.
 
Jairo Medina, profesional en esta zona en Gestión Productiva y Salud Animal de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, aseguró que el ICA ha estado al tanto de la situación al punto de declarar en cuarentena los predios afectados. De igual manera, Medina pidió endurecer las medidas de bioseguridad para evitar una propagación de la estomatitis en otras población del departamento.
 
“Como en los laboratorios no hay existencia de la vacuna, los ganaderos han recurrido aplicar tratamientos profilácticos a las reses afectadas. Lo que hacen es usar yodo inyectable y azul de metileno, productos que evitan efectos colaterales y futuras infecciones en las áreas afectadas por la enfermedad”, expuso el funcionario de Fedegán. (Lea: Brote de estomatitis vesicular preocupa por falta de vacuna)
 
En Yarumal, Antioquia, se encuentra la población más afectada por el brote, razón por la que fue declarada en su totalidad en cuarentena y se prohibió la movilización de animales hasta que no se supere la crisis.
 
Mariano Restrepo, presidente de la Federación de Lecheros de Antioquia, Fedelán, destacó el interés de la seccional del ICA en Antioquia ya que los funcionarios han estado en Yarumal visitando predios y tomando muestras con el propósito de establecer la raíz o el patógeno que está causando la presencia de la enfermedad en el norte del departamento.
 
“En el municipio, tanto la Unidad Municipal de Asistencia Técnica Agropecuaria, Umata, como el Instituto Colombiano Agropecuario, han estado muy juiciosos con el tema. Ya adoptaron las medidas pertinentes, de hecho la semana anterior se hizo una capacitación con el epidemiólogo del ICA en la que participaron unos 100 ganaderos. Se está trabajando fuertemente, pero la enfermedad sigue presentando un foco alarmante y creciente, por lo que en ese orden de ideas la epidemia aún no ha parado”, indicó el dirigente regional. (Lea: 14 enfermedades sin control oficial atacan al ganado en Colombia)
 
No obstante, para el presidente de Fedelán es momento de tomar una decisión a futuro con la que se controle de forma contundente la estomatitis. La idea consiste en establecer un ciclo de vacunación anual en el que se aplique el biológico que previene este mal, ya que en palabras de Restrepo "esta enfermedad es igual de compleja a la fiebre aftosa".
 
En días pasados, Olga Lucía Díaz, subgerente de salud animal del ICA, afirmó que los brotes de la enfermedad se registran todos los años: “Pueden ser 200, 300, 400 o 500 focos al año”, aseveró al explicar que la estomatitis se comporta igual que la “fiebre aftosa en campo” y por eso es una patología de control oficial. 
 
Pese a que la misma funcionaria comparó a los 2 males, aseguró después que la enfermedad, que en la actualidad se extiende por el país, no se controla con vacuna; solo donde es persistente y arroja pérdidas económicas en aquellos lugares en los que se aplica el inmunológico como sucedió hace un tiempo en el departamento de Caldas. (Lea: Alerta en Boyacá por brote de estomatitis vesicular)
 
“Vacunar no es una de las estrategias para controlar la estomatitis, si hay peste porcina o fiebre aftosa se hace inmediatamente un cerco de vacuna, pero en este caso es completamente distinto”, concluyó Díaz.
 
¿Qué es la estomatitis vesicular bovina?
 
La estomatitis vesicular, EV, es una enfermedad viral que afecta las especies bovina, equina, porcina, ovina, caprina, algunas especies silvestres y potencialmente al ser humano. (Lea: Las 4 sarnas que atacan al ganado bovino)
 
Produce  fiebre, aftas, vesículas y erosiones en la cavidad oral, pezones y patas, salivación intensa y disminución de la producción.
 
El virus se transmite por contacto directo, mediante inhalación a través de la boca, o daños en la piel. Las fuentes de infección directa son la saliva, y el epitelio de las vesículas rotas.