Luz verde para recuperación de Vía de la Soberanía

Por: 
CONtexto Ganadero
21 de Octubre 2015
compartir
Vía de la Soberanía
El punto neurálgico de la vía está en San Bernardo de Bata, en Toledo. Allí los derrumbes y la caída de la banca son constantes. Foto: Alcaldía de Toledo.
El corredor vial que unirá a Norte de Santander, Arauca y Boyacá, recibió el apoyo del presidente Santos, tras el recorrido que el mandatario hizo por las poblaciones fronterizas. $200 mil millones van a ser destinados para su recuperación inicial.
 
Con mucha insistencia los transportadores colombianos pedían la recuperación de una carretera: la Vía de la Soberanía. Este corredor que conecta a 3 departamentos del oriente del país, está totalmente deteriorado, dificultando el ingreso y salida de la mercancía que va desde Arauca hacia Norte de Santander, sin necesidad de ingresar a Venezuela. (Lea: Construcción de 3 puentes en Guaviare beneficiará sector rural)
 
Después de mucho tiempo, la petición hecha por los conductores parece haber sido oída por el presidente Juan Manuel Santos, quien durante su reciente visita a Arauca, anunció una inversión de $200 mil millones para recuperar la carretera.
 
La Vía de La Soberanía es otra forma de dejar de depender de Venezuela. Esta carretera tiene que estar en la lista de prioridades de los proyectos de infraestructura. Para comenzar vamos a buscar $200 mil millones, para que sea una realidad lo más pronto posible. Será la primera cuota para seguir avanzando”, señaló Santos. (Lea: Con nueva vía en Sucre, ganaderos desplazan reses en menos tiempo)
 
Tras el anuncio, Luis Orlando Ramírez, director ejecutivo de la Asociación de Transportadores de Carga, ATC, vio con buenos ojos la intención manifestada por el mandatario de recuperar esta importante arteria que posee el país. El dirigente señaló que el punto más crítico de los 150 kilómetros está en el municipio de Toledo.
 
“En la vereda San Bernardo de Bata, al sur de Toledo (Norte de Santander), la banca se perdió toda. Cuando hay un invierno leve los derrumbes son una constante y nos podemos tardar días enteros en atravesar ese punto. Sin embargo, considero que los recursos anunciados por el presidente son pocos, ya que en días pasados el director del Invías señaló que eran necesarios $1.2 billones para dejar toda la carretera transitable, pero por algo se empieza”, argumentó. (Lea: Puerto Leguízamo: sin puerto y avión para salir, ni teléfono para llamar)
 
Para Ramírez la iniciativa del Gobierno es vital, ya que de esta forma los conductores de carga no dependerán de las carreteras venezolanas para hacer algunos traslados, disminuirán los tiempos de desplazamiento hacia las poblaciones fronterizas y les será más fácil movilizarse hacia la Orinoquía colombiana.
 
El corredor de 150 kilómetros empieza en el municipio de La Lejía en Norte de Santander y llega hasta Saravena, en Arauca. Del total de la carretera, solo se han pavimentado 21,5 kilómetros.