En peligro de inundación 480 mil hectáreas en Nechí y La Mojana

Por: 
CONtexto ganadero
15 de Abril 2019
compartir
Temor por el desbordamiento del río Cauca, inundación de terrenos de Nechí, inundaci+on de seis municipios de La Mojana, desbordamiento desde hace 20 años, solución inmediata, cultivos de arroz, muerte de bovinos, construcción de barreras, ruptura de carretera en el punto Colorado, protección a ganadería y arroceros, CONtexto ganadero, noticias de ganadería colombiana.
“Hace 15 días se presentó la primera inundación en el punto Santillana”, dijo Jaime Camacho. Foto: Cortesía.

Ganaderos y dirigentes realizan un llamado al alto gobierno para que les soluciones urgentemente el problema del desbordamiento del río Cauca que lleva más de dos décadas. Hace dos años arrasó con todo lo que encontró a su paso por 480.000 hectáreas en esta región de La Mojana.

 

Los ganaderos y arroceros de los municipios de Nechí y La Mojana, solicitamos el apoyo del alto gobierno para que proteja los predios ganaderos y arroceros de esta región e impida que el desbordamiento de los ríos San Jorge y especialmente el Cauca, arrasen con todo lo que encuentre a su paso.

 

Así lo manifestó Jaime Camacho, ganadero de gran tradición, vicepresidente de la Asociación de Ganaderos y Agricultores del Bajo Cauca y Alto San Jorge, Asogauca y presidente del Comité de Arroceros de la seccional Caucasia.

 

No queremos vivir nuevamente la difícil situación de hace dos años en la que perdimos absolutamente todo por esta razón. (Lea: Situación en Ayapel se complica por cuenta del invierno)

 

El dirigente sostuvo que, “hace 15 días comenzó el invierno y tuvimos la primera inundación en el punto Santillana esta es una hacienda ganadera y arrocera y se inundaron 180 hectáreas de arroz donde el propietario tuvo que improvisar un desagüe con sus propios recursos”.

 

Según el líder gremial, adicional a la posible inundación, existe una ruptura de la carretera en el punto Colorado, ocasionado en el caño Barro que en caso de desbordar el río Cauca, se llevaría 300 metros de la banca.

 

El desbordamiento

 

“De suceder el desbordamiento del río Cuaca se ocasionarían múltiples daños como la inundación de 480.000 hectáreas e igualmente otros cultivos, en los que se encuentran pastos, cultivos de arroz, productos de pancoger, otros animales como porcinos y gallinas”, aseguró Camacho.

 

Quedaríamos incomunicados con los municipios de toda La Mojana y San Jacinto del Cauca y Nechí, subregión del Bajo Cauca del departamento de Antioquia. (Lea: Sector ganadero también está en alerta por posibles inundaciones)

 
Además se perderían en solo el municipio de Nechí, 4.000 hectáreas de cultivos de arroz, y en otros municipios, otra cantidad mayor.

 

“Asimismo se tendría que evacuar el 70 por ciento del ganado bovino del mencionado municipio”.

 

Para el directivo de Asogauca, la ruptura de la carretera mantiene las tierras con agua a tal punto que un aguacero de 150 milímetros las inundaría.

 

Antecedentes

 

“El desbordamiento del río Cauca es un problema de hace 20 años, de hecho, hace 2 años la zona estuvo totalmente inundada y eso generó la muerte de 2.000 bovinos en la región”, dijo Gustavo Gómez Gómez, presidente del Consejo de Nechí.

 

Reiteró que, hace 8 meses se construyó un dique artesanal que no funcionó como debería porque quedó muy cerca a la orilla del río Cauca y no tuvo la compactación adecuada ni el material transportado.

 

Ahora estamos en el proceso de realizar un convenio inter administrativo entre las gobernaciones de Antioquia y de Córdoba y las alcaldías de los municipios de Nechí y Ayapel, con el propósito iniciar la construcción de un dique más sólido. (Lea: Ganaderos piden compensaciones por terrenos que el río Cauca se llevó)

 

Dos urgencias

 

De acuerdo con Jaime Camacho, “Le hacemos un llamado al alto gobierno para que proporcione la solución de manera urgente y prioritaria”, resaltó Jaime Camacho.

 

Se requiere la construcción de dos kilómetros de dique marginal con retro excavadoras, buldoser y demás maquinaria necesaria para eso.

 

“También volver a sellar el punto con una compuerta o aletas que tuvo que romper el productor de la hacienda Santillana para que se desaguara su predio”, puntualizó.