Ganaderos de Boyacá afrontarán cambio climático con silos y henos

Por: 
CONtexto Ganadero
13 de Septiembre 2016
compartir
Silos, henos, henolaje, silo de maíz, silo para el ganado
Con estos insumos, los productores podrán mitigar las complicaciones que genere el clima. Foto: CONtexto ganadero.
El trabajo mancomunado entre la Secretaría de Fomento Agropecuario del departamento y las diversas asociaciones de productores ha permitido la siembra de 400 hectáreas de maíz para convertirlo en ensilaje y henolaje. Se busca conservar alimento de cara a las épocas críticas. 
 
En Boyacá la lección se aprendió y prefieren poner en práctica el viejo adagio que dice: “es mejor prevenir que lamentar”. Las consecuencias del fenómeno de El Niño, la posibilidad de que el país sufra por cuenta de La Niña y las heladas, llevaron a la cartera agropecuaria del departamento y a los productores pecuarios a trabajar de la mano en la siembra y elaboración de silos y henos. (Lea: Ganaderos del país no están preparados para el fenómeno de La Niña)
 
Esa iniciativa busca principalmente mitigar los impactos de la variabilidad climática a la que no es ajena la región, por lo que han sembrado al menos 400 hectáreas de maíz para transformarlo en alimento de buena calidad para el ganado y así mantener la producción durante las temporadas en las que el verano o el invierno se hagan presentes.
 
Según explicó Jorge Iván Londoño, secretario de Fomento Agropecuario de Boyacá, el departamento también viene trabajando en el uso eficiente del recurso hídrico, eso se viene haciendo a través de la recolección y reserva de la mayor cantidad de agua lluvia.
 
Añadió que se han habilitado algunos distritos de riego y construido aljibes, mientras que el Ministerio de Agricultura donó 164 reservorios de geomembrana de 30 mil litros, por lo que hay buenas alternativas para almacenar el líquido vital. (Lea: Ganaderos del país aprenden cómo afrontar el cambio climático)
 
“Otra de las acciones es tener ensilaje y henolaje. Yo pienso que los productores deben estar en esa ola de prepararse para las épocas de sequía con la conservación de alimento. Nosotros estamos trabajando con las asociaciones en la consecución de silo, ya que hemos sembrado maíz para que haya comida suficiente para el invierno o el verano”, destacó el funcionario.
 
Juan Fernando Pérez Castro*, ganadero ubicado en Tunja, destacó las acciones implementadas y lideradas por la cartera departamental, ya que se han llevado a cabo muchas capacitaciones para que los productores comprendan y entiendan la importancia de prepararse de cara a los momentos climáticos críticos.
 
Sin embargo, el productor criticó la falta de tecnología que hay para elaborar los ensilajes y henolajes, por lo que a su juicio todo el conocimiento se queda en la teoría y son pocos los que llevan a la práctica el almacenamiento correcto de materias primas. (Lea: Paso a paso, aprenda a fabricar sus propios bloques multinutricionales)
 
“Lamentablemente el campo boyacense se está envejeciendo y preparar silos de maíz requiere una fuerza importante que muchos campesinos no tienen, por eso hace falta maquinaria que facilite el trabajo y les dé una mano a aquellos empresarios que poseen la materia prima pero no la fuerza para transformarla”, lamentó Pérez Castro.
 
Mientras que Oscar Triviño, ganadero con un predio en el occidente del departamento aseguró que hasta esa zona no ha llegado el funcionario ni se han evidenciado los planes de prevención contra los fenómenos climáticos. De paso confesó que la región está en permanente riesgo por cuenta de la Laguna de Fúquene.
 
“El municipio de San Miguel de Sema sería uno de los más afectados con un fenómeno de La Niña porque eso inundaría todo ese cordón lechero, por lo que es necesario que a esta región lleguen los proyectos que está promoviendo la Secretaría de Fomento Agropecuario”, sugirió. (Lea: 5 estrategias para preservar silo de calidad en las ganaderías)
 
Boyacá actualmente está produciendo un millón 500 mil litros, cifra que se vería disminuida ante un periodo de largas precipitaciones o verano. Es eso lo que quieren evitar en la región.
 
* Nombre modificado a petición de la fuente.