Cómo capturar y reproducir microorganismos para el suelo en fincas

Por: 
CONtexto ganadero
30 de Septiembre 2022
compartir
Capturar y reproducir microorganismos para el suelo en fincas
Capturar y reproducir microorganismos para el suelo en fincas es fácil y solo se necesitan pocos ingredientes. Foto: jica.go.jp

Capturar y reproducir microorganismos se puede llevar a cabo en la finca, de tal forma que se puede generar una mayor salud y cobertura de los suelos. Conozca la posición de un experto colombo – brasileño, quien brinda algunas recomendaciones.

 

Jairo Restrepo Rivera es un ingeniero agrónomo y conferencista técnico a nivel mundial, explica en su canal de Youtube llamado La Mierda de Vaca SAS, que es importante retomar prácticas que antiguamente se habían usado como la reproducción de microorganismos con pasto fermentado, que puede realizarse con periodo de anterioridad de 30 días. (Lea: Con bacterias, ganaderos mejoran la calidad del suelo)

 

“Este pasto fermentado de excelente calidad lo vamos a transformar en su forma líquida, que se hace 30 días después, para convertirse en bio-fertilizante a partir del pasto fermentado”, menciona Restrepo Rivera. 

 

De ese producto se obtienen dos galones o un cuñete para hacer la captura de microorganismos in situ en conservación de suelos y control debajo de la sombra de los árboles.

 

En palabras de Restrepo Rivera dice que “la práctica de la captura de microorganismos con costales en su finca, evita críticas que se está recreando el material de cobertura de los bosques. Nosotros mismos podemos recrear nuestras propias condiciones de reproducción de microorganismos, siendo una práctica adaptada a cada propiedad”.

 

Para esto, se necesitan algunos ingredientes como la melaza, microorganismos de forma liquida, agua y un poco salvado de arroz y costales de fibra, como elementos capturadores de microorganismos, que son fáciles de conseguir y que deben ser usados de manera abierta. (Lea: 5 formas de recuperar el suelo con ganadería regenerativa)

 

Para su elaboración se agregan los dos galones de microorganismos de forma liquida al agua, para luego añadir un kilo de melaza.

 

“De acuerdo a la cantidad de microorganismos que yo quiera capturar, así será el número de costales, pues en los árboles donde estoy trabajando, seguramente acostumbro a hacer esta práctica con tres costales, que los colocamos inmensos en la mezcla de un día para otro para que queden bien empapados para luego hacer la segunda etapa”, describe Restrepo Rivera.

 

Esta segunda parte es colocar cada costal empapado con la mezcla rodeando el árbol, para luego agregar salvado de arroz. A esto se le vierte un poco de la mezcla realizada anteriormente y nuevamente otra capa de salvado de arroz, para luego proceder a tapar con la hojarasca o cualquier tipo de materia orgánica.

 

Hay que tener en cuenta que se puede hacer una capa doble de costales con los procesos anteriormente mencionados de tal forma que se capturen diferentes tipos de microorganismos a distintas alturas, temperaturas, humedades, profundidades, formas de luz.

 

Con esto “puedo crear microambientes para microorganismos distintos y más diversificados. Una vez tenga el proceso listo, lo tapo con materia orgánica. Así se puede hacer en todo el contorno del árbol”, dice Restrepo Rivera.