Falta de comida obliga a vender a $1.600 el kilo en pie en Tunja

Por: 
CONtexto ganadero
04 de Marzo 2019
compartir
En Tunja venden el ganado a muy bajo precio, falta de comida en Tunja,  pequeños ganaderos perjudicados, pequeños ganaderos pierden poder adquisitivo, intenso verano, pierden el valor invertido en sus reses, bajo precio de venta, compradores aprovechan, CONtexto ganadero, noticias de ganadería colombiana.
Pequeños ganaderos pierden poder adquisitivo al vender las reses a muy bajo precio”, dijo Humberto Espitia. Foto: periodicoeldiario.com

Productores de la capital del departamento de Boyacá, no tienen como alimentar su ganado y esa situación es aprovechada por los que tienen capacidad de compra para adquirirlos a bajo precio y trasladarlos a los municipios de Tuta, Paipa, Sogamoso y Zipaquirá.

 

Pequeños ganaderos del municipio de Tunja se han visto obligados a vender su ganado a menos del 20 % de su valor de mercado, porque no tienen comida para alimentarlos y tampoco la posibilidad de comprar silos ni concentrados.

 

Así lo manifestó Humberto Espitia, zootecnista, especializado en nutrición y asesor pecuario de la Alcaldía de Tunja, quien dijo a la vez, que, “los productores han tenido que vender sus vacas y ganado gordo de 500 kilos a un precio de $800 mil”. (Lea: Tunja no tiene planta de sacrificio y la carne que recibe es ilegal)

 

Según el experto, "los que tienen capacidad de compra conocen la difícil situación de los pequeños ganaderos y vienen a las fincas, ofrecen ese precio y obtienen los animales a ese módico precio”.

 

Esta coyuntura obedece al verano intenso que enfrenta la región que prácticamente acabó con los pastos y la consecuencia es la notable escases de forrajes", agregó.

 

De acuerdo con Espitia, al pequeño productor le queda difícil adquirir suplementos basados en concentrados debido a los altos costos de venta que registran.

 

Los compradores pagan a $1.600 el kilo, que con respecto al promedio del mercado de $4.400 equivale a un valor inferior en $2.800 por kilo. (Lea: Precio del ganado cae en gran parte del país)

 

“El ganado lo compran y se lo llevan a otros municipios del mismo departamento de Boyacá para terminar su ceba o para sacrificarlos”, resaltó Espitia.

 

Dicho valor no responde a la inversión realizada en el animal pues este requiere de muchas cosas para su levante, como los forrajes, la sal, medicamentos y vacunas, entre otros gastos.

 

Para el nutricionista, quienes compran los animales se los llevan para el municipio de Tuta, donde las tierras son más frescas, pero también para Paipa, Sogamoso y Zipaquirá.

 

Lo más importante para los animales es la nutrición de los animales, pero eso tiene unos costos que los pequeños ganaderos no pueden cubrir. (Lea: Llegaría el esquema de subasta de ganado al departamento de Boyacá)

 

Por no tener comida para alimentar el ganado, los productores de Tunja se están perjudicando económicamente y están perdiendo poder adquisitivo”, puntualizó el zootecnista.