La idea de que la ganadería es el mayor contaminante fue un error

Por: 
CONtexto ganadero
09 de Febrero 2017
compartir
Ganadería emisiones gas invernadero, ganadería contaminante, ganadería no es contaminante, ganadería sostenible, ganadería FAO informe 2006, ganadería FAO informe 2008, ganadería FAO informe 2013, María Cristina Amézquita, CONtexto ganadero, ganaderos Colombia
La científica María Cristina Amézquita ha participado en un sinnúmero de proyectos sobre ganadería sostenible y mitigación del cambio climático. Foto: Linkedin.
CONtexto ganadero consultó a una experta en ganadería sostenible y mitigación del cambio climático, que habló sobre el papel del sector pecuario y corrigió algunas ideas equivocadas sobre el impacto en el clima.  
 
María Cristina Amézquita ha sido consultora por el país en la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo y varios centros de investigación y universidades de América Latina.
 
Hablamos con ella sobre su investigación y el papel de la ganadería frente al cambio climático, aclarando la equivocación que generó un informe de la FAO en 2006 sobre el grado de contaminación de la actividad pecuaria.  
 
CONtexto ganadero (CG): Cuéntenos un poco de su trayectoria
 
María Cristina Amézquita (MCA): Yo soy matemática pura de la Universidad de Los Andes. Luego hice el máster en Estadística Matemática y Bioestadística en la Universidad de Cambridge en Inglaterra y luego hice mi doctorado en Ciencias Ambientales de la Universidad de Wageningen en Holanda. (Lea: Ganadería puede ser rentable y responsable con el medio ambiente)
 
Mi primer y único trabajo de tiempo completo y dedicación exclusiva ha sido con el Centro Internacional de Agricultura Tropical, CIAT, en donde aprendí muchísimo de investigación en agricultura y medio ambiente para países tropicales en vía de desarrollo. Fue a través del CIAT, que es un mundo de investigación internacional, que yo decidí hacer mi doctorado en Ciencias Ambientales, que es totalmente interdisciplinaria y que combina interacciones ser humano-naturaleza-sociedad.
 
CG: Usted ha dicho que hemos comprendido mal el término ganadería. ¿A qué se refiere con esa afirmación?
 
MCA: Hay que aclarar que la ganadería no se refiere únicamente a ganado vacuno o bovino. La ganadería se define como todo el conjunto de actividades humanas para la cría, cuidado, uso, mercadeo hasta llegar al consumidor final de todos los animales domesticables para producción de carne, leche, huevos, cueros y otros subproductos.
 
CG: En ese sentido, ¿puede hablarse de distintos tipos de ganadería? ¿Cuáles son?
 
MCA: La ganadería se puede dividir en 3 grandes grupos. La ganadería itinerante, que es la de los países más pobres como la de los Masái en Kenia o Malí, Togo o el África Central, o ganaderías de Egipto o países secos del África Subsahariana. Son ganaderías que también tenemos aquí en Colombia, en La Guajira o el Cesar, en las que el productor anda con su rebaño buscando comida en praderas nativas.
 
El segundo tipo es la ganadería bajo pastoreo, con pasturas nativas y sembradas, que predomina en la América latina tropical y en Colombia. Yo diría que el 95 % de la ganadería colombiana está bajo pastoreo. (Lea: Con ganadería sostenible se puede contribuir a la conservación del agua)
 
Y el tercer tipo es la ganadería industrial en estabulación, con grandes cantidades de animales completamente estabulados para aumentar la producción de proteína animal para alimentar a la población humana creciente.
 
CG: ¿Por qué se considera a la ganadería como una de las actividades más contaminantes del planeta?
 
MCA: La FAO publicó un informe en 2006 donde consignó una frase que divulgaron todos los medios de comunicación sin mayor análisis fue que la ganadería podía ser responsable del 18 % de gases de efecto invernadero del mundo, mayor que las emisiones de los vehículos. (Crónica: Tierra Buena, una ganadería responsable con el medio ambiente)
 
Esa frase del informe produjo mucha reacción por parte de la comunidad científica e hizo que el panel científico de Cambio Climático, IPCC, presentara un informe en 2009 que entre ganadería y agricultura podían ser responsables del 10 al 12 % de la emisión de GEI, en donde la ganadería solo es responsable de 1/4, o sea el 3 % de las emisiones GEI en el mundo.
 
Después, la FAO elaboró un nuevo informe en 2013, y en el apartado “Enfrentando el cambio climático desde la ganadería”, hace el análisis por región geográfica, por tipo de ganadería, por tipo de explotación, donde ya le da el peso apropiado a cada uno, lo que hace las cosas más claras. Entonces en temas ambientales, uno tiene que estar bien informado para poder discutir porque tomar frases a la ligera es tremendamente peligroso.
 
CG: Entonces, ¿cuál es el reto de la ganadería frente al cambio climático?
 
MCA: El reto de nuestra ganadería en nuestro país es hacerla bajo pastoreo con buenos materiales: buenas gramíneas, buenas leguminosas, buenos árboles, buenas prácticas de manejo, lo cual la hace ambientalmente muy benéfica por la captura de dióxido de carbono. (Lea: Ganadería no produce el 20 % de gases contaminantes en Colombia)
 
Claro que hay muchos otros retos, pero sobre todo que haya una conciencia de que el productor necesita un insumo inicial para recuperar sus áreas degradadas. O sea, el otro gran reto es recuperar las tierras degradadas de Colombia, que es el 20 % del territorio nacional, y las pasturas mejoradas tienen un rol importante, así como los sistemas agropastoriles, los agrosilvopastoriles y bosques.