Faltan recursos para denominación de origen del queso Cerro Azul

Por: 
CONtexto ganadero
29 de Noviembre 2016
compartir
Queso Cerro Azul, Asociación de Ganaderos de Bolívar, Queso Cerro Azul del Valle, Derivados lácteos en Valle del Cauca, Valle del Cauca, producción láctea en el Valle del cauca, Denominación de origen Queso Cerro Azul, queso hilado tipo provolone Cerro Azul, recursos para producción de Queso Cerro Azul, Asoganabol, faltan recursos queso Cerro Azul, CONtexto ganadero, ganaderos colombia
El queso Cerro Azul es un producto de pequeños ganaderos del municipio de Bolívar, en el Valle del Cauca. Foto: Andrés Sinisterra - Asoganabol
Los pequeños productores del municipio de Bolívar, Valle del Cauca, que elaboran este producto necesitan más dinero para modificar sus instalaciones y obtener el registro Invima con el fin de comercializarlo en el resto del país.
 
Los miembros de la Asociación de Ganaderos de Bolívar, Asoganabol, decidieron utilizar la leche de sus vacas Jersey y criollas para fabricar un queso semi maduro. Escogieron el corregimiento Cerro Azul para instalar la planta procesadora por sus condiciones ambientales favorables y fue así como encontraron el nombre del derivado.
 
El 'Cerro Azul' es un queso hilado tipo provolone, con lineamientos técnicos de semi-maduración entre 15 a 20 días. Viene en diferentes presentaciones y combinaciones, como relleno de salsa de frutas, por ejemplo. (Lea: Buscan la denominación de origen para el queso Cerro Azul)
 
Los ganaderos llevan cerca de 2 años y medio tratando de conseguir el registro del Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos, Invima, y la denominación de origen para comercializar su queso con todas las de la ley.
 
Sin embargo, Luisa Rubiano, directora ejecutiva de Asoganabol, manifestó que hacen más falta más recursos para adecuar las instalaciones de la planta procesadora, adquirir nuevos equipos y maquinaria, y obtener el registro Invima.
 
“El registro Invima cuesta $8 millones. La demora es conseguir la plata, porque con eso ya podríamos comercializar libremente. Pero no podemos dejar atrás las instalaciones, porque deben estar en perfectas condiciones”, explicó.  (Lea: Ganaderos requieren planta para dar toque industrial a queso Cerro Azul)
 
Según ella, su objetivo no es conseguir el registro y empezar a vender el producto para que meses después la entidad sanitaria haga una inspección y les retire la aprobación por incumplir con la normatividad.
 
La dirigente gremial aclaró que el proyecto de fabricación del queso y la denominación de origen se planeó en un período de 5 años, que va por la mitad. En este tiempo, han tratado de buscar apoyos tanto del Ministerio de Agricultura y de la Gobernación del Valle, así como de entidades internacionales, sin obtener resultados satisfactorios.
 
Actualmente están a la espera de una donación de cerca de $20 millones para adquirir máquinas como una empacadora al vacío, una tajadora, refrigeradora, y equipos como mesas de acero inoxidable. (Lea: 3 productos que se fortalecen gracias a la denominación de origen)
 
La idea no es solamente producir el queso sino también otros derivados. Gloria Apache, productora de Asoganabol, indicó que tienen proyectado comercializar la leche y otros productos lácteos.
 
Sacamos quesos de alta calidad con ayuda del Sena. Queremos ampliar el mercado, formar empresa y más adelante tener yogures”, aseveró. (Lea: El queso del Caquetá tendrá su propia 'Denominación de Origen')
 
El problema es que ninguna iniciativa de financiación del Ministerio o de la Gobernación está enfocada exclusivamente al mejoramiento de la infraestructura y esto es un aspecto fundamental que requieren para salir adelante.
 
Los miembros de Asoganabol son conscientes de que no deben esperar de la asistencia del Estado para obtener recursos. De hecho, ya hicieron una inversión de sus propios ahorros.
 
“En este momento, Asoganabol está haciendo una inversión muy grande, pues para nosotros es grande, de $12 millones para adecuar el centro de acopio de Cerro Azul, para que cuando nos visite Invima entre enero y febrero, nos dé el visto bueno”, aseguró.
 
Para Rubiano, esta suma es importante, teniendo en cuenta que la asociación es una entidad sin ánimo de lucro. No obstante, ellos no se dan por vencidos y están seguros de que lograrán alcanzar su objetivo.
 
Yo estoy firme, esperando la oportunidad de que las cosas resulten y fluyan. Yo no me rindo con eso pero tampoco vamos a vivir atados a que si estas entidades no nos dan los recursos, no vamos a hacer nada”, declaró.