Meta: sin vías, incomunicado e inundado por cuenta de las lluvias

Por: 
CONtexto Ganadero
20 de Noviembre 2014
compartir
Invierno Meta
Media banca del puente que cruza al caño La Cal colapsó tras la intensidad de las lluvias. Foto: Pablo Velásquez / Fedegán.
Fuente de Oro, Granada, El Dorado, Cubarral y El Castillo, fueron las poblaciones más afectadas luego de que un puente colapsara, se anegaran varios predios ganaderos y cerca de 50 animales perdieran la vida.
 
Noviembre es un mes particularmente seco para los habitantes del Meta. Sin embargo, en el de este 2014 una serie de precipitaciones se hicieron presentes en el departamento generando inundaciones, derrumbes, caída de puentes y la muerte de animales por ahogamiento. (Lea: Ganaderos del país aprenden cómo afrontar el cambio climático)
 
Las poblaciones que resultaron afectadas por el temporal fueron Granada, Fuente de Oro, El Dorado, Cubarral y El Castillo; siendo esta última la que registró los daños más graves, pues allí un puente colapsó, perjudicando el ingreso y salida de transeúntes y ganado hacia otros lugares del departamento.
 
Así lucen algunas de las vías terciarias de los municipios afectados. Foto: Pablo Velásquez / Fedegán.
 
Pablo Velásquez, profesional en Gestión Productiva y Salud Animal de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, en Granada, explicó que en los municipios afectados se presentaron desbordamientos de los principales ríos y afluentes, lo que originó que se dañaran los cultivos y que incluso se vieran animales bajando arrastrados por la fuerza de las aguas. (Lea: 4 dolores de cabeza de Santander por el invierno)
 
“En Fuente de Oro se dañaron varias hectáreas de cultivos. Acá, en Granada, unas personas ubicadas en una vereda que se llama La Isla, quedaron completamente aisladas y tuvieron que ser rescatadas en helicóptero: mientras que en San Juan de Arama se vieron 5 animales bajando la Quebrada Onda que se convirtió en un río producto de la cantidad de agua que cayó”, explicó Velásquez.  
 
El profesional también señaló que en El Castillo aún no se ha logrado establecer el número de animales desaparecidos, los cuales se presume habrían muerto ahogados.
 
“Lo más grave fue lo que pasó en el puente que cruza al caño La Cal, una parte de la banca se cayó dejando incomunicadas 14 veredas dedicadas a la ganadería. Por ahora, 12 mil animales no han podido ser vacunados ya que no hay forma para acceder a los predios de esa zona. Nosotros esperamos que en una semana tengamos luz verde y podamos continuar con las labores de vacunación, porque de lo contrario será necesario reprogramar el proceso”, aseveró el funcionario. (Lea: El invierno empeora el estado de las vías terciarias en varias regiones)
 
Por su parte, Libardo Mora, vacunador y encargado de cubrir 18 veredas de El Castillo, le contó a este diario que tras las lluvias un total de 50 reses perecieron ahogadas, mientras que otras especies como caballos y cerdos también murieron a causa de las inundaciones. Mora aseguró que ante la carencia de vías solo ha podido realizar su labor en los predios de 4 veredas, por lo que espera que pronto se arregle el puente para continuar con su trabajo.
 
Las vías secundarias están totalmente anegadas, dificultando el paso de viajeros y
transportadores. Foto: Pablo Velásquez / Fedegán.
 
Finalmente, Santiago Salazar Uribe, secretario de Desarrollo Agroeconómico departamental, señaló que las cifras que se tienen son preliminares porque aún falta la visita a varios lugares a los que no se ha podido llegar por las condiciones de las vías, pero se espera en unos 8 días tener el censo terminado. (Lea: Lluvias inundaron fincas en Rionegro y Sabana de Torres)
 
La información preliminar reporta 4.928 hectáreas afectadas en cultivos como maíz, plátano, arroz, yuca, maracuyá, papaya, cacao, ahuyama, aguacate, soya, fríjol, cítricos y guayaba. Mientras que en la parte pecuaria se perdieron 60 mil peces, 2.977 aves de corral de pequeños productores y 28 cerdos.
 
La cartera Agropecuaria espera tener listo el censo el próximo viernes, con el fin de determinar el balance completo de las afectaciones y empezar a destinar las ayudas en favor de las familias más afectadas.