¿Por qué inciden tanto las exportaciones en el precio del ganado?

Por: 
Pedro Fonseca
13 de Mayo 2019
compartir
Precio ganado carne exportación, precio ganado exportación, exportación rusia, exportación carne Rusia, exportaciones de ganado en pie Colombia, exportaciones de carne colombia, precio ganado, Venta de ganado, Exportación de ganado en pie y carne en 2018 certificadas por ICA e Invima, Exportaciones de carne bovina de Colombia en 2019, precio dólar Colombia, exportaciones de carne bovina, exportaciones a Jordania Libia Líbano, exportaciones ganado Colombia, CONtexto ganadero, ganadería colombia, noticias gan
La reactivación de las exportaciones de carne y animales en pie genera un gran impacto en el precio del ganado en la región Caribe. Foto: imagenesmy.com - Servicities

Para ganaderos y comercializadores en el Caribe, las exportaciones de ganado en pie y carne despostada tienen un alto impacto en los precios de compra y venta de bovinos. Sin embargo, los expertos cuestionan este efecto si las ventas al exterior no se comparan al sacrificio interno.

 

De acuerdo con Camilo Romero, gerente de Subastar S.A., los envíos de animales y carne tienen una gran incidencia en el precio en Córdoba, Sucre, Atlántico, Bolívar y el Urabá antioqueño porque en esta zona se concentran los frigoríficos que exportan, así como los puertos de los que sale el ganado.

 

La dinámica que generan las exportaciones en el sector ganadero del Caribe es muy importante, a pesar de que el volumen comparado con el total del sacrificio nacional es mínimo”, sostuvo. (Lea: “Aumento del dólar permite mayores posibilidades de exportación”, Miguel Dulcey)

 

Para ilustrar este punto, Romero señaló el ejemplo de la Feria de Ganados de Medellín de la Sociedad Central Ganadera S.A., un referente de precios en la comercialización de vacunos en la Costa Atlántica y el país. De acuerdo con Romero, en esta feria se maneja un promedio de 4 mil ejemplares cada semana.

 

Mientras tanto, las empresas que exportan ganado y carne, tales como los frigoríficos de Minerva Foods o Nutresa, mueven una mayor cantidad de animales en el mismo periodo, con lo cual inclinan la balanza de precios dependiendo del número de bovinos que se comercialicen.

 

Un frigorífico como el de Minerva Foods puede estar sacrificando 3 o 4 mil reses a la semana, que es la misma cifra de Medellín en su feria de ganado gordo. Esa dinámica que imponen regionalmente hace que jalonen el comercio en esta región que se llama exportadora”, comentó.

 

A pesar de que varios frigoríficos en Colombia están avalados para exportación, la empresa que más vende en el exterior es la brasileña Minerva Foods, debido a su larga trayectoria (más de 50 años) en este negocio.

 

“El empresariado colombiano ha hecho algunas exportaciones a Perú, las Antillas, pero el mercado internacional de carne es casi desconocido para nosotros”, acotó Romero. (Lea: Así se han comportado las exportaciones de carne y ganado en pie en los últimos 3 años)

 

Con la reapertura del mercado ruso, los precios se dispararon

 

De acuerdo con el empresario ganadero Paul Rodríguez, la reactivación de las exportaciones a Rusia elevaron el precio de los novillos gordos entre $700 y 900 por kilo, ubicándolo en un promedio de $5.000 en planta, dependiendo del rendimiento en canal.

 

Según el propietario de la hacienda El Rosario en Montería, “las exportaciones de carne despostada y de ganado en pie ayudan a jalonar los precios”, aunque también hay que tener en cuenta la devaluación de la moneda, así como a la temporada actual.

 

El mercado interno está estancado, por este prolongando verano es poco el ganado gordo en existencia. Sin duda, todos estos factores se combinaron, lo que explica esta alza”, sostuvo Rodríguez. (Lea: Expectativa por anuncio de brindar más apoyo al Clúster Cárnico del Caribe)

 

Romero coincidió con el ganadero de Montería en que la reactivación del mercado de Rusia, nuestro mayor comprador de carne, ocurrió en la misma época en que tradicionalmente sube el ganado por la intensificación del verano, donde se ven los picos más altos de precios cada año.

 

Cíclicamente en el primer semestre hay alzas en el precio de ganado gordo y caídas en el flaco, mientras que en el segundo semestre se sube el flaco y se baja el gordo. A veces estas variaciones son más largas o más cortas, pero predecir exactamente cuál será el precio, es muy difícil”, afirmó.

 

No obstante, para el gerente de Subastar S.A., no hay duda que el mercado interno está cada vez más influenciado por la dinámica internacional: “Cada día estamos vendiendo al exterior más ganado y más carne, entonces el precio internacional va a afectar mucho el precio de ganado en el interior, sobre todo en la Costa Atlántica que es la gran región exportadora de Colombia”.

 

Preocupa la especulación en los precios

 

En cambio, José Félix Lafaurie Rivera, presidente ejecutivo de la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán), manifestó su preocupación por este fenómeno, al asegurar que los ganaderos “somos unos especuladores natos con el precio del ganado, y los que nos compran a nosotros son peores”.

 

Para el dirigente, no tiene sentido que un embarque de 8 mil bovinos incida tanto en el precio cuando el sacrificio mensual nacional está en promedio en 290 mil animales con cifras de 2018, mientras que el beneficio combinado de Antioquia, Bolívar y Córdoba se ubicó en promedio mensual de 71 mil bovinos.

 

Mi pregunta es ¿puede el país seguir con esas fluctuaciones, en algunos casos tan severas, del precio del ternero y del novillo gordo? Ningún sector de la economía funciona bien cuando no tiene un horizonte de precios relativamente previsible”, afirmó.

 

El dirigente gremial sostuvo que ya están trabajando con el Gobierno y el Banco Agrario, bajo el programa de Agricultura por contrato para vincular a los productores directamente con comercializadores, sin pasar por los intermediarios.

 

En el caso concreto de la producción de carne, Lafaurie expresó que podrían gestionar la firma de contratos entre cebadores y empresas como Olímpica, Éxito y Cialta, para lograr que estos ganaderos tengan una salida garantizada de sus ejemplares.

 

De otro lado, también propuso que la Federación podría concertar con el propietario de una finca para aportarle ganado que este sería responsable de engordar, donde en principio se dividirían las ganancias por la venta de los animales en partes iguales con el gremio cúpula.

 

Si, por el contrario, usted es capaz de aumentar 700 y 800 g, la escala sería de 65% para usted (productor) y 35% para Fedegán. Podríamos identificar a los ganaderos a través de los comités, y darle un pequeño rendimiento del negocio al comité”, anotó.

 

En todo caso, hay que seguir impulsando las exportaciones

 

Sin duda alguna, las exportaciones deben seguir aumentando para fortalecer la producción nacional y la rentabilidad de los ganaderos, y esto lo ha reconocido el presidente del gremio cúpula. (Lea: En 2018 exportaciones de carne subieron 15 %, las de ganado bajaron 26 %)

 

Desde hace varios años, tanto Lafaurie como todos los actores de la cadena cárnica (ganaderos y frigoríficos, entre otros) han impulsado las ventas Estados Unidos en vista de que se firmó un TLC que permitiría la entrada de carne a ese país con mayor facilidad. Sin embargo, Colombia no ha podido cumplir con las exigencias para entrar a ese mercado.

 

Ahora, el Gobierno ha puesto en marcha una propuesta para materializar este propósito, que consiste en la creación de una zona exportadora aislada del resto del país, desde la cual saldrá la carne hacia el país del norte. Para Romero, lo esencial es continuar con las ventas al exterior.

 

Lo importante es tener alternativas para comercializar la carne de Colombia. Esto hace que haya una dinámica comercial, que haya nuevos actores comprando la carne, lo cual va a beneficiar en los precios del ganado para que el productor tenga un negocio rentable como la ganadería”, dijo.