Conservar y producir sosteniblemente, un buen negocio para los ganaderos

Por: 
CONtexto ganadero
08 de Noviembre 2022
compartir
Productor en campo
La conservación del medio ambiente es una de las prioridades de los productores en Caquetá para obtener beneficios adicionales. Foto: Cortesía

El Comité departamental de ganaderos de Caquetá en el marco de una estrategia denominada “Pacto Caquetá, ceo deforestación y reconciliación ganadera” que se firmó en 2013 ha venido realizando múltiples actividades con toda la cadena de valor de la leche en temas de ganadería sostenible, apoyo a la industria y al incremento de la competitividad.

 

Uno de esos temas es el proyecto Reservas BOS&BIO, en el marco del cual se han realizado varias actividades entre ellas formación y fortalecimiento de los productores, según indicó Magda Triana, coordinadora técnica del proyecto.

 

Entre esas actividades está la de orientar todo el proceso productivo hacia la sostenibilidad y es así como se han escrito varios documentos como cartillas de ganadería sostenible y toda una cantidad de herramientas para que cada día la producción sea más intensiva (menos espacio), más competitiva y que libere la presión del bosque.

 

Ya algunos productores estaban listos para convertir parte de sus fincas en reserva natural de la sociedad civil pero necesariamente tienen que haber pasado todas las fases previas.

 

Con el apoyo de las industrias lácteas que son los aliados naturales se han gestionado ese reconocimiento de reserva natural ante Parques Nacionales Naturales lo cual ofrece una serie de ventajas y oportunidades aunque también algunas amenazas.

 

Esas personas que ya estaban conservando y habían modernizado su proceso de producción a una ganadería sostenible que piensa en biodiversidad, bienestar animal, sostenibilidad y productividad avanzan en ese reconocimiento. (Lea: Fincas ganaderas pueden ser Reservas Naturales de la Sociedad Civil)

 

Esto obedece a una metodología que está plasmada en la Ley 99 que dice, por ejemplo, cómo se debe dividir la finca y se corrobora a través de un dron de alta tecnología; se requiere una documentación, las personas deben ser propietarias de sus fincas y se surte un proceso grande que realiza una Fundación que es la aliada estratégica del Comité de Ganaderos.

 

Lo que está apoyando el proyecto es la constitución de 125 reservas naturales de la sociedad civil para que después de estar constituidas y luego de un diplomado en gestión de ganadería sostenible con un énfasis en conservación puedan ser reconocidas.

 

No se trata solamente de decirle a la gente usted tiene que hacer divisiones sino que se hace énfasis en qué enfermedades genera el estrés calórico en el animal, por qué su productividad se ve afectada por las condiciones ambientales, entre otros temas, indicó Triana.

 

Los beneficiarios van a hacer un diplomado que comprende seis módulos que están diseñados para hablar de ganadería orientada a la sostenibilidad y están haciendo una transferencia metodológica con una organización de ganaderos del Casanare que ya lograron hacer una primera negociación de bonos de carbono con la aerolínea Latam.

 

Lo que busca el Comité es que las reservas que ya estaban constituidas previamente y las nuevas sean un grupo más robusto para poder empezar el proceso de implementación para realizar la venta de bonos de carbono.

 

Lo que se está haciendo actualmente es una continuación de lo que se había hecho previamente de manera técnica con personas estratégicamente identificadas que creyeron en el proceso de productividad y sostenibilidad y que hace más de cinco años no realizan quemas ni presionan el bosque. (Lea: Ganadería en reservas nacionales de la sociedad civil en el Caquetá)

 

Son personas que van a poder aplicar a un incentivo mayor a través de los bonos de carbono y eso es porque no han deforestado en los últimos diez años, señaló.

 

Actualmente se está en la caracterización de beneficiarios, recibiendo toda la documentación y firmando un acta de compromiso para lo cual se hace previamente un taller donde se explica qué es una reserva, qué oportunidades y compromisos tiene pero también cuáles son las amenazas con la mayor transparencia para evitar problemas legales a futuro.

 

Como las personas se escogieron lo mejor posible, ha habido una tasa de efectividad bastante alta, es decir, personas que se comprometen con el proyecto desde el primer momento.

 

También la gente encuentra en esto una oportunidad de proteger su predio en momentos en que hay tanta incertidumbre con el tema de tierras con el actual gobierno, elevarlo a una categoría de parque natural y quedar  en el Sistema Nacional de Áreas Protegidas.

 

Hay dos indicadores importantes, los 125 beneficiarios deben sumar mínimo 10.000 hectáreas y aunque todavía no se han terminado de inscribir a todos se puede decir que esa cifra se va a superar fácilmente. (Lea: En Miraflores, ganaderos ajustarán esquemas al de reservas naturales)

 

Al tiempo se tienen que ir formando porque no es solamente decirle conviértase en reserva sino cómo se administra y le saca provecho. Además de hacer el diplomado van a tener visitas técnicas de un biólogo que hace un inventario en la fincad de cada uno, así como de un zootecnista y un médico veterinario para recoger unos indicadores productivos y ambientales.

 

En las 50 reservas que ya están inscritas en Parques Naturales unas se han demorado un año y otras llevan seis años y no lo han logrado entre otras razones porque por ejemplo las áreas de registro no concuerdan con las de la escritura o el cercado que se tiene no corresponde a nivel de coordenadas y ahí empiezan a salir a la luz una serie de problemas que tienen las personas con sus predios.

 

Entre que se revisa la documentación, se levantan mapas, ajustan y hacen el dossier se puede demorar tres meses. Como ya se tenían 50, el proyecto contempla 75 nuevos predios. Se tienen diez meses para radicar todos los dossier

 

En estos momentos avanza el mapa de fincas que mantenían manejo tradicional y hoy están convertidas en reservas naturales de la sociedad civil, con zonificación, división sostenible de praderas y Plan de Manejo Ambiental.

 

Para salir a vender los bonos se deben tener los 125 predios porque debe ser un grupo grande para que haya interés en el mercado.