Ganaderos participan en programa de mejoramiento genético

Por: 
CONtexto Ganadero
05 de Febrero 2014
compartir
Mejoramiento genéntico en Bucaramanga
Son 100 ganaderos los que se han visto beneficiados por el programa. Foto: Alcaldía de Bucaramanga.
El proyecto que empezó hace 2 años, ha logrado llevar beneficios a cerca de 100 familias productoras bovinas que habitan en cercanías a la capital de Santander, permitiéndoles ser más eficientes y productivas en su práctica.
 
A través de la Unidad Municipal de Asistencia Técnica Agropecuaria, Umata, de Bucaramanga y gracias al interés del alcalde, Luis Francisco Bohórquez, quien le apostó al desarrollo agropecuario de esta zona, se está llevando a cabo desde hace 2 años un proyecto de mejoramiento genético bovino, el cual ya ha beneficiado a cerca de 100 familias ubicadas en los corregimientos aledaños al área metropolitana de la capital santandereana.  (Lea: Carlos Gómez, el ganadero que más transferencias de embriones ha hecho en Colombia)
 
“Lo que buscamos es ayudar a que los niveles de sanidad, inocuidad, manejo y alimentación de los animales sean más altos, para que así no se transmitan enfermedades reproductivas y el ganado sea de gran calidad a la hora del consumo, además se convierta en una buena fuente de ingresos para los campesinos”,  explicó Alexander Bustamante Carvajal, veterinario de la Umata.
 
El programa de actividades se desarrolla semanalmente con las inspecciones a los corregimientos y a las fincas. En un mes se realizan 25 visitas que deben ser continuas para estar pendientes del proceso de inseminación y el desarrollo del mismo. (Lea: Fomentan mejoramiento genético en hatos de Nariño)
 
“Lo que hacemos es sustituir al toro por una pajilla de altísima calidad. Una vez la hembra quede preñada, la cría vendrá con mejor genética, logrando que la calidad de la raza, su carne y  leche sean mucho mejores”, expresó Jesús Zapata Páez, asesor de Asuntos Rurales del municipio de Bucaramanga.
 
Son varios los beneficios que genera esta iniciativa entre las 100 familias beneficiadas. No solo cambia la calidad en la producción del animal, el ingreso económico del campesino aumenta notablemente puesto que un novillo, con el proceso de vida normal, cuesta en el mercado aproximadamente $300 mil mientras que con el proceso de inseminación se valoriza hasta en $3 millones. (Lea: Ganaderos se modernizan con equipos de mejoramiento genético)
 
“Antes de que llegaran los técnicos de la Umata, teníamos un ganado muy bajito de peso, pero con la ayuda que nos han brindado, ha mejorado mucho el tema de alimentación, dándoles un mejor manejo a los animales. Y a eso le sumamos la inseminación, de donde ya extrajimos 2 crías gyr de alta calidad, lo que nos va a permitir a clasificar ganado y a tener así sea 10 vaquitas, pero que produzcan y sean buenas”, explicó remató Flórez, uno de los productores beneficiados.