"El Niño no ha desaparecido en Colombia": Ideam

Por: 
CONtexto Ganadero
01 de Octubre 2014
compartir
Ganado sin alimento.
Los ganaderos deben aprovechar las aguas lluvias que caen en la actualidad para afrontar la sequía que se verá en lo que resta de 2014. Foto: SectorAgropecuario.
Aunque ha llovido en algunas zonas del país, la probabilidad de ocurrencia de la ola de verano ha aumentado 72 %. Ante eso, conozca las medidas a seguir para que no falte el líquido en su predio ganadero.
 
Llega el mes de octubre con temor en los predios agropecuarios. El motivo: de acuerdo con el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia, Ideam, durante el último trimestre de 2014 se intensificará el fenómeno de El Niño.
 
De acuerdo con Ómar Franco, director del Ideam, aunque se está anunciando la mayor temporada de lluvias en el segundo semestre del año, no se debe perder de vista a El Niño. (Lea: En materia de clima, Colombia no conoce término medio)
 
“En el último mes la probabilidad de ocurrencia de El Niño ha aumentado al 72 % y aunque las precipitaciones hayan llegado, no significa que se haya deshabilitado el verano”, aseguró Franco.
 
Asimismo, el director del Instituto explicó que desde su despacho vienen realizando una serie de advertencias por el impacto que tendrían las lluvias en este segundo semestre. (Lea: Comienza a ceder el verano en el país, siguen las capacitaciones)
 
Obviamente las lluvias no nos pueden distraer la atención sobre los ejercicios de prevención que tengamos que implementar para atender las llegada del fenómeno, porque El Niño no ha desaparecido en el país”, aseveró Omar Franco.
 
El verano con probabilidad de seguir 
 
A finales del pasado mes de agosto, el Ideam registró la probabilidad de ocurrencia de El Niño en un 65 %, mientras que durante los últimos días de septiembre, dicha probabilidad aumentó al 72 %.
 
Esto, según cuenta el director del  Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia, se debe a un proceso de calentamiento y unas ondas Kelvin que han venido atravesando la cuenca del Pacífico y han incrementado la probabilidad de que se dé el fenómeno. (Lea: Ganaderos del país están mejor preparados para enfrentar El Niño)
 
Las lluvias no nos pueden distraer. Tenemos que aprovecharlas al máximo para evitar una dificultad hídrica al final de 2014 y comienzos de 2015. Nosotros no hemos bajado el alerta, todo lo contrario: seguiremos haciendo monitoreo”, ultimó Franco.
 
Lluvias, la otra cara de la moneda
 
El Ideam asegura que ya existe alerta naranja por deslizamientos en departamentos como Antioquia, Cundinamarca, Caldas Santander, Tolima, Cesar, Cauca, Chocó y Nariño.  
 
Por este motivo existe latente la necesidad de activar de manera inmediata los comités de prevención de desastres para que empiecen un proceso de monitoreo permanente en estos sitios críticos de deslizamientos. Asimismo, es vital hacer un mantenimiento sobre los afluentes de agua y empezar a limpiar estos cauces para que no tengamos dificultades por las precipitaciones”, argumentó el director del Instituto.
 
La Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, UNGRD, dio algunas recomendaciones para este último trimestre del año. (Lea: Disminuye para este año la probabilidad del fenómeno El Niño)
 
Activar los planes ante la temporada de lluvias, los hospitalarios de emergencias, comités de seguimiento de embalses y represas, red vial y mantenimiento preventivo y correctivo. Así como fortalecer las acciones de comunicación y educación frente a medidas de prevención durante la temporada”, explicó la oficina de prensa de la Unidad.
 
Se espera que finalizando la primera semana de octubre, el Ideam realice estudios para tener una mayor certeza con respecto al pronóstico del clima nacional.