En Norte de Santander inseminan con el mejor toro Blonde d’Aquitaine del mundo

Por: 
CONtexto Ganadero
26 de Noviembre 2015
compartir
inseminación norte de santander
En la segunda semana de diciembre se sabrá si hubo éxito en la inseminaciones. Foto: César Portilla Luna.
El proyecto de los empresarios le apunta a ser potencia en producción de alta calidad. La iniciativa logró que 17 receptoras de alta calidad recibieran el material genético con el que se espera que 10 vacas resulten preñadas. 
 
Una hacienda del municipio de Durania, en Norte de Santander, quiere convertirse en potencia en la producción de carne de alta calidad. Ese ambicioso proyecto busca en el largo plazo poder llegar a exportar animales en pie como en canal. (Lea: Blonde D’Aquitaine, raza capaz de ganar 1.000 gramos de peso al día)
 
La raza escogida para cumplir ese sueño fue la Blonde d’Aquitaine. Esta especie se caracteriza por ser un Bos Taurus con muy buena adaptabilidad. Sus delgados huesos y fina cabeza hace que las hembras no tengan problemas en el parto; la carne es denominada ‘fitness’, ya que no posee grasa; tiene más glándulas sudoríparas que cualquier otra, lo que permite su termorregulación; además posee células táctiles a lo largo de todo el cuerpo, que le ayudan a controlar las plagas.
 
Luego de la selección de la especie pensaron en comprar machos puros, pero eso incrementaba el costo total de la iniciativa, razón por la que buscaron otra alternativa: la inseminación in vitro. El proceso fue liderado por César Portilla Luna, zootecnista y especialista en reproducción bovina, a quien le encargaron la tarea de escoger las mejores receptoras del predio. (Lea: Informe: las mejores razas para explotaciones de carne y leche)
 
“Yo evalué varias hembras del hato y escogí las 17 más destacadas y con características para adelantar la inseminación. Luego se suscribió un convenio con la empresa Cryogen de Colombia, con la que se buscó que de las vacas que recibieron la genética, mínimo 10 queden preñadas, ese es el compromiso”, expuso el experto.
 
Ante la exigencia del proyecto y la demanda económica, la empresa nortesantandereana buscó lo mejor en genética, por eso escogió al toro Amaris. El semoviente es reconocido por ser el actual número uno a nivel mundial de la raza Blonde d’Aquitaine.
 
“Al ser un toro tan famoso, el semen se trajo hace mucho tiempo y estaba congelado en el país. Se compraron las pajillas y ya se adelantó el proceso de inseminación. En esa fase es en la que se encuentra el proceso”, precisó Portilla Luna. 
 
Las inseminaciones se llevaron a cabo el 31 de octubre, tras 45 días (segunda semana de diciembre), se deben hacer las ecografías y las palpaciones para comprobar si las receptoras quedaron o no preñadas.  (Lea: 7 pasos para realizar inseminación artificial de forma correcta)