Camilo Sarmiento, una vida con objetivos sostenibles

Por: 
CONtexto ganadero
12 de Septiembre 2022
compartir
Los objetivos sostenibles de Camilo Sarmiento
El productor asegura que el error del Gobierno Nacional es no darle continuidad a los procesos en el sector agropecuario. Foto: Cortesía

Camilo Sarmiento es un productor colombiano que ha participado en el reciente documental sobre ganadería sostenible. Su vida ha estado ligada al campo desde que era muy niño, por eso hoy le debe mucho al sector. Conozca su historia.

 

CONtexto ganadero tuvo la oportunidad de conservar unos minutos con este productor, quien cree fervientemente que la ganadería debe ser sostenible para lograr sobrevivir y sobresalir en la sociedad actual, razón por la que, junto con varios miembros de su familia, hoy es dueño de la Hacienda el Paraíso en Cundinamarca.

 

Este productor lleva toda su vida trabajando en ganadería, pues su familia era ganadera. Su finca está ubicada a dos horas de Bogotá, por lo tanto, está muy cerca a Chiquinquirá y ordeñamos a 2.600 m.s.n.m alrededor de unas 100 vacas, produciendo unos 2.000 – 2.100 litros. (Lea: 10 aspectos básicos que todo ganadero debe considerar para tener resultados positivos)

 

CONtexto ganadero (CG): ¿Cómo ve la situación actual de Colombia con la ganadería sostenible, teniendo en cuenta que por muchos años se ha estado trabajando en este tema? ¿Qué deben hacer los ganaderos y el gobierno para que el país pueda ser líder en ganadería sostenible?

 

Camilo Sarmiento (CS): Primero hay que tener claro que los ganaderos deben comprometerse un poquito así como la industria, pues a veces hay personas que implementamos tecnologías pero al que no implementa nada y ordeña muy regular le pagan lo mismo que a los que aumentan el proceso y esos ganaderos no se ven obligados a mejorar.

 

Hay pocos ganaderos y hay muchos propietarios de tierra, pero pocos productores que sientan y vivan de esto, pues cuando se vive de un negocio se trabaja todo el día con las propias vacas, por es me extraña ver ganaderos que me digan que hace seis meses o hasta dos años que no van a la finca.

 

Con respecto al Estado, a veces los planes de trazabilidad arrancan muy bien, pero al pasar del tiempo la respuesta de los encargados es que no hay presupuesto, es que vamos a empezar el otro mes y es ahí cuando nos preguntamos dónde quedó la trazabilidad. Entonces, se puede decir que el Gobierno Nacional tampoco es que tenga una continuidad en esos procesos.

 

En ese orden de ideas, creo que hace falta los productores que de verdad sientan pasión por el negocio. Además, a esto hay que sumarle que hacen falta unas políticas claras y continuas que tenga el Estado para verificar la trazabilidad de los productos; no olvidando que a la industria le hace falta premiar al que verdaderamente se compromete con tecnologías y con elaborar productos de alta calidad.

 

CG: Los ganaderos afirman que al gobierno le hace falta mirar más al sector, ¿qué piensa usted de esto y cómo ve la posición del Gobierno frente a los objetivos de la ganadería sostenible?

 

CS: El Gobierno siempre les ha exigido a los ganaderos que deben explotar bien, pero no le da los insumos para hacerlo. Por ejemplo, en este evento acabo de hablar con un ganadero que me cuenta que tiene su finca en el Vichada y tiene que sacar a los animales de su finca caminando cerca de 13 días, donde pierden dos kilos diarios, pero que es más fácil eso que meterlo en un camión donde pierden más kilos, entonces serían 15 días sacando el ganado hasta Puerto Gaitán para poderlo embarcar.

 

Entonces, qué le van a exigir a ese hombre en el Vichada, si no se le dan los recursos necesarios para llevar a cabo el negocio. (Lea: "Sosty es un canal para que todos seamos ganaderos sostenibles": CEO de Sosty)

 

Hay que tener claro que, si se hace un buen manejo, se mejora el suelo, el medio ambiente, hay más comida, pero el ganadero no tiene apoyo. Además, el productor tiene que comprometerse a tener menos, pero a producir más, teniendo claro que en eso está enfocado el mundo.

 

Debemos estar comprometidos a no llenar las fincas de ganados, solo produciendo de a cinco o seis litros porque se ve mucho, por eso estoy de acuerdo en que el Gobierno Nacional exija un poco, pero sí tienen que darnos unas herramientas.

 

Además, a veces pienso que las entidades regionales no están para ayudarnos, sino para mortificarnos un poco porque, por ejemplo, cuando sale un animal positivo a brúcela nos atacan, en vez de buscarle la solución porque el ganadero no tiene la culpa.

 

He visto que los programas no son para todos, pues el que quiere hacer las cosas bien con prácticas de manejo termina peor y esas personas terminan por retirarse de esos programas y nadie avanza porque cada día son menos los que tienen la iniciativa de certificarse porque el Estado no le brinda apoyo, más bien son como una piedra en el zapato.

 

CG: Finalmente quisiera que nos contara, ¿cómo debe ser el ganadero del futuro?

 

CS: El ganadero del futuro debe ser una personas proactiva, interesada, estudiosa y conocedora del nicho donde trabaja porque todos somos diferentes, cuando se habla de fincas. El predio del vecino y el mío son distintos, por eso el ganadero del futuro debe conocer su tierra y explotarla como debe ser. (Lea: “Las vacas de la ganadería ecológica viven más y mejor”)

 

Nosotros con este nivel de pastoreo, tenemos pocas emisiones, con una recuperación de la tierra buena. Entonces eso hay que hacérselo ver a la gente y a los productores del futuro, tratando siempre de mejorar las tierras para que haya mucha más comida para este mundo creciente.