"Tenemos que pensar en ganadería sostenible y 3 pilares": C. Madrid

Por: 
Julián Pérez Mujica
17 de Marzo 2016
compartir
carlos madrid, carlos madrid dow, carlos madrid ganadería
En su criterio, la situación actual del país debe generar un cambio de mentalidad entre los productores. Foto: Cortesía.
Dow es una empresa de 55 años de experiencia. Su división agro surge a partir de la compra de Elanco, compañía que ha trabajado mucho en la protección de cultivos y líder en el tema de manejo de pasturas en producción de herbicidas para control de malezas de hoja ancha en potrero.
 
CONtexto ganadero habló con Carlos Madrid, director de Asuntos Públicos de Dow Agroscience en Colombia, quien nos contó sobre la importancia de preservar el medio ambiente, la importancia de saber escoger los productos que ase utilizan en cada predio y la manera de enfrentar situaciones como la devaluación del peso.
 
En su criterio, la situación actual del país debe generar un cambio de mentalidad entre los productores y pensando en ellos y en un negocio a largo plazo es que se viene trabajando desde la compañía.
 
CONtexto ganadero (CG:) ¿Cómo está enfrentando Dow la devaluación del peso?
 
Carlos Madrid (CM):  Dow tiene producción local, en la planta de Cartagena, en cuanto a la línea de productos químicos. Es obvio que el tema del dólar está impactando toda la economía, los precios de todos los productos agroquímicos, pues gran parte de las materias primas son importadas y se compran y valorizan a precio de dólar y se debe ajustar a tasa de cambio de tasa real. (Lea: Estos son los insumos que más peso tienen en el campo)
 
Es un impacto fuerte, pero que no alcanzan a sentir los clientes, porque es imposible para una compañía nivelar los precios al ritmo que hay de devaluación, pero realmente sí es un impacto complicado y difícil para toda la compañía.
 
CG: ¿Son plaguicidas y fertilizantes lo más costoso dentro de la canasta de insumos que se requieren en el sector agropecuario?
 
CM: Se estima que equivalen a un 60 %, pero el nivel más alto dentro de esa canasta de insumos son los fertilizantes.
 
Dow ha trabajado toda su vida con moléculas muy tradicionales, pero que también trabaja de manera constante en investigación y en buscar productos nuevos de menor impacto ambiental y de muy buen desempeño. 
 
CG: ¿Qué tan especializados son los productos teniendo en cuenta que las necesidades de cada región del país son distintas?
 
CM: La formulación se hace con mano de obra colombiana y el desarrollo se hace teniendo en cuenta las características y condiciones de las regiones de Colombia, de las malezas, porque ni siquiera dentro del mismo Colombia son las mismas; por eso las formulaciones se hacen de acuerdo a su importancia, características y otros detalles.
 
En Colombia podemos tener malezas o muy comunes o muy difíciles, donde no necesariamente la más común es la más difícil, ni la más difícil es la más común. Ese balance entre los tipos  entre las duras y las más frecuentes en las diferentes regiones, donde se hace todo el proceso de investigación y desarrollo nos permiten lograr los productos ideales de investigación y desarrollo que requiere el país.
 
CG: En momentos climáticos tan difíciles como los que viven los productores rurales por cuenta de El Niño y el verano, ¿qué recomendarles tengan en cuenta?
 
CM: No se trata de decirles que el uso de un producto determinado es la solución, yo abriría el espectro y diría que lo que tenemos es que pensar en ganadería sostenible y para eso se deben tener en cuenta varios elementos con 3 pilares básicos. (Lea: FAO urge a los países a aplicar modelo de agricultura sostenible)
 
El primero de ellos, la productividad. Esto es un negocio y el ganadero tiene que ganar dinero para poder ser sostenible. El segundo, la protección del medio ambiente, se debe tratar de no tener un pasivo ambiental dentro de las fincas, porque eso nos impediría tener una ganadería en el futuro. Creo que la situación actual ha hecho que muchos tomen conciencia de lo que está pasando. El tercer pilar sería el social, que involucra a todas las personas que trabajan en el predio, pues para que la finca sea sostenible deben estar muy bien capacitadas y educadas en esos conceptos de sostenibilidad.
 
CG: ¿Cómo lograr la productividad?
 
CM: Debe ser integral. Por ejemplo, el pasto se tiene que ver como un cultivo; los ganaderos se han enfocado en la genética, que es muy importante y parte de la productividad, pero los pastos, repito, se deben ver como un cultivo.
 
Es importante también la rotación de potreros, sistemas de silvipastoreo, bosques selectivos, cercas vivas, todo depende de cada finca. Si logro ser más productivo, con un mejor manejo de suelo, animal, sanidad y genética, voy a necesitar menos tierra para ganar más dinero. Adicional a eso, donde tengo los suelos cubiertos por pasto, logro tener mayor captura de co2 y que la finca tenga un balance equilibrado o positivo de la huella de  carbono.
 
CG: ¿Qué tan importante es el tema de los suelos?
 
CM: Mucho. Un gran número de productores se acostumbró a tener número de cabezas por finca y a medida que los suelos se van degradando porque no hay fertilización, manejo ni rotación, lo que suelen hacer es tumbar más bosque o destapar áreas donde hay aguas. (Lea: Los suelos están en peligro, pero la degradación puede revertirse)
 
Lo que quisiéramos con estos programas de ganadería sostenible es lograr que esa intensificación permita producir mucho más en áreas donde hay pastos, recuperar las que se encuentren degradadas e incluso recuperar las zonas de bosques y ambientales, para ser así más productivo y disminuir el pasivo ambiental.
 
CG: ¿Qué tan consciente es el agricultor colombiano de la importancia de usar este tipo de productos en sus fincas?
 
CM: Yo creo que el ganadero en Colombia ha tenido la visión del uso de productos, tenemos que seguir avanzando en Buenas Prácticas Ganaderas, porque realmente muchas veces compra el producto, pero en la aplicación, en el manejo de aguas, de boquillas, seguridad de aplicadores, ha habido mucha deficiencia.
 
Por la economía de no tener buenos equipos no se alcanza a hacer un cubrimiento en la época ideal y no se logra usar en toda la finca, a veces por tener boquillas en malas condiciones se desperdicia producto y termina el ganadero viendo el producto como algo muy costoso y utilizándolo de manera incorrecta.
 
CG: ¿Hace Dow algún tipo de acompañamiento o asistencia técnica?
 
CM: Nosotros hacemos un acompañamiento, a través de los distribuidores se hace todo el tema del entrenamiento. El problema pasa muchas veces por la cultura de la aplicación en las diferentes fincas.
 
La idea de esta empresa no es solamente vender un producto, lo que queremos en vender una tecnología de eficiencia y de hacer más productiva la finca. Esta no es una venta de solo precio sino de acompañamiento y en eso Dow trabaja de manera fuerte. (Lea: ¿Qué hacer con las malezas?: el desafío para el agro)
 
La idea es transmitirle el mensaje al ganadero de lo que significa desde el punto de vista económico la importancia de aplicar bien y el herbicida ideal, porque todo depende de las condiciones de la finca, la maleza, su tamaño y otras variables.
 
CG: ¿Y cómo hacerle entender eso al productor colombiano?
 
CM: Se trata de que identifiquen cómo pueden ser más rentables. Por eso, es importante hacerlos ver cuanto les representa un día limpio de sus fincas.
 
Se puede hacer una aplicación manual del herbicida, de bajo desempeño, uno de bajo precio; pero de lo que realmente se trata es de evaluar cual me quita mejor la maleza, que me permite conservar muchos más días la finca limpia y que al final del ejercicio me represente un retorno eficiente de la inversión.
 
De allí la importancia de que cada día que pasa los ganaderos sean muy ordenados en el análisis empresarial de sus fincas.
 
CG: ¿Y de qué manera hacer que la gente entienda la importancia de preservar el medio ambiente?
 
CM: Lamentablemente la respuesta a esa pregunta nos las están dando las condiciones climáticas actuales. En el país hay ganaderos que son conscientes sobre la importancia del tema y manejo ambiental y ecológico.
 
Estamos en el momento de unirnos para trabajar en conjunto para disminuir el impacto ambiental de lo que genera la producción ganadera, una producción que va a seguir y que debemos hacerla líder en los temas sostenibles. (Lea: ¿Por qué te conviene usar fertilizantes orgánicos? (sus sorprendentes ventajas)
 
Las circunstancias actuales deben hacer que cada ganadero tome conciencia en el tema de administrar sus recursos. Hay muchas empresas que vienen trabajando en la manera de implementar la ganadería sostenible, nosotros incluso hacemos parte de la Mesa de Ganadería Sostenible y un grupo que se llama Alianza Ganadera, con el que queremos hacer un modelo en cierta región del país.
 
CG: ¿Cómo apoya la empresa la construcción de tejido social teniendo en cuenta las posibilidad que tienen de estar con la gente en las regiones?
 
CM: Lo hacemos a diario, con cada personas con la que trabajamos; con la implementación de fincas ganaderas, en enseñarles a usar los productos y hacerlo de manera responsable. (Lea: ¿Cuál es el correcto uso del agua en la aplicación de herbicidas?)
 
Somos parte de Campolimpio, en donde Dow contribuye con todo lo que tiene que ver con la recolección de empaques en todas las regiones del país.
 
CG: ¿Cuál es la proyección a mediano y largo plazo?
 
CM: Dow quiere seguir invirtiendo y trabajando en Colombia, desarrollando nuevas y tecnologías para hacer más eficiente la producción ganadera del país y apoyarlo para enfrentar los cambios que se vienen dando.