Kilo de papa pastusa llegaría a los $4000 pesos, dice Fedepapa

Por: 
CONtexto Ganadero
16 de Enero 2023
compartir
papa
El precio del kilo de la papa pastusa subiría $1.000 en los próximos días. Foto: Mercados Campesinos

Frente a la grave situación que enfrentan los transportadores y toda la cadena productiva debido al cierre de la vía Panamericana, Fedepapa anuncia un alza de mil pesos en el kilo de papa.

 

La Federación Colombiana de Productores de Papa (Fedepapa) informó que el precio del kilo de la papa pastusa subiría $1.000 en los próximos días, debido al cierre que se presenta en la vía Panamericana por cuenta del derrumbe en el municipio de Rosas, departamento del Cauca. (Ver: Grave situación enfrentan lecheros y agricultores afectados por el cierre de la vía Panamericana)

 

En diálogo con RCN Radio, el gerente de Fedepapa, Germán Palacio, explicó que, debido al represamiento de los productos por cuenta del cierre vial, el precio del kilo de papa pastusa pasaría de estar en $3.000 a $4.000.

 

Palacios señaló en la emisora que, en este momento, la papa tiene dos problemas graves, uno, que ante las demoras en la transportación del alimento pierde calidad el producto y dos, que se acumula la cosecha y cuando salga a las grandes centrales de abasto “les castigan el precio”.

 

De acuerdo con el líder gremial, el incremento de mil pesos en el kilo de la papa entraría a regir en los próximos días y aseguró que, de continuar la situación, las pérdidas que proyecta el gremio serían cercanas a los $300.000 millones, “las condiciones económicas de los 21.000 productores de papa del departamento de Nariño se ven amenazados por esta circunstancia tan precaria”, señaló Palacio.

 

Frente al preocupante panorama, el gremio hizo un llamado al Gobierno nacional para que pongan en marcha una estrategia que permita no solo la entrada de alimentos a la región, sino también la salida de estos; especialmente, teniendo en cuenta que el 75% de la producción de papa pastusa en Colombia se da en los departamentos de Nariño, Cauca, Tolima y Caldas.

 

Por su parte, la Federación Colombiana de Transportadores de Carga por Carretera (Colfecar) hizo un llamado a las autoridades nacionales para que se habilite un corredor humanitario que facilite la conexión con Pasto. Según el gremio, ya son 1.200 vehículos de carga los que se encuentran represados por cuenta del derrumbe que se registró el pasado 9 de enero en la vía Panamericana, en el municipio de Rosas, en el departamento del Cauca.

 

“Es muy importante que bajo el liderazgo del señor ministro de Transporte se continúe con las labores articuladas con la DIAN, los ministerios de Relaciones Exteriores y Comercio, industria y Turismo, entorno a la atención de los diferentes aspectos en materia logística con el objetivo de garantizar la prestación del servicio de transporte público para esta zona del país, buscando mantener el funcionamiento de la cadena de producción, abastecimiento, transporte, distribución y comercialización de los bienes y servicios”, señaló Colfecar a través de un comunicado.

 

El gremio considera que, para lograr dicho objetivo, el Gobierno nacional podría apoyarse en el transporte aéreo militar, y aseguran que es fundamental que se terminen a la mayor brevedad los trabajos de la variante San Francisco – Mocoa, obra a cargo del INVIAS, en la cual, según Colfecar “no se logra observar mayores avances mientras que los vehículos livianos asumen grandes riesgos al transitarla y ante una emergencia como la que estamos viviendo sería una importante vía alterna para conectar a Pasto con Mocoa y desde aquí al interior del país”.