Ganaderos de Norte de Santander dicen estar ‘secuestrados’

Por: 
CONtexto ganadero
29 de Julio 2020
compartir
ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, contexto ganadero, zonificación, zonificación ganadera, oie zonificación ganadera, 4 zonas ganaderas colombia, oie colombia, colombia libre de aftosa, josé félix lafuarie zonificación ganadera, ganaderos de norte de santander zonificación, ganaderos de la guajira zonificación,
Los productores piden al Gobierno capturar a los contrabandistas, pero no afectar al resto de ganaderos del departamento. Foto: Gobernación de Norte de Santander.

Una nueva polémica se generó luego de que la administración departamental asegurara que continúan los esfuerzos para garantizar que no se presenten nuevos brotes de aftosa. Sin embargo, desde los ganaderos sostienen que las medidas van en contra de la comercialización y el desarrollo del sector.

 

A través de un comunicado de prensa, la Gobernación de Norte de Santander, hizo un recuento de lo que ocurrió en 2017 cuando en la Zona de Protección de Norte de Santander, se presentaron 3 focos de fiebre aftosa en ganado vacuno, los cuales fueron controlados gracias a la adopción de medidas sanitarias oportunas, de acuerdo con el Código Sanitario para los Animales de la Organización mundial de Sanidad Animal (OIE). (Lea: Ganaderos de Norte de Santander claman atención al Gobierno)

 

Como conclusión del seguimiento de estos focos, se estableció que el ingreso de este virus al territorio nacional se dio desde Venezuela, producto del contrabando de animales desde el país vecino. Esta situación impidió que se pudiera solicitar la certificación de la zona como libre de fiebre aftosa con vacunación antes de 12 meses de la ocurrencia de foco. 

 

Según la Gobernación, desde entonces, el ICA no ha olvidado esta zona, por el contrario, esta administración durante el 2019 se reunió con un grupo importante de ganaderos de la región y adelantó acciones, con el fin de presentar la ZP (Zona de Protección) ante la OIE para ser certificada como una Zona Libre de Fiebre Aftosa con Vacunación.

 

Fue así como elaboró un plan de trabajo para llevar a cabo el diseño de los estudios de actividad viral e inmunidad, a través de la cooperación técnica de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), por medio del Centro Panamericano de Fiebre Aftosa (PANAFTOSA-OPS/OMS). Los estudios se efectuaron en los meses de abril y mayo del año 2019, pero los resultados del estudio de actividad viral no fueron satisfactorios, por lo cual no fue posible presentarlo ante la Comisión Científica de la OIE.

 

Está previsto en el II semestre del 2020, presentar ante la OIE las dos Zonas de Protección para el proceso de evaluación y certificación como zonas libres de fiebre aftosa con vacunación. De ser positiva la revisión por parte de la entidad internacional, se esperaría la certificación para mayo del año 2021, teniendo en cuenta los tiempos establecidos por la organización”, comento la gerente general del ICA, Deyanira Barrero León. (Lea: En Norte de Santander, ganaderos insisten que se sienten excluidos de temas sanitarios)

 

Por otra parte, el ICA ha realizado eventos de educomunicación en Cúcuta, Villa del Rosario, Toledo y Pamplona, con el fin de dar a conocer a todos los usuarios, las medidas implementadas por el Instituto para preservar el estatus sanitario. La Subgerencia de Protección Animal continuará agendando reuniones de socialización con los ganaderos de la zona.

 

Sin embargo, Andrés Hoyos Arenas, miembro del Comité de Ganaderos de Norte de Santander, Coganor, lanzó duras críticas tanto al ICA como a la Gobernación –no a la actual– sino a la que terminó periodo el pasado 31 de diciembre, pues a su juicio ya completan “12 años secuestrados”.

 

De acuerdo con el dirigente, como consecuencia del ingreso ilegal de ganado procedentes de Venezuela, país que desafortunadamente desde hace 15 años no vacuna con regularidad, los ganaderos de Norte de Santander –de los 2.135 kilómetros de frontera en común desde La Guajira hasta el Guainía– son los únicos que tienen zona de protección. Ni siquiera Arauca que tiene un contrabando incluso superior al nuestro, está bajo esa misma condición nuestra, en el caso de ellos se denomina alta vigilancia. (Lea: La mala hora del agro de Norte de Santander)

 

Lamentó que el ganado de Arauca tenga la posibilidad de llegar a la capital del país, mientras el de Norte de Santander ni siquiera puede ser enviado a Pamplona.

 

Con la nueva división del país bajo el esquema de zonificación, nosotros creíamos que íbamos a ser incluidos en la región oriental, pero Norte de Santander prácticamente pertenece es a Venezuela. Esa es la triste realidad”, argumentó.

 

Hoyos cuestionó la responsabilidad de controlar el ingreso ilegal de animales procedentes de Venezuela, ya que ese teme la compete al Estado y sus entidades como el ICA, la DIAN o la Polfa. (Lea: Zona de contención preocupa en Norte de Santander)

 

“Que hay ganaderos contrabandistas, seguramente sí, pero la responsabilidad del Gobierno es meterlos a la cárcel y que recaiga sobre ellos todo el peso de la ley, pero ¿por qué van a afectar a más de 19 000 ganaderos, en donde el 99 % de los cuales quieren hacer las cosas bien?”, concluyó.