Con $10 000 millones y urgencia manifiesta arrancarán obras de mitigación en Salamina

Por: 
CONtexto ganadero
09 de Octubre 2020
compartir
Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, Piñón, Salamina, vía de la prosperidad, carretera magdalena barranquilla, Río Magdalena, erosión piñón, erosión salamina, erosión río magdalena, Asoganorte, senadores del caribe, Canal del Dique, daño de salamina, qué pasa en la vía piñón salamina, Corpamag, recursos obras piñon salamina
El plan de acción apunta a un dragado en la isla formada en el sector del Tamarindo, que viene agudizando la problemática. Foto: Cormagdalena.

El Ministerio de Hacienda le otorgó ese cupo a Cormagdalena para que arranquen las obras de mitigación en la zona y evitar una catástrofe similar a la del Canal del Dique.

 

Con el propósito de atender la emergencia de erosión fluvial que se presenta en el kilómetro 2.4 de la vía que comunica a Salamina con el municipio de El Piñón, en el departamento de Magdalena, el Ministerio de Hacienda y Crédito Público aprobó un cupo de $10.000 millones a la Corporación Autónoma Regional del Río Grande de la Magdalena (Cormagdalena), para contratar las obras de dragado que permitirán inducir el caudal del río hacía el brazo izquierdo, disminuyendo las velocidades en la margen derecha y frenar el fenómeno de socavación de orilla. (Lea: Pese a las obras, erosión de Salamina sigue creciendo)

 

En comunicación firmada por Claudia Marcela Numa, directora general de Presupuesto Público Nacional del Ministerio de Hacienda, se confirma la asignación de $10.220 millones a la corporación para atender la emergencia que se presenta en la zona.

 

El compromiso del Gobierno nacional ha sido permanente para atender la situación, logrando la destinación de $10 000 millones del Presupuesto General de la Nación para empezar a intervenir el río y evitar que se siga socavando la orilla y poder devolver la tranquilidad a los pobladores”, expresó la ministra de Transporte, Ángela María Orozco.

 

Por su parte, Pedro Pablo Jurado, director de Cormagdalena, explicó que se realizará un dragado inducido y controlado de la isla formada en el sector del Tamarindo, que agudiza la problemática de la margen que colinda con la vía entre Salamina y El Piñón. Dicho dragado tiene como propósito inducir el caudal del río hacía el brazo izquierdo, disminuyendo las velocidades en la margen derecha. (Lea: Ganaderos piden atención al daño de Salamina)

 

El funcionario reveló que este miércoles se expedirá la resolución para decretar la Urgencia Manifiesta para iniciar el proceso de contratación de las obras de dragado. Este proceso será publicado en la página web de la entidad.

 

"Esperamos que prontamente el contratista seleccionado inicie las labores de dragado que nos comprometimos a desarrollar en Salamina como una primera fase de intervención para la protección de orillas en el municipio. De esta manera, el Gobierno le sigue cumpliendo a los habitantes de la región", aseguró el director de Cormagdalena.

 

Plan de Acción

 

El plan de dragado hace parte de las acciones acordadas en el Consejo Departamental de Gestión de Riesgo de Desastres realizado el domingo 30 de agosto en Santa Marta, liderado por el gobernador del Magdalena, Carlos Caicedo, y donde el Gobierno Nacional, a través de la UNGRD, Invías y Cormagdalena, se comprometió a iniciar las obras de protección de orilla y un nuevo trazado de la vía, para atender la emergencia presentada en Salamina. (Lea: Erosión de Salamina podría repetir tragedia del Canal del Dique)

 

De igual forma, hay que recordar que desde el pasado 30 de agosto, fecha en que se aceleró la erosión del río Magdalena sobre la vía Salamina – El Piñón, a la altura del kilómetro 99700, la cual generó la pérdida parcial de la banca, el Instituto Nacional de Vías inició las labores para desplazar 5 metros el eje de ese corredor y habilitar el paso por esta carretera, que es monitoreada las 24 horas del día por parte de funcionarios de la Entidad.

 

Las entidades nacionales hacen parte del Puesto de Mando Unificado (PMU), que se activó en el Consejo Departamental de Gestión de Riesgo de Desastres, y donde se hace seguimiento permanente a las condiciones del río Magdalena y al fenómeno de socavación que se presenta por la erosión fluvial. En una segunda fase se trabajará en la estabilización permanente de la orilla.