Denuncian que la carne que se consume en Ipiales proviene de mataderos clandestinos

Por: 
CONtexto Ganadero
13 de Febrero 2013
compartir
Decomiso de carne en Ipiales.
De acuerdo con las cifras de Fedegán, en Nariño solo hay 8 plantas de beneficio animal que no realizan sacrificios de manera clandestina. Foto: Alcaldía municipal de Ipiales.
De acuerdo con Laura Mora, profesional de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, los sacrificios de animales se llegan a realizar en los patios de las casas. Ante esta situación, la Policía decidió llevar a cabo labores de inspección durante las cuales decomisó carne en mal estado, incluso en las plazas de mercado.
 
Como si fuese un tema cotidiano, Laura Mora, profesional de Fedegán en el municipio de Ipiales, sostuvo que el sacrificio de animales se realiza bien sea en las partes traseras de las casas o en plantas de sacrificio sin certificación del Invima.
 
La gente compra la vaca, la sacrifica en el patio y la pone a la venta en cualquier carnicería, porque aquí no hay plantas de sacrificio que cumplan con las normas que exige la ley”, explicó Mora. (Lea ‘La Sevillana, carne de todo tipo sin estándares de calidad’)
 
Según las cifras de la Federación, en Nariño solo hay 8 plantas de beneficio animal que no realizan sacrificios de manera clandestina, mientras que el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos, Invima, indica que en todo el departamento solo hay 1 planta que cumple con los requerimientos exigidos para pdoer realizar este tipo de actividad.
 
Al no existir ningún tipo de control sanitario para la carne, ni para su venta, el producto se comercializa de manera indiscriminada, inclusive en la plaza de mercado del municipio.
 
La ciudadanía decidió avisar a las autoridades y gracias a las denuncias realizadas por la comunidad y los registros que tiene Fedegán, la Policía de Carabineros realizó el decomiso de más de 100 kilos de carne que estaba en mal estado.
 
“La carne estaba en pésimas condiciones y sin tratamiento alguno. En la mayoría de los casos es traída desde otros Municipios de la Provincia en las cajuelas de los vehículos, lo que no garantiza su tratamiento higiénico”, aseguró Mauricio Cisneros, secretario de Gobierno municipal.
 

Asimismo, Laura Mora recordó las claves para identificar el estado de la carne que se consume, “hay que tener en cuenta los colores y los olores: una carne de rojo intenso, oscuro, no se debe consumir; el olor putrefacto que tiene este producto es otra característica para evitar su consumo, se trata también de que la gente se cuide y no se contagie de enfermedades”.