Ganaderos de Cesar beneficiados con convenio de Incoder y Gobernación

Por: 
CONtexto ganadero
11 de Noviembre 2015
compartir
Ministerio de Agricultura, Gobernación del Cesar, Incoder, secretaría de Agricultura del Cesar, Aurelio Iragorri, Pailitas, Valledupar, Asociación de Ganaderos de Pailitas, Asogampa, Agustín Codazzi, resguardo Wiwa, Pueblo bello, Aguas Blancas, producción ovina, producción ovina en Cesar, producción caprina, Contexto ganadero
La gran mayoría de familias recibirán aportes para impulsar la producción ovina en la región. Foto: Granja BUKARU, San Alberto Cesar. Revista Gaceta Ovina.
Más de 200 familias campesinas, víctimas de la violencia o pertenecientes a comunidades indígenas de diferentes municipios recibirán ayudas del gobierno para impulsar la productividad del sector ganadero y agrícola.
 
Ya está en marcha el convenio entre el Instituto Colombiano de Desarrollo Rural, Incoder, y la Gobernación del Cesar para apoyar a 207 familias del departamento que trabajan en el desarrollo de proyectos ovinos y de caña panelera, sectores que están tomando fuerza en la región.
 
Este acuerdo está dirigido a cualquier esquema de organización, llámese asociación de campesinos o juntas de acción comunal, y se otorgan recursos para montar o arrancar con el proyecto productivo de la organización”, precisó Wilson Solano Gracia, secretario de Agricultura de la Gobernación del Cesar.
 
Para escoger a las familias, el Incoder se remitió a un registro que había hecho 10 años atrás de personas beneficiadas con tierras, pero que hoy no tienen un sistema de explotación en los predios, y al registro de víctimas del Gobierno. (Lea: Ganaderos del Cesar hacen sentir sus voces ante crisis por sequía)
 
Se seleccionaron 5 asociaciones para percibir los recursos: la Asociación de Ganaderos de Pailitas, Asogampa; Asopromora de Agustí Codazzi, el resguardo Wiwa Yugumatún Bunkuanarúa Tayrona, la Junta de Acción Comunal de Pueblo Bello y la Asociación de pequeños productores de veredas del corregimiento de Aguas Blancas en Valledupar.
 
En Pailitas, Asogampa contará con apoyo para el establecimiento de producción ovina a través de la compra de ovinos hembras criollas, reproductores, siembra de pasto de corte y suministro de insumos y herramientas. Se beneficiarán 36 familias víctimas y 3 campesinas, con un total de $420 millones.
 
Carlos Moreno, representante legal de la entidad, manifestó que ya han comenzado a hacer adecuaciones en los terrenos, mientras esperan que la Gobernación gire los recursos.
 
"El objetivo es establecer una ganadería ovina para mejorar los ingresos de las fincas, pues tradicionalmente la gente ha trabajado con vacas y terneros", agregó Moreno.
 
Asopromora, que trabaja la caña panelera en la vereda 7 de agosto del municipio de Agustín Codazzi, obtendrá recursos para 13 familias víctimas y 19 campesinas, para el mejoramiento de 10 hectáreas de caña y el establecimiento de otras 33 hectáreas. (Lea: Sur del Cesar en crisis: no hay pastos ni suplementos bovinos)
 
También tenemos el proyecto de la construcción de un trapiche panelero y el suministro de equipos y herramientas necesarias para la elaboración de panela”, declaró Solano.
 
Este proyecto tiene un valor de $599 millones, de los cuales el Incoder aportó 400 millones, la Gobernación 20 millones y los asociados ayudarán con mano de obra que equivale a $180 millones.
 
En Tezhúmake, se priorizaron 93 familias indígenas del resguardo Wiwa. Ellos tendrán la oportunidad de establecer las producciones ovinas a través de la compra de ovejas criollas, reproductoras e insumos por $620 millones.
 
Igualmente, campesinos del corregimiento Minas de Iracal de Pueblo Bello recibirán apoyo no solo para fortalecer el sector ovino sino para la siembra de especies nativas, con lo que se beneficiarán 13 familias víctimas.
 
Finalmente, en el corregimiento de Aguas Blancas de Valledupar, 21 familias víctimas y 9 campesinas fortalecerán la productividad del sector ovino con una inversión cercana a los $320 millones. (Lea: El descalabro del agro del Cesar)
 
De las 207 familias seleccionadas para estas ayudas, 83 están registradas como víctimas del conflicto. El resto son familias campesinas que viven en sus parcelas en el sector rural, y las familias indígenas, aunque sufrieron mucho por el conflicto, se escogieron por las necesidades que tienen estas comunidades”, recalcó Solano.
 
La novedad de este convenio es que la Gobernación también comprometió recursos para impulsar la productividad del sector rural. Esto se hizo, según el funcionario, para demostrar que los entes nacionales y territoriales pueden trabajar de la mano con un mismo fin.
 
Para aprobar cada gasto, se organiza un comité conformado por el representante de cada comunidad, uno del Incoder y otro de la Gobernación. Además de autorizar los rubros, las entidades han trabajado con las comunidades de cerca.
 
“Cada proyecto está acompañado de las personas y capacitadas para el tema. Para los proyectos ovinos, se designó un veterinario en cada comunidad, y para el trapiche, un agrónomo y un experto que los asesore en la construcción y puesta en marcha”, explicó el funcionario. (Lea: Invierten $400 mil millones en sector agropecuario de Nariño)
 
El ministro de Agricultura, Aurelio Irragori Valencia; el gobernador de Cesar, Luis Alberto Monsalvo; y el secretario de Agricultura Wilson Solano Gracia, firmaron el convenio con representantes del Incoder por aportes de $2.100 millones, 2.000 millones del Incoder y $100 millones de la Gobernación.