El abigeato se ha convertido en una “mafia”, asegura productor

Por: 
CONtexto ganadero
05 de Agosto 2022
compartir
El abigeato se ha convertido en una “mafia”
Los productores dicen que los controles de las autoridades solo son 'pañitos de agua tibia' porque el abigeato nunca se acaba. Foto: transitocesar.gov.co

La inseguridad ha generado que muchos ganaderos del Cesar alcen su voz ante el notable incremento del abigeato, amenazas y secuestros. Los productores consideran que es el Gobierno junto con autoridades, quienes tomen medidas y un adecuado control.

 

Hernán Garcia, representante de Fegacesar, en conversaciones con este medio expone que la inseguridad en el campo del departamento del Cesar es el reflejo de lo que se ve casi en toda la Costa Caribe en donde el abigeato está golpeando a los ganaderos. (Lea: La inseguridad vuelve a tomar fuerza en muchas de las regiones de Colombia)

 

En palabras de García, “se meten personas a las fincas, se apoderan de los animales, los descuartizan, cogen las mejores carnes para comercializarlas en los pueblos y en las ciudades, donde se consume gran parte de la carne sacrificada en el monte porque desgraciadamente hay muchos mataderos que no están autorizados”.

 

Esta región del país tiene deficiencia de mataderos, pues en muchos municipios no tienen un establecimiento para el sacrificio de bovinos de manera adecuada, lo cual es aprovechado por los delincuentes para cometer el delito de abigeato.

 

Hay ciudades como Valledupar donde se consume un porcentaje bastante representativo de carne sin procedencia clara. Aquí entra carne legal de Barranquilla, del Éxito, Olimpicas y otras cadenas, otro porcentaje son sacrificados de manera legal en el matadero de Colesar y una pequeña parte de Villanueva, pero un porcentaje muy alto viene de los potreros de las fincas aledañas a la ciudad”, describe García.

 

Para el dirigente hay personas que tienen años de estar trabajando en esos negocios con expendios en diferentes partes lo que se ha convertido en una “mafia” que ha sido casi que imposible controlarla, siendo “un cuello de botella para la producción ganadera”.

 

En palabras de García, “existe un gran porcentaje de ganaderos afectados que ponen la denuncia, pero hay una parte que no lo hace porque piensan que esta situación no tiene remedio. Además, que detienen a los delincuentes, pero los sueltan con facilidad”. (Lea: Conozca qué están haciendo los productores para contrarrestar la inseguridad)

 

Ante esta triste realidad, los productores han hecho reuniones con frecuencia tanto el comité de ganaderos de Valledupar como todos los comités del departamento con las autoridades gubernamentales, policiales y del ejercito.

 

Según García, “esto ha sido como pañitos de agua tibia porque realmente se nota la presencia y el ímpetu de ellos un ratico, pero con el tiempo van dejando de hacerlo y volvemos otra vez a recaer. Aquí se han hecho conexiones telefónicas de todas las fincas con las autoridades, pero eso no ha dado el resultado que todos esperamos”.

 

Es por esta razón que el líder de los productores en el Cesar asegura que el gremio ganadero pide un control que sea más efectivo, de tal forma que sean las autoridades quienes se encarguen de cumplir las leyes para que los delincuentes sean judicializados y condenados porque cometen un delito que está afectando totalmente a una comunidad.

 

Por salud publica este delito también afecta a la ciudadanía en general, pues nadie sabe qué animal puede estar sacrificándose, si está en condiciones de sacrifico o no”, comenta García.

 

Finalmente, el mismo productor del Cesar dice que no solo se está presentando este delito, sino también que se está perjudicando la integridad de los ganaderos debido a que hay unas organizaciones encargadas de secuestrar, extorsionar, presionar a los productores para quitarles el dinero. (Lea: La inseguridad sigue preocupando a los ganaderos del país)