En materia de clima, Colombia no conoce término medio

Por: 
CONtexto Ganadero
23 de Septiembre 2014
compartir
Invierno en Colombia
Mientras en Norte de Santander las pasturas lucen quemadas por la intensidad del sol, en Barranquilla los arroyos ponen en aprietos a la población. Foto: CONtexto Ganadero.
Mientras en Santander y Norte de Santander hay zonas en donde hace varias semanas no llueve, por lo que hay racionamiento de agua; en el Caribe, el centro y sur del país, las precipitaciones de las últimas horas tienen en alerta a sus habitantes.
 
De intensas y prolongadas sequías a constantes y torrenciales aguaceros, así es la realidad climática que vive el territorio nacional, un lugar en el que no parece haber lugar para términos medios.
 
En los últimos días, fuertes aguaceros han caído en departamentos como el Atlántico, Magdalena, Quindío y Tolima, donde ya se han activado los planes de contingencia para evitar desastres. No obstante, en zonas como Santander y Norte de Santander hay poblaciones en las que claman por una gota de lluvia e incluso deben lidiar con cortes en el suministro del líquido. (Lea: ¿Qué es el cambio climático?)
 
Una de las regiones en donde más provecho le sacaron a las lluvias que cayeron fue en Nariño, les permitió a los productores de la región provisionar y estar preparados de cara al fenómeno de El Niño, que según lo anunciado por el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia, Ideam, no será tan fuerte y recio como se dijo inicialmente.
 
Según explicó Eudoro Bravo, director ejecutivo de la Sociedad de Agricultores y Ganaderos de Nariño, Sagán, el clima ha sido benévolo con los productores del departamento, ya que solo se han presentado 3 precipitaciones fuertes recientemente. Bravo destacó el interés de los empresarios de adquirir de forma anticipada alimento suficiente para sus semovientes, lo que les permite estár mejor preparados para la época seca. (Lea: El clima provoca 3 veces más desplazados que la violencia)
 
“Actualmente, hemos tenido algunas heladas que por fortuna no han ocasionado daños graves en las producciones agropecuarias del departamento, por lo que el panorama es alentador”, precisó Bravo.
 
Mientras esto ocurre en el sur del país, en Quindío, la Unidad Departamental de Gestión del Riesgo, activó su plan de emergencia en caso de que se presente alguna situación por cuenta de las lluvias que se han venido presentando en la región.
 
Diana Giraldo Liévano, directora de la unidad, señaló en diálogo con Caracol Radio, que en que en caso de que el invierno se presente en toda su magnitud, los municipios ubicados sobre la cordillera central serán los que requieran mayor atención ante la posibilidad de que se presenten deslizamientos. (Lea: Cambio climático agudiza la crisis ganadera)
 
“Seguimos con las campañas de sensibilización, estamos haciendo un trabajo intenso en los municipios de Filandia, Buenavista y Salento con los campesinos que son los que trabajan la tierra y la conocen mejor que cualquiera, para que eviten hacer quemas controladas y actividades en las laderas, para disminuir la posibilidad de derrumbes en caso de que se recrudezcan las precipitaciones”, sostuvo Giraldo Liévano.
 
Aunque en Quindío la posible llegada del invierno preocupa, en Tolima, estas primeras lluvias son recibidas con beneplácito, ya que la ausencia de agua se había prolongado más de lo esperado. (Lea: Los 4 temas que más preocupan a los ganaderos de Colombia)
 
Gustavo Barragán Mosquera, profesional en Gestión de Proyectos Estratégicos de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, en Ibagué, sostuvo que esta variación del clima ha golpeado con más intensidad a la capital del Tolima, El Guamo, Natagaima y Carmen de Apicalá, pero ya hay preocupación en Anzoátegui y Santa Isabel, ya que las vías terciarias empiezan a sufrir las consecuencias.
 
En el Caribe colombiano especialmente en Barranquilla, capital del Atlántico los arroyos son los que tienen en alerta a la población, los cuales se han originado por cuenta de las ondas tropicales del este. (Lea: Ganaderos le piden al Gobierno renovar convenio con Fedegán)
 
En los Santanderes no se aguantan el calor
 
Hacia el oriente del país, en Santander y Norte de Santander, esperan con ansias las lluvias. Anibal Parra, un ganadero nortesantandereano, en diálogo con este medio aseguró que en la región están muy preocupados ante la escasez de precipitaciones, ya que las pasturas están muy deterioradas y se van a demorar mucho en recuperarse, por lo que su alternativa es la suplementación. (Lea: Escasean las lluvias y la leche en Norte de Santander)
 
“Lo preocupante es que en el departamento ya se acabó la comida que hacía parte del programa de las bodegas y según lo que nos dicen es que no va a llegar nada más por ahora, por lo que nos va tocar comprar insumos más costosos”, acotó el productor.
 
Finalmente, Cristian Uzcátegui, director de pronósticos y alertas del Ideam, aseguró en Caracol Radio que para los meses de octubre y noviembre se espera el inicio la segunda temporada de aguaceros, los cuales ya se están presentando en el Atlántico y la región Andina, pero que paulatinamente se van a manifestar en las otras zonas del país.