10 aspectos básicos que todo ganadero debe considerar para tener resultados positivos

Por: 
CONtexto ganadero
11 de Julio 2022
compartir
Aspectos básicos para tener resultados positivos en ganadería bovina
El éxito de una finca ganadera pasa por diversos aspectos como la genética, la nutrición y la administración, entre otros. Foto: Fedegán FNG

Todo ganadero, sin importar si su finca es pequeña, mediana o grande, debe tener en cuenta ciertos aspectos que le permiten tener un resultado positivo y que su negocio sea rentable.

 

De acuerdo con lo señalado por el ingeniero agrónomo y zootecnista mexicano José Méndez Petterson, en una nota de ganadería.com, son diez los ítems a considerar por parte de cualquier ganadero y hacen referencia a genética, sanidad, instalaciones, medio ambiente, nutrición, manejo alimentario, bienestar animal, administración, personal, y, disciplina.

 

Méndez divide estos aspectos en tres grandes bloques como son las necesidades a cubrir de los animales; puntos de atención en las explotaciones; y, obligaciones personales de los ganaderos.

 

En el primer bloque menciona como uno de los ítems la genética, ya que cada raza ha evolucionado para adaptarse a su entorno, las condiciones climáticas y el tipo de alimento disponible. Por eso es muy importante seleccionar a los animales de acuerdo con las condiciones ambientales en las que se encuentra la finca y el tipo de alimento disponible en la zona. (Lea: La genética es la respuesta a los requerimientos del mercado

 

Un segundo tema es la sanidad y allí menciona como temas clave la desparasitación, vacunación, curaciones, limpieza, desinfección, entre otros, porque no es posible que los animales ganen el peso que se quiere si están enfermos y/o en un ambiente desagradable.

 

El tercer aspecto tiene que ver con las instalaciones y equipos donde menciona que más allá de contar con alta tecnología, lo que se necesita es tener el área adecuada de corral y comedero para cada animal, un bebedero con agua limpia y una sombra para que puedan descansar. Todas estas condiciones que no le permitan al animal estar tranquilo van a costar más dinero de lo que se cree.

 

En cuanto a los equipos, lo más importante es que le hagan la vida más fácil al ganadero o al trabajador de la finca y “para que eso suceda hay que saber que los manuales no son de decoración”.

 

El cuarto punto hace referencia al medio ambiente. Antes de construir, es de suma importancia tener en cuenta que, si está en un clima con mucha lluvia se van a necesitar corrales con pendiente, desagüe, techos para proteger a los animales y banquetas para evitar el lodo en los comederos.

 

En un clima seco, frío y con viento, son indispensables muros rompevientos. El clima indicará cómo debe construir las instalaciones, “solo tiene que voltear a ver cómo están hechas las casas de su región y visitar algunos establos para saber lo que se tiene que hacer”. (Lea: Aplique estas claves para establecer cortinas rompevientos en su predio)

 

Lo quinto es la nutrición y frente a ello lo importante es buscar productos que cumplan con las necesidades de los animales para lo cual la asesoría de un veterinario es de suma importancia, así como buscar en diferentes fuentes las características de lo que va a comprar.

 

Unido a ello está el sexto punto que es el manejo alimentario. Señala el autor que a los animales les encantan las rutinas, les gusta saber a qué hora van a comer, a qué hora van a limpiar el bebedero y a qué hora van a pasar a revisarlos. “Tienen un reloj biológico más exacto que el nuestro y cuando la rutina se rompe, se genera estrés, lo que genera problemas metabólicos y enfermedades”.

 

El séptimo aspecto es el bienestar animal y aquí lo fundamental es el respeto de las cinco libertades establecidas por la antigua OIE (hoy OMSA), como son: Libres de hambre, de sed y de desnutrición; libres de temor y de angustia (no agresión); libres de molestias físicas y térmicas; libres de dolor, de lesión y de enfermedad; y, libres de manifestar un comportamiento natural.

 

 

Atención en las explotaciones
 

El segundo bloque de aspectos a tener en cuenta para una ganadería exitosa es la atención en las explotaciones y aquí se encuentran los puntos 8 y 9 de los que conforman el decálogo propuesto por el autor.

 

El octavo es la administración y allí plantea que son pocos los ganaderos que llevan un excelente control de su negocio. “Por desgracia, muchos de los profesionales en el ramo no tienen bases sólidas en administración y finanzas, por lo que las decisiones se basan en el comportamiento animal y no en el desempeño económico de la explotación. Que un becerro esté ganando peso, no quiere decir que usted está ganando dinero”. (Lea: ¿Sabe cómo llevar a cabo un proceso administrativo en su finca?)
 

 

Por eso, sostiene, es muy importante llevar un registro de todo, que pueda determinar con precisión después de cada ciclo cuántos kilos aumentaron, cuánto comieron, cuánto costó el alimento y así calcular cuántos kilos de alimento se llevaron los animales para hacer un kilo de carne y el costo de esto. Hasta ese momento usted podrá saber si ganó o perdió.

 

Como noveno punto se encuentra el manejo del personal. “Todos en algún momento nos hemos quejado de algún trabajador y también todos hemos escuchado decir, usted hace como que me paga y yo hago como que trabajo. Como todas las cosas, un buen trabajador cuesta. No hay vuelta de hoja”.

 

El tercer bloque y donde está el décimo y último punto se relaciona con las obligaciones personales de los ganaderos y allí la recomendación es “dense a la tarea de aprender algo nuevo todos los días, tomen cursos, lean, vean videos, lo que ustedes quieran, nunca dejen de aprender, porque el conocimiento es la única manera de hacer mejor las cosas y de no dejarse engañar”.

 

Esto implica disciplina, “si usted no está completamente comprometido con lo que va a hacer mejor ni comience. Busque un trabajo para salir al paso y llevársela tranquila. Pero si tiene los pantalones para entrarle al toro por los cuernos, sea usted bienaventurado. Sin duda le va a ir bien, y de aquí en adelante le va a ir mejor. Aguante en los momentos difíciles y pida ayuda cuando lo requiera. Va a tener éxito”.