Haciendas Francia y Lusitania, ganaderías con tradición y renombre

Por: 
Pedro Fonseca
05 de Julio 2016
compartir
Haciendas Francia y Lusitania, Brahman Rojo, Montería, córdoba, Criadores de Brahman Rojo, resultados productivos y reproductivos de las ganaderías Francia y Lusitania, genética Brahman Rojo Francia y Lusitania, toros Brahman rojo, haciendas HK Swaner Brahmans y Santa Helena, hacienda El Palmar, CONtexto ganadero, ganaderos colombia
Ambas fincas trabajan como una sola y son líderes en la región y el país en producción de carne y genética de Brahman rojo. Foto: Haciendas Francia y Lusitania.
Ambas haciendas, que trabajan como una sola, se destacan en el país por ser líderes en producción de toros Brahman rojo.
 
La historia de las haciendas Francia y Lusitania comenzó hace más de 30 años. En aquella época, su propietario, Luis Fernando Cadavid Restrepo, decidió vender unas tierras en Mompox para adquirir la hacienda Lusitania, ubicada en Montería.
 
Por ese entonces, la empresa ganadera estaba orientada a la producción de leche con ganado Brahman rojo comercial y cruces con Simmental. Sin embargo, se dieron cuenta que el negocio de la leche dejó de ser rentable y se dedicaron a la venta de toretes puros.
 
En 1993, la ganadería solicitó a la Asociación Colombiana de Criadores de Ganado Cebú, Asocebú, la clasificación de sus reses, para validar el trabajo que se venía realizando desde 1961 con toros puros mejorantes.
 
Con el objetivo de lograr una buena base genética, el propietario adquirió 48 vientres y semen de toros de la ganadería El Palmar en La Dorada, Caldas, considerada la mejor ganadería Brahman rojo del país. (Lea: Brahman rojo, la cebú de gran habilidad materna)
 
De otro lado, importaron semen de la misma raza de los ranchos ganaderos más reconocidos y con mayor tradición en Estados Unidos: HK, Swaner Brahmans y Santa Helena. Es así como las haciendas cuentan con el respaldo de estas genealogías.
 
A partir de 1999, la marca de Francia y Lusitania empezó a ser reconocida por su trabajo en mejoramiento genético y nutricional, asegurando su posición en las ganaderías del país cuando uno de sus ejemplares obtuvo una Medalla de Oro y garantizando su prestigio nacional e internacional.
 
Hoy en día, el gerente de la empresa, Juan Fernando Cadavid, y el administrador, Gustavo Vergara, han posicionado a las fincas como un referente a nivel regional y nacional.
 
Es la finca modelo en Córdoba de ganado Brahman rojo puro. Un predio élite en el departamento y en el país, con muchos años de tradición y una buena genética”, manifestó Nicolás Acuña, médico veterinario.
 
Resultados en reproducción
 
Las haciendas trabajan en 3 tres líneas de negocio: la producción de genética, la ganadería comercial con énfasis en carne y la leche. En todos los aspectos existe un común denominador: las Buenas Prácticas Ganaderas, BPG.
 
Gracias a su labor en investigación y la aplicación de un pastoreo racional, las ganaderías han alcanzado sobresalientes resultados en la tasa de natalidad, la ganancia diaria de peso y la precocidad. (Lea: Informe: 6 razas bovinas y las bondades de su carne)
 
En primer lugar, han alcanzado una tasa de natalidad superior al 90 %. Eso se debe a la implementación de técnicas como la inseminación artificial y la transferencia embrionaria, acompañadas con BPG en nutrición, manejo de praderas y controles reproductivos.
 
Un ensayo realizado en Francia y Lusitania demostró los rendimientos sobresalientes del Brahman puro rojo respecto de los promedios registrados en la ganadería nacional. Esto se hizo al comparar una vacada blanca comercial, preñada con toros puros blancos, con una roja comercial preñada con toros rojos, ambos grupos criados y cebados en las mismas condiciones.
 
Mientras el grupo rojo obtuvo un índice de natalidad de 57 %, el blanco registró 55,6 %. El promedio nacional es de 53 %. (Lea: Conozca la nueva raza Brihmenpol, ejemplar 100 % colombiano)
 
En cuanto a la transferencia embrionaria, los propietarios seleccionan las mejores vacas, luego extraen sus óvulos y los fertilizan. Una vez que se desarrollan los embriones, se aplican a vacas receptoras Holstein con Simmental para iniciar la gestación.