5 técnicas para un manejo adecuado de plagas en hortalizas

Por: 
CONtexto Ganadero
24 de Noviembre 2022
compartir
cultivo de hortalizas
Es necesario hacer un control priodico del estado de las hortalizas para mantener las plagas bajo control. Foto: ica.gov.co

Trampas pegajosas, feromonas y corredores biológicos son algunas técnicas que puede emplear en su huerta para que las plagas no dañen su cultivo.

 

Es común notar afectaciones en los cultivos de hortalizas, ya que plagas como los pulgones, araña roja, mosca blanca, entre otros, ven estas siembras una fuente concentrada y confiable de alimento. Por eso, un Manejo Integrado de Plagas es indispensable para mitigar el riesgo de que estos animales destruyan su cultivo. Los expertos recomiendan incluir medidas de control y así evitar un daño que resulte en pérdidas económicas, afectando su producción y competitividad. A continuación, cinco técnicas para mitigar las plagas en su siembra, extraidas de Agronotips.com.

 

Ubique bandejas de color amarillo

 

El primer paso, sencillo y práctico, que puede implementar para identificar y detectar infestaciones tempranas de pulgones, es ubicar bandejas o recipientes de color amarillo con una mezcla de agua y detergente o jabón líquido. Esta mezcla romperá la tensión superficial del agua, para que los insectos puedan hundirse y ahogarse.  Así, podrá darse cuenta al revisar el recipiente si ya hay indicios de la plaga en su cultivo, y al mismo tiempo, con esta técnica puede atraer insectos que si son favorables.

 

Implemente trampas amarillas pegajosas

 

Las trampas amarillas pegajosas son una de las técnicas más comunes por su alta eficacia, ya que ayuda a reducir las poblaciones de insectos voladores antes y durante el establecimiento del cultivo.

 

Sin embargo, debe considerarse que estas trampas, también atraen enemigos naturales, especialmente parasitoides (microavispas) y depredadores como chinitas, crisopas y sírfidos.

 

Haga uso de feromonas

 

Las feromonas se utilizan principalmente en la agricultura para el control de plagas, estas, son compuestos químicos que liberan los insectos adultos de una misma especie para el apareamiento, comunicar lugares de oviposición o indicar algún camino. Las feromonas sexuales son liberadas por la hembra para el apareamiento y al ser volátiles cubren grandes distancias y actúan sobre un pequeño grupo de insectos.

 

Su implementación se basa en instalar en determinados puntos del cultivo una trampa con una feromona específica, para así atraer al macho, el cual queda pegado en una cubierta pegajosa.

 

Cree Corredores Biológicos

 

Los Corredores Biológicos son áreas con alta diversidad de plantas y flores, capaces de atraer enemigos naturales de los cultivos para controlar plagas como las microavispas, parasitoides, sírfidos, crisopas, chinitas y polinizadores como por ejemplo el Apis Mellifera.  Una flor ideal para esta función es la caléndula, la cual atrae pulgones y polinizadores hacia sus flores.

 

Estos corredores se deben instalar idealmente en los bordes de campos o invernaderos. Con su implementación aumentará la biodiversidad, un aspecto favorable para el agroecosistema.

 

Forme un cultivo trampa

 

Esta estrategia es una de las más efectivas y utilizadas ya que es una herramienta agroecológica que consiste en la siembra de una especie vegetal más atractiva para la plaga en los bordes o dentro del cultivo principal e inclusive con la misma especie, pero en un estado fenológico distinto y más atractivo.

 

De esta manera la plaga migrante se concentra en este cultivo, reduciendo, la densidad e intensidad de la plaga y minimizando el daño en el cultivo principal. La ubicación y el diseño de la siembra del cultivo trampa depende de la forma y dimensiones de cada siembra.