Sofisticamos las investigaciones para identificar las grandes mafias del contrabando en Colombia

Por: 
Luis Humberto Caballero R.
10 de Diciembre 2018
compartir
Contrabando en Colombia, controles, sofisticación investigativa, menores aprehensiones, identificación de mafias, contrabando muto a Catatumbo, aprehensiones de ganado, Polfa, CIPPA, CONtexto ganadero, noticias de ganadería colombiana.
“Al incrementarse las acciones de control, se genera un menor volumen de aprehensiones de mercancía”, dijo el Brigadier General, Juan Carlos Buitrago. Foto: La Opinión
Director de la Polfa manifiesta que cuenta con la tecnología, los controles y la legislación oportuna para hacerlo. Informó que se estima que el costo que el contrabando genera a la economía colombiana se redujo en 3 por ciento en los dos últimos años. Contrabando de ganado mutó a regiones como el Catatumbo, la Guajira y Arauca. En 2019 pondrá en marcha el Centro Integrado Policial Permanente Anticontrabando -CIPPA. 
 
Luego de celebrar 20 años de gestión de la Policía Fiscal y Aduanera - Polfa y de rendir el respectivo homenaje a los héroes que participan en esta tarea diariamente, evento al que asistieron los líderes gremiales del país y el alto Gobierno, el Brigadier General, Juan Carlos Buitrago, director de dicho organismo manifestó que el costo que representa el contrabando para el país está calculado en US$ 6.000 millones de dólares y que dicha cifra se ha reducido en 3 por ciento en los dos últimos años. (Lea: La POLFA cumple 20 años)
 
El oficial que durante sus 30 años de carrera en la Policía Nacional se ha especializado durante 25 de ellos en inteligencia e investigación criminal y fue subdirector de la Escuela de Cadetes y  comisionado en Washington – EE.UU., informó que la Polfa ha sofisticado los controles y las investigaciones para identificar las grandes mafias del contrabando y que en esa tarea trabaja una fuerza de 1.500 integrantes de la entidad.
 
Anunció que debido a eso ha disminuido las aprehensiones de ganado, de hecho indicó que en 2018 ha incautado mil reses lo que significa una reducción con respecto a las 1.150 de 2017.
 
Dijo que el contrabando de ganado en el Departamento del Norte de Santander ha disminuido considerablemente, pero que este ha mutado hacia regiones como el Catatumbo, La Guajira y Arauca.
 
El alto oficial se refirió a las expectativas para el 2019 y anunció que en dicho año creará el Centro Integrado Policial Permanente Anticontrabando – CIPPA el cual absorberá el CIIIP y el Centro Integrado Contra el Contrabando de Hidrocarburos e integrará al sector público, empresarial y privado, en la lucha contra el contrabando en el territorio colombiano.  
 
En entrevista exclusiva para CONtexto Ganadero se refirió a estos y otros hechos que gestiona la Polfa e igualmente informó las prioridades de su gestión en el corto y mediano plazo.
 
 
General, antes que existiera la Polfa, ¿cómo era el control al contrabando, aduanero y de comercio exterior en Colombia?
 
Antes existía el resguardo aduanero que estaba cumpliendo labores tanto operativas como de seguridad y de control en los puertos y aeropuertos.
 
Cuando se decide crear la Policía Fiscal y Aduanera en 1998 se hizo con el propósito de darle un significado más profesional al trabajo de seguridad, control e inspección por parte de la aduana.
 
Pero nace como un cuerpo elite para apoyar en materia de investigación, seguridad e inteligencia a la DIAN. Posteriormente evoluciona y le otorgan funciones de Policía judicial, de inteligencia, le amplían su capacidad y le dan rango de cobertura nacional.
 
Al mismo tiempo, se crea una dirección de gestión dentro de la DIAN y una dirección operativa en la Policía Nacional.
 
De esa manera la entidad crece hasta el punto que actualmente cuenta con 1.500 activos entre hombres y mujeres con capacidad de investigación y control operativo.
 
 
En materia de ese control, ¿Cómo se ha avanzado en el tema del contrabando, qué dimensiones tiene actualmente?
 
Tradicionalmente en el país y desde la antigüedad ha existido el contrabando. Es un fenómeno que difícilmente se acabará, como quiera que existe diferente legislación entre los países, precios diferenciales y la oferta y la demanda de productos y todo este tema de competencia de mercados, que de alguna manera incentiva y genera un mercado oculto, clandestino o informal.
 
La gran diferencia desde antes que existiera la Polfa a ahora, es que hemos sofisticado los controles y las investigaciones para identificar las grandes mafias, el contrabando como modalidad y lavado de dinero, el contrabando vinculado al tráfico de drogas y el contrabando a gran escala.
 
Ha evolucionado hasta tal punto que con la tecnología y el desarrollo de la DIAN y la ley anticontrabando de 2015 que otorgó herramientas para perfeccionar la capacidad, hemos realizado un control sobre las actividades de las grandes mafias dedicadas al contrabando.
 
Son herramientas técnicas, jurídicas y materiales para que junto con organismos competentes como la Fiscalía General de la Nación, podamos hacer investigaciones sofisticadas para atacar esta economía.
 
El contrabando no se observa como un delito autónomo, sino que se deriva de otros delitos que generan un sistema de economía criminal. Es toda una cadena de suministros ilegales e ilícitos que afectan el comercio exterior.
 
Actualmente los estudios de distorsión que se han hecho en cuanto a importaciones y exportaciones, arrojan estimativos de que el contrabando le cuesta al país cerca de US$ 6.000 millones de dólares, y de estos, US$ 4.500 millones corresponden a contrabando técnico y el restante US$ 1.500 a contrabando abierto.
 
El principal origen es de los países asiáticos y alcanza cifras de US$ 2.500 millones de dólares.
 
Los sectores más afectados -que se calcula en US$ 4.500 millones- son los de confecciones, textiles, calzado, electrodomésticos, cigarrillos y licores.
 
El estudio estimó y demostró que el contrabando se ha reducido un 3 por ciento en los últimos dos años.
 
En nuestro criterio la mejor manera de medir la reducción del contrabando es cuando se incrementan las acciones de control, pero se incauta y aprehende menor volumen de mercancía.
 
 
Respecto a la ganadería bovina, ¿Qué porcentaje tiene en ese cálculo de costo que genera el contrabando?
 
Frente al universo del costo del contrabando al país, el ganado no juega un papel importante debido a que es un mercado regional.
 
Si es importante el diferencial de precios pero no tan grande como si ocurre con un par de zapatos que ingresa procedente de la China a 1 dólar y en el país lo comercializan en 300 o 400 veces más.   
 
El impacto económico de los productos que proceden de las regiones como ocurre con el ganado, la carne, leche y lácteos, no impacta de manera significativa en el costo del contrabando al país. (Lea: Polfa desarticula banda que introducía 4.200 reses de ganado de contrabando)
 
Por ejemplo el contrabando de ganado en el Departamento del Norte de Santander ha bajado considerablemente porque hemos aumentado el número de acciones y de control.
 
En las fincas y en las zonas que tradicionalmente estaban catalogadas por estar vinculadas con el contrabando ya no se encuentra ganado de procedencia ilegal.
 
Es importante tener en cuenta que este ha mutado, es decir, se ha pasado para la zona del Catatumbo, la Guajira y Arauca.
 
En Catatumbo tenemos muy buenos resultados de las fuerzas militares, Policía y Polfa con el ICA, en la incautación de animales. Recientemente tuvimos una aprehensión importante, de hecho, los habitantes nos hicieron una asonada para que no se sacara el ganado de la zona.
 
En La Guajira también ha habido un buen trabajo de control contra el contrabando de ganado.
 
En Arauca tenemos un problema y es el hecho que el ELN tiene una influencia importante sobre ese ganado que cruza la frontera con Venezuela y también representa una amenaza grande.  (Lea: Contrabando: amenaza a la ganadería)
 
Tenemos una reducción importante de aprehensiones. Este año -2018- hemos aprehendido cerca de mil cabezas de ganado, frente a 1.150 del 2017 en igual periodo.
 
Contrario a ello hay que decir que la aprehensión de carne en canal se ha aumentado de 120 toneladas en lo corrido de 2018, frente a 90 toneladas del año pasado.
 
Puede ser que estén evadiendo los controles de las autoridades, pero por lo menos en las zonas y predios donde tradicionalmente había ganado de contrabando, ya no está llegando.
 
Igualmente es probable que estén utilizando otras rutas movidos por el fortalecimiento de los controles que estamos gestionando.
 
Es de resaltar que en estos resultados los puestos de control articulados y el CIIIP, han tenido un papel de gran importancia e impacto.
 
 
¿Qué hace la Polfa con las reses que aprehende, retiene o incauta?  
 
Si la medida es judicial porque supera la cuantía de 50 salarios mínimos las reses pasan a disposición de la Fiscalía General de la Nación, y esta a su vez, las entrega a la SAE -Sociedad de Activos Especiales- y posteriormente dicha entidad los remata en las subastas ganaderas. El valor recibido ingresa a un fondo de administración del Estado, al Fisco.
 
En el caso que la aprehensión no sea judicial sino administrativa, ese ganado después que el ICA considera que es apto para el consumo, lo entrega a la DIAN y esta dispone de su destino final que de acuerdo con los protocolos y la ley se destinan a unidades de la fuerza pública, a entidades sin ánimo de lucro o a instituciones sociales.
 
 
¿Qué sigue en el corto o mediano plazo para la Polfa?
 
El próximo año vamos a poner en marcha el Centro Integrado Policial Permanente Anticontrabando - CIPPA.
 
Este nuevo organismo absorbe el CIIIP y el Centro Integrado Contra el Contrabando de Hidrocarburos. (Lea: Gobierno crea Centro Integrado contra el contrabando)
 
Será un gran centro para atacar conjuntamente con la empresa privada y las instituciones públicas en articulación con los puestos de control de las zonas de frontera, el contrabando en todas sus modalidades en todos los sectores, cigarrillos, licores, confecciones, etc. Estoy hablando de contrabando abierto que es la prioridad para la Polfa.
 
Pero también viene el fortalecimiento de los procesos de inteligencia y de investigación criminal. Vamos a incrementar de manera importante las operaciones contra el tráfico de divisas y el lavado de dinero.
 
La extinción de dominio de las propiedades que utilizan para el contrabando será otra prioridad. Creemos que hay que tratar de quitarle los bienes para impedir que se reproduzca esta actividad.
 
Estamos igualmente en la gestión de la cultura de la legalidad, mayor conciencia, cultura y sensibilización.
 
Adicionalmente fortalecemos la cooperación con agencias internacionales sobre todo en la investigación de lavado de dinero y del narcotráfico vinculado con el contrabando y con el tráfico de divisas.
 
El jueves pasado hicimos una operación que generó la captura de 27 personas, resultado de cuatro estructuras que manejaban los correos humanos que ingresaban divisas, resultado de lavado de dinero de carteles mexicanos al país.
 
Se refería el ministro de Comercio a que la Polfa ha reducido los tiempos en las operaciones de comercio exterior. ¿A qué se refería específicamente?
 
Se han mejorado dos factores importantes, uno, la inteligencia para mejorar los niveles de perfilación de comercio ilícito o de mercancías sospechosas. Hemos sido más selectivos para el control y más efectivos en el acierto y codificación y hallazgo de mercancías. Ahí estamos racionalizando recursos, tiempos, personas, información, etc.
 
El segundo aspecto se refiere a que los puestos de control ya son articulados, es decir, no se encuentra cada 100 metros un puesto de control de diferentes entidades, sino que estamos integrándolos para que sean simultáneos, prácticos, efectivos y menos inclusivos.
 
Entonces, la buena comunicación, el buen perfilamiento, la simplificación y rapidez en los puestos de control, han facilitado tremendamente el comercio exterior, y ahí, la inteligencia ha formado una parte fundamental.
 
Otro factor clave es la buena comunicación y relación con la empresa privada. Son aliados importantísimos como estamos haciendo con los ganaderos de todo el país para el intercambio de información.
 
Nuestro propósito es proteger a los comerciantes de bien, honestos, para facilitarles su trabajo de tal manera que puedan cumplir con sus expectativas de crecimiento y ejercer de manera segura y tranquila la cadena de comercio exterior.