Polfa desarticula banda que introducía 4.200 reses de ganado de contrabando

Por: 
CONtexto ganadero
01 de Noviembre 2018
compartir
Banda Los Arrieros, contrabando de ganado bovino, funcionarios del ICA y ganaderos, ganado entraba por La Guajira, indígenas wayú, Polfa, Contexto Ganadero, noticias de ganadería colombiana.
“A la banda le incautaron 153 bovinos, que se estiman en un valor de $184 millones”, dijo Brigadier General, Juan Carlos Buitrago Arias. Foto: Cortesia.
La organización criminal se hacía llamar Los Arrieros y estaba conformada por 3 funcionarios del ICA y 4 ganaderos. Se calcula que introducía al país 350 cabezas de ganado bovino al mes. Realizaban las actividades necesarias para legalizar los animales.
 
La Policía Fiscal y Aduanera, Polfa, en acciones conjuntas con la Fiscalía General de la Nación, logró desarticular una estructura criminal, dedicada al ingreso, almacenamiento y distribución de ganado bovino de contrabando de origen venezolano.
 
Así lo manifestó el Brigadier General, Juan Carlos Buitrago Arias, director de la Polfa, quien a la vez informó que, “Tuvo muchos problemas en el desarrollo de estos procedimientos porque hubo asonadas y ataques contra la Policía y los vehículos de la Polfa por parte de contrabandistas unidos con los indígenas Wayú que buscaban que no se realizarán los operativos”. (Lea: Contrabando: amenaza a la ganadería)
 
La banda denominada ʿLos arrierosʾ, estaba conformada por 3 funcionarios del ICA (2 contratistas y 1 de planta) y 4 ganaderos.
 
Legalizaban
 
Los funcionarios del ICA, expedían y comprobaban bonos de venta, y asimismo, incluían información en la plataforma SINIGAN e instalaban los dispositivos de identificación nacional (DIN).
 
Según Buitrago Arias, “también expedían certificados de los animales, colocaban los precintos al vehículo transportador y comprobaban a través del SIGMA que los animales llagaran a su lugar de destino, para que el sistema los eliminara automáticamente del inventario y habilitará más cupos en los predios de los ganaderos”.
 
El ganado era ingresado a pie por la zona fronteriza de la Guajira y era conducido por indígenas Wayú desde Venezuela hasta Colombia.
 
En la mayoría de las veces el ganado era ingresado sin marca de hierros venezolanos, con el fin de poder marcarlos con los hierros registrados por los propietarios de fincas en Colombia, para así, darle apariencia de legalidad.
 
De acuerdo con el director de la Polfa, “el ganado ya en territorio colombiano era transportado en vehículos tipo camión 750 hacia fincas de la Majayura, y a otras ubicadas en sectores aledaños a Maicao”.
 
Allí legalizaban las vacunaciones, inventarios y guías para la movilización, para poder comercializarlos en cualquier parte del país sin ningún problema.
 
Por cada trámite de los documentos requeridos para la movilización de estos semovientes, que los funcionarios del ICA realizaban, los integrantes de esta organización les pagaban $153.000.
 
Otra modalidad utilizada, consistía en el sacrificio del ganado de contrabando, en mataderos clandestinos, para la posterior comercialización de la carne en canal. (Lea: En La Guajira carnean varias reses directamente en la finca)
 
$5.400 millones
 
“Finalmente este ganado y la carne, eran distribuidos en diferentes zonas del país, tales como Riohacha, Santa Marta, Medellín y Bucaramanga”.
 
Se calcula que esta organización criminal introducía al país 350 animales ilegales al mes, es decir 4.200 cabezas de ganado bovino al año cuyo valor comercial se estima en $5.400 millones.
 
El ganado era comprado en Venezuela por un valor equivalente a $500 mil y $600 mil pesos el kilo. Luego era vendido en Colombia entre $900 mil y un millón 500 mil por cabeza, esto es, 350 bovinos vendidos en $420 millones.
 
“La ganancia que esta actividad ilícita propiciaba era de hasta $240 millones mensuales”, resaltó el Brigadier General.
 
Durante el proceso de investigación en el cual cayó la banda Los Arrieros, las autoridades incautaron a esta estructura criminal 153 bovinos, que se estiman en un valor de $184 millones.
 
Desarticulado 33 estructuras
 
De acuerdo con el director de la Polfa, “este año hemos desarticulado 33 estructuras dedicadas al contrabando seis de las cuales se encuentran vinculadas con este flagelo del ganado”.
 
Se han intervenido 69 bienes que actualmente se encuentran en proceso de extinción de dominio a manos de la Sociedad de Activos Especiales.
 
“Además tenemos 560 personas capturadas, 22 de ellas vinculadas al contrabando de ganado”, destacó Buitrago Arias. (Lea: Ganaderos proponen soluciones para contrarrestar el contrabando de ganado)