Estos animales contribuyen a preservar el medio ambiente

Por: 
CONtexto ganadero
25 de Junio 2015
compartir
Animales que preservan el medio ambiente
El ganado criollo, la avispa amarilla y los murciélagos contribuyen con la preservación del medio ambiente. Foto: CONtexto ganadero.
El ganado criollo, la avispa amarilla y los murciélagos contribuyen con la preservación de bosques, la de algunas especies y a que los ecosistemas se conserven. 
 
Para ningún ganadero es secreto que los felinos, como jaguares o pumas, y también los lobos atacan a los semovientes; sin embargo, en el país existen razas criollas que le pueden ayudar al productor pecuario a evitar este tipo de hechos.
 
Sobre el tema, la Asociación Nacional de Criadores de Razas Criollas y Colombianas, Asocriollo, explicó que hay 2 razas criollas que contribuyen en la protección de los semovientes, sin atacar a los felinos. Se trata de las especies casanareño y sanmartinero, las cuales no temen ante la presencia de un jaguar o un puma. (Lea: Razas casanareño y sanmartinero pueden salvar el ganado de ataques felinos)
 
Los bovinos, ante la presencia del depredador, muestran una actitud de ataque por su condición robusta y por tener cuernos filosos, lo que hace que el puma o jaguar desista del ataque y huya. Sin embargo, no es necesario un ataque, con la sola presencia de la manada, el felino desiste de su acto”, aseguró en diálogo con CONtexto ganadero José Antonio Velásquez, director ejecutivo de Asocriollo.
 
La ayuda de los insectos
 
En India, la papaya se ve comúnmente afectada seriamente por una plaga denominada Paracoccus marginatus, más conocida como Cochinilla de la Papaya, que invadió los cultivos en 2010 al llegar desde México a la nación hindú.
 
La plaga, logró arruinar el 80 % de la producción y generó pérdidas cercanas a los USD$200 millones.
 
Este insecto, la hembra específicamente, estaba recubierta por una especie de capa de cera blanca que la protege mejor de los químicos que a otros insectos. De hecho, entre más se recurre a los químicos más resistente se vuelve a ellos, según las conclusiones de la Universidad Agrícola del Estado de Tamil Nadu.
 
Cabe mencionar que la cochinilla se alimenta de la savia de los arbustos frutales introduciendo sus estiletes en la hoja, el fruto o el tallo. También inyecta una toxina en las hojas que las deforma y les impide crear clorofila. El resultado es que las hojas y los frutos caen antes de tiempo, arruinando cosechas enteras. (Lea: Identifican nueva 'arma' biológica contra plagas agrícolas)
 
Luego de varios años de estudio, el problema tuvo solución. Se descubrió que la avispa amarilla, de alas transparentes y de nombre científico Acerophagus papaye, podría salvar los cultivos. El animal fue enviado por correo certificado desde la Secretaría de Agricultura de Estados Unidos a la Oficina Nacional de Insectos Importantes para la Agricultura, con sede en Bangalore.
 
Tras un experimento, se pudo comprobar que una sola avispa puede matar a 50 cochinillas, y el resultado productivo fue la reducción de la presencia de Paracoccus marginatus del 42 % al 32 % entre 3 y 4 meses. Según el equipo de Entomología de la Oficina Nacional de Insectos Importantes para la Agricultura, para la siguiente cosecha, el número de cochinillas había bajado del umbral peligroso para los cultivos, y en 2013 la producción de papaya se había recuperado hasta el mismo nivel previo a la invasión del insecto mexicano.
 
La importancia de los murciélagos
 
Cuando de preservar los bosques y los ecosistemas se trata, uno de los animales que mejores resultados ofrece es el murciélago, el mismo que le causa afecciones a los ganados vacunos. De acuerdo con María Teresa Fernández, investigadora del Programa Regional en Manejo de Vida Silvestre de la Universidad Nacional, Heredia, en Costa Rica, esta especie también es capaz de controlar la presencia de plagas en los sistemas agrícolas.
 
Los frugívoros (murciélagos), al alimentarse de frutos, las semillas pasan por el tubo digestivo y son defecadas en áreas distintas de donde las consumieron, es decir que se convierten en dispersores de esas semillas. Y son bien importantes, pues suelen consumir plantas pioneras del bosque, es decir, aquellas que crecen en los potreros, y que dan sombra y cobijo para que otras semillas de árboles del bosque maduro crezcan a su sombra”, aseguró la experta. (Lea: Hematófagos, ¿un problema para la ganadería del Valle?)
 
También existen otro tipo de murciélagos que contribuyen con el proceso de polinización de las flores. “Los nectarívoros también son muy importantes, porque al visitar flores e impregnarse con el polen de las mismas, lo transmiten a otras, depositándolo en los estigmas, lo que genera la polinización. Hay una gran co-evolución entre las flores y los murciélagos que las polinizan, a menudo los murciélagos son muy específicos y ningún otro animal podría llevar a cabo ese proceso. Sin este tipo de acciones, las plantas no se reproducirían y no darían semillas para la regeneración del bosque”, puntualizó Fernández.