Informe Especial: 4 cuencas de lechería doble propósito en Colombia

Por: 
Diego Castrillón Franco
16 de Octubre 2015
compartir
cuencas doble propósito
Aunque el país tiene muchas zonas de producción lechera, hay regiones en las que el doble propósito lácteo es su fuerte. Foto: CONtexto Ganadero.
La variedad climática del país es uno de los aspectos que se debe tener en cuenta a la hora de establecer un sistema ganadero. A las zonas en la que predominan las bajas temperaturas se les conoce como trópico alto y en las que el calor es constante son de trópico bajo.
 
En las zonas altas como Boyacá, Cundinamarca, Eje Cafetero, Nariño y Antioquia, el negocio ganadero base es la lechería especializada. Mientras que en la Costa Atlántica, la Orinoquía, los Santanderes y la Amazonía, la ganadería doble propósito es el sistema que predomina. (Lea: 5 razas lecheras y sus valores en calidad y cantidad)
 
Según datos de la Oficina de Planeación del Fondo Nacional del Ganado, FNG, para 2014, 8,2 millones de animales doble propósito produjeron alrededor de 3.639 millones de litros de leche anuales. Ante esa preponderancia que tienen las cuencas de lechería doble propósito, este diario le da a conocer el detalle de algunas de las más importantes que tiene Colombia.
 
Cesar: de agricultores a ganaderos
 
Es uno de los principales departamentos productores de leche en Colombia. Antes de la actual crisis climática que golpea a la región, producía entre un millón 200 mil y millón 400 mil litros diarios. Sin embargo, el prolongado verano ha generado que muchos ganaderos optaran por disminuir considerablemente su hato e incluso algunos decidieron abandonar la actividad.
 
El éxito de la lechería cesarense se debe a un fracaso anterior. Así lo explicó Jorge Saade Mejía, gerente general de la Cooperativa Integral Lechera del Cesar, Coolesar, quien sostuvo que tras el descalabro que vivió el departamento en materia agrícola, el camino que adoptaron los productores fue comprar vacas. (Reportaje: Ganadería doble propósito Vs. lechería especializada)
 
“Muchos le apostaron a la ganadería, que aunque no es el negocio más brillante del mundo, por lo menos es estable y le permite al empresario el día que necesite dinero, vender un animal y tener liquidez”, reseñó Saade Mejía.
 
Caquetá: queseros por excelencia
 
Ubicado en la selva Amazónica, tiene una de las producciones lecheras más eficientes del país. Según la Cámara de Comercio de Florencia, el año anterior se produjeron alrededor de un millón 250 mil litros diarios, logrando superar a Nariño y ubicándose como el quinto departamento con mayor producción láctea de Colombia.
 
El destino de esa leche es la elaboración de quesos, en su mayoría al conocido como queso salado industrial, que se comercializa generalmente hacia el interior del país (Cundinamarca, Eje Cafetero, Costa Pacífica y Antioquia). Es un derivado preindustrial que se dedica a la elaboración de amasijos. (Reportaje: Con el doble propósito de ser más productivos)
 
Otra buena parte de la leche es acopiada por cerca de 60 microindustriales regionales, que se dedican a la transformación del lácteo en quesillo, queso doble crema y algunos otros derivados.
 
Para Rafael Torrijos Rivera, presidente del Comité de Ganaderos del Caquetá, la presencia de la multinacional Nestlé y de Lácteos La Florida, han influido para que el acopio formal de leche aumente en el departamento.
 
“En el caso de La Florida, la compañía está ubicada en el municipio de Puerto Rico. Hoy por hoy, es la entidad productora de quesillo más grande del país, toda vez que responde al acopio entre 80 mil y 100 mil litros diarios. Nestlé recoge alrededor de 200 mil litros diarios, los cuales son condensados y transportados hacia una planta ubicada en la ciudad de Valledupar. Allí se dedican a la producción de crema de leche y algunas leches en polvo”, expuso el dirigente. (Lea: 4 ganaderías doble propósito en Colombia con tecnología de punta)
 
De los 16 municipios del Caquetá, la zona norte ha sido particularmente reconocida por su fortaleza lechera. Entre ellos están San Vicente del Caguán, que aloja la mitad del hato bovino regional, Puerto Rico, Doncello, Albania, San José y Belén de los Andaquíes.
 
Meta: la ganadería sembró esperanza
 
En la región del Ariari y la antigua zona de distensión, la producción bovina y la lechería son los vehículos generadores de paz. Hace 10 o más años, ese sector del departamento era uno de los principales productores de cultivos ilícitos, pero con el apoyo de agencias internacionales y programas gubernamentales, cientos de campesinos dejaron el cultivo de coca por la ganadería doble propósito.
 
Ese cambio les permitió a los productores tener la fluidez económica que necesitaban. Según Eduardo Arias, gerente del Comité de Ganaderos de Meta, municipios como Mesetas y Vista Hermosa, donde hace 6 años tenían una producción de 10 mil litros diarios, hoy en día están sobre los 50 mil. Es decir, hay un crecimiento exponencial de la lechería en la región y un impacto importante en la zona. (Lea: 7 claves para mejorar la ganadería doble propósito en Colombia)
 
“El departamento produce 500 mil litros de leche diarios, de los cuales el 50 % están en la zona del Ariari, ante ese panorama nosotros debemos cuidad y preservar la lechería, por eso estamos trabajando en las capacitaciones, trasferencia de tecnología y el fortalecimiento asociativo”, reseñó.
 
Atlántico: 4 años de fortalecimiento productivo
 
Tras la crisis climática que vivió el departamento, en donde las inundaciones por cuenta de la ruptura del Canal del Dique acabaron con miles de hectáreas y ahogaron decenas de animales, el actual gobierno departamental ha venido fortaleciendo la producción láctea a través de algunos programas que conllevan capacitación, adopción de tecnología, asesoría técnica y por supuesto un mejoramiento genético en pro de una mejor actividad lechera.
 
A eso se le suma, según explicó José de Silvestri, director ejecutivo de la Asociación de Ganaderos de la Costa Norte, Asoganorte, el fortalecimiento asociativo de los gremios locales y un robustecimiento empresarial de las cooperativas de pequeños productores que existen en el departamento, para que se integre el negocio ganadero desde el litro de leche que produce la vaca hasta su comercialización. (Lea: Raza Guzerá, la doble propósito más versátil)
 
“Hoy estamos en una producción total de 320 mil litros, de los cuales 180 mil llegan a la industria formal, el resto se queda en los acopiadores informales. Los municipios que siempre se han caracterizado por ser fuertes en la materia son Sabanalarga, Suan, Campo de la Cruz y Santa Lucía”, detalló el dirigente regional.
 
Atlántico tiene las 2 cooperativas más grandes de la región que son Ciledco y Coolechera, las cuales son aliadas importantes para la producción. A eso se le suma una ruta competitiva que va a permitir que el departamento tenga un clúster lácteo, iniciativa que se viene desarrollando actualmente.