FAO diseña metodología para calcular pérdidas en el campo colombiano

Por: 
CONtexto ganadero
10 de Agosto 2020
compartir
FAO, Minagricultura, daños, pérdidas, sector agropecuario, Gestión del Riesgo, Amenazas, campo, desastres, riesgos agropecuarios, COVID-19, Chocó, guajira, Nariño, Putumayo, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero
Innovación y gestión del riesgo frente a multiamenazas en el campo colombiano, es la metodología diseñada por la FAO para calcular las pérdidas en el agro nacional. Foto: inta.gob.ar

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO), viene desarrollando una metodología para el cálculo de los daños y las pérdidas en el sector agropecuario, convirtiendo a Colombia en pionera en su desarrollo como sistema.

 

Se trata del proyectoInnovación y gestión del riesgo frente a multiamenazas en el campo colombiano el cual tiene como su principal aliado al Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural y cuenta con la financiación del Departamento para la Ayuda Humanitaria de la Unión Europea (ECHO).

 

El proyecto tiene un alcance nacional con el diseño del “Sistema de Evaluación de Daños y Pérdidas ante desastres en el sector agropecuario”, como una herramienta única en Colombia y necesaria para focalizar acciones, inversiones, programas y esfuerzos para una respuesta y recuperación más efectivas y mejorar en la reducción del riesgo de desastres en la agricultura. (Lea: FAO: Daños y pérdidas causados por desastres)

 

En Colombia, la carencia de instrumentos y herramientas unificadas para el registro sistemático y periódico de las afectaciones generadas por emergencias, derivadas de múltiples amenazas sobre la producción agropecuaria, dificulta el conocimiento real de los daños y las pérdidas que sufre este sector y la toma de decisiones efectivas.

 

Según el Representante de la FAO en Colombia, Alan Bojanic, este mecanismo contribuye a minimizar los riesgos agropecuarios y es de gran utilidad en coyunturas como la que se está viviendo con la COVID-19, donde se deben asegurar la producción de los alimentos en el país.

 

Así mismo, el proyecto tiene la puesta en marcha de una estrategia de protección financiera al que se le ha denominado Fondos Mutuos de Contingencias, esta figura calificada por la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo y Desastres (UNGRD) como oportuna e innovadora, esta direccionada a los hogares que no tienen acceso a sistemas formales de financiamiento y aseguramiento para proteger sus medios de vida. (Lea: 5 datos que usted no sabía sobre pérdidas por fenómeno de El Niño)

 

Estos Fondos Mutuos constituyen una alternativa de reducción del riesgo de desastres y permiten aumentar las capacidades económicas y de recuperación de las comunidades ante una condición de riesgo o situación de emergencia.

 

De esta manera, el proyecto que tendrá un alcance territorial en los departamentos de Chocó, La Guajira, Nariño y Putumayo, apunta a desarrollar y fortalecer la autoprotección de las comunidades que son más vulnerables ante los desastres, al tiempo que adquieren capacidades para la gestión integral del riesgo, educación financiera, emprendimiento y habilidades personales de los participantes.

 

Manuela Ángel, oficial de Programa de FAO Colombia, manifestó que “la articulación y sinergia con las comunidades a través del proyecto nos permite entender qué pasa realmente en los territorios, para dar una respuesta apropiada frente a las multiamenazas. Además, el proyecto está alineado con el Plan de Desarrollo y contribuye al marco de Sendai y a los Objetivos de Desarrollo Sostenible”. (Lea: “Desperdicio mundial de comida genera un fuerte impacto ambiental”: FAO)

 

Por su parte, el ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Rodolfo Enrique Zea señaló que contar con una herramienta para la evaluación de daños y pérdidas en el país potencializa la acción del Ministerio y contribuye al compromiso de mejorar la vida de la ruralidad y el campo colombiano.

 

En 2019 solo el 3,4 % del área cultivable en Colombia fue asegurada, de acuerdo con datos de Finagro. Entre los años 2008-2018 se invirtió el 0,34 % del PIB en Gestión de Riesgo. No adaptarse puede implicar pérdidas en el PIB al 2030 de 0,15 % para el sector agropecuario según el Departamento Nacional de Planeación, citado por la FAO. Por cada dólar que un país invierte en prevención, ahorra más de siete dólares en respuesta y reconstrucción, señaló el organismo internacional con base en cifras del PNUD y la CAF.