¿Cuáles son las condiciones de un cultivo protegido?

Por: 
CONtexto ganadero
26 de Mayo 2022
compartir
cultivos en ambientes protegidos o controlados
Los ambientes protegidos están cubiertos con materiales transparentes de manera que exista una barrera física entre el cultivo y el medio ambiente. Foto: ambientum.com

Los ambientes protegidos están cubiertos con materiales transparentes de manera que exista una barrera física entre el cultivo y el medio ambiente. En Colombia, el invernadero tradicional ventilado naturalmente ha sido la alternativa más utilizada para establecer sistemas productivos protegidos.

 

La protección de cultivos reduce el efecto adverso de las condiciones climáticas (rayos solares, golpe de la lluvia, viento) y otras condiciones externas, como el ataque de herbívoros. De este modo, se permite desarrollar cultivos con menor dependencia de los plaguicidas.

 

En consecuencia, se obtienen alimentos más sanos y amigables con el ambiente, así como obtener mayores rendimientos. También aporta efectos positivos directos en la salud de los trabajadores y de los consumidores. (Lea: ‘Cultivos protegidos’, ¿la tendencia del futuro?)

 

La producción en ambientes protegidos podría ser viable tanto en el sistema de agricultura convencional como en el orgánico (se permite dentro de las normas de agricultura orgánica), en diferentes zonas productivas del país, desde zonas bajas hasta altas.

 

Al igual que los cultivos a campo abierto, la producción en ambiente protegido también puede beneficiarse del uso de diversas prácticas de agricultura sostenible como los abonos orgánicos, el manejo integrado de cultivos, los biopesticidas y la inocuidad.

 

Según la “Guía técnica para la difusión de tecnologías de producción agropecuaria sostenible”, una aplicación de uso creciente para la producción en ambiente protegido es la hidroponía, una técnica de cultivo en agua o sobre sustratos sin tierra, como la fibra de coco o la granza de arroz.

 

Es muy útil para la siembra de legumbres en ambientes urbanos o en zonas rurales donde hay alta contaminación del ambiente por plaguicidas. (Lea: Recomendaciones para elegir e instalar una malla sombra como techo en ganadería)

 

 

Principales tipos de ambiente protegido

 

Los ambientes protegidos también permiten reducir la exposición de los cultivos a plagas y enfermedades. Los principales tipos de ambientes protegidos son:

 

Techo plástico

 

Consiste de una estructura con techo plástico que se coloca en el campo, en cada hilera o entrecalle, para proteger específicamente la hilera de cultivo. Contribuye a crear un microclima favorable para las plantas que crecen bajo él.

 

 

Invernadero

 

Es una estructura formal, cuyo diseño puede variar según las necesidades específicas del cultivo y de la zona donde se ubique. Hay varios tipos de invernaderos: dos aguas, sierra, arco, súper arco, semi arco, bloque o módulos individuales.

 

El esqueleto que lo sostiene suele ser metálico, aunque muchas veces también se fabrica en madera, e incluso en bambú. Otros materiales necesarios incluyen plástico y malla antiáfidos. Esta ficha se enfoca principalmente en los invernaderos.

 

Antes de construir un invernadero, el productor debe analizar que dado que hay diferentes opciones de ambiente protegido, es conveniente tener claro el tipo de cultivos que se van a desarrollar, así como las características climáticas de la zona.

 

Esta información será útil para definir si el invernadero debe ser abierto o cerrado, si debe tener mallas en los costados o si se necesitan ventanas, entre otras características. (Lea: Invernaderos y tecnología de punta, una combinación con amplias ventajas)

 

Debe conocer las condiciones climáticas de la zona, incluyendo datos de temperaturas máximas y mínimas, humedad relativa y lluvias para los últimos diez años. El factor viento juega un papel vital, pues afecta la seguridad del invernadero si es una zona muy ventosa.

 

Se habla de “ambiente controlado”, cuando se controlan diversos factores en el interior del invernadero, como la temperatura, ventilación y humedad del aire. Esto se logra, por ejemplo, usando mallas de sombreo, abanicos, nebulizadores y otros equipos.

 

 

Cultivos protegidos o invernaderos en Colombia

 

Según el portal Red Agrícola, el invernadero tradicional ventilado naturalmente es el más usado en el establecimiento de sistemas productivos protegidos en Colombia. (Lea: Invernaderos 'inteligentes', nueva alternativa de sostenimiento agrícola)

 

“En Colombia se tienen identificadas dos zonas para la producción bajo invernadero, la principal es la Sabana de Bogotá y la segunda -que también se ha establecido por sus condiciones climáticas y por sus facilidades logísticas- es el municipio de Rionegro, en Antioquia”, inció.

 

El autor señala que el aire se renueve unas 40 veces por hora, sin embargo, esto depende de factores como la velocidad del viento y la hora del día. Por tal razón, el invernadero tradicional colombiano está muy por debajo de esas tasas de renovación.

 

El investigador Carlos Bojacá sostiene el diseño ideal de un invernadero en las condiciones de Colombia debe presentar anchuras de entre 30 y 50 metros, así como una combinación de ventilación cenital y lateral.

 

Esto con el fin de aprovechar la ventilación natural, sobre todo en situaciones como la de la Sabana de Bogotá, donde la mayor parte del año las velocidades del viento son bajas. Además, se deben elaborar estructuras altas, de tal manera de que contengan un mayor volumen de aire.

 

Así mismo, hay que tener en cuenta que la pendiente longitudinal sea mayor al 6 %, con el fin de evacuar eficientemente el agua proveniente de lluvia y granizo, y que no se produzcan daños estructurales del invernadero, pero también para aprovechar al máximo la radiación solar.