“Lo que tenemos que hacer es construir país”, Alejandro Estévez

Por: 
CONtexto ganadero
09 de Abril 2014
compartir
Alejandro Estévez, presidente de la Federación Nacional de Cultivadores de Papa, Fedepapa
Este medio conoció que el gremio no participará en el paro que se llevará a cabo el 28 de abril. Foto: Captura de pantalla.
El presidente de Fedepapa, en su más reciente columna de opinión, indicó que luego del paro agropecuario de 2013, los grandes perdedores fueron los productores y que por esa razón este sector trabaja en 8 proyectos que generan rentabilidad y productividad.
 
Alejandro Estévez, presidente de la Federación Nacional de Cultivadores de Papa, Fedepapa, en su más reciente columna de opinión indicó que con los daños generados en el paro agropecuario en 2013 los más afectados fueron los productores y que por esa razón el gremio no participaría en las movilizaciones que se están programando para el próximo 28 de abril en diferentes regiones del país. (Lea: Para el sector papero "fue peor el remedio que la enfermedad")
 
“Por diferentes medios, aclaramos cuáles eran, desde nuestros puntos de vista, las causas de la crisis, también recalcamos el papel de la Federación en la estructuración de planes para el mejoramiento de las condiciones de competitividad de la cadena. No podía asignársele al gremio la culpa por la falta de implementación de dichos planes, pues ellos superaban en mucho las posibilidades económicas de Fedepapa y por lo tanto requerían del respaldo financiero del Gobierno nacional, el cual nunca se logró materializar, no obstante las reiteradas gestiones de alto nivel que se realizaron para demandar el apoyo necesario”, explicó el dirigente .
 
Estévez aseguró que hoy en día el gremio no ataca a nadie, ya que “esos señalamientos eran producto de la desinformación de la mayoría de los agricultores y de la misma efervescencia causada por la prolongada crisis económica que venían soportando”, razón por la cual buscaron un espacio con el Gobierno nacional con el fin de que se escucharan las necesidades que los productores tenían y así generar las soluciones que el sector requería. (Lea: Fedepapa critica al Gobierno por negociar solo ante vías de hecho)
 
Y “después de la tempestad”, como reseñó el dirigente gremial, el paso a seguir fue llevar a cabo un trabajo mancomunado entre los agricultores agremiados a Fedepapa y los afiliados a la Unidad Nacional Agropecuaria y bajo ese esquema de trabajo el Gobierno nacional comprometió recursos por $70 mil millones, los cuales buscan apalancar 8 programas concertados.
 
“Estos programas, con toda seguridad repercutirán positivamente en la solución de los problemas estructurales de la cadena. Ellos son la promoción del consumo de la papa, la modernización de los mercados a través del montaje y operación de centros regionales de agregación de valor, transferencia de tecnología y organización empresarial de los agricultores, promoción del uso de semilla certificada, fomento de las exportaciones, reconversión productiva, implementación de un sistema de información y generación de desarrollos tecnológicos especialmente en lo que se refiere a nuevas variedades, alternativas de procesamiento industrial no convencional y manejo integrado del cultivo”, agregó el presidente de Fedepapa.
 
Para Alejandro Estévez, la mayor enseñanza que le queda de esta experiencia al sector es que los agricultores deben respetar y defender las instituciones, “participar con ahínco y decisión en ellas, con el fin de buscar que cada día sean más fuertes y construir concertada y armónica con los demás actores de la cadena un mejor mañana para el país papicultor en el que la producción del tubérculo sea una empresa rentable que nos permita vivir de manera digna y dejarles a nuestros hijos y nuestras familias un futuro más alentador”. (Lea: Canadienses se interesan por la producción de papa de Guachucal)
 
Finalmente el presidente de Fedepapa dijo que nunca ha puesto en duda las razones para que el sector agropecuario lleve a cabo protestas, “porque estas se dan como consecuencia de la falta de políticas de Estado” y agregó que es el momento de que el sector se siente a presionar con argumentos en las mesas de trabajo que todas las ideas se realicen, antes de que haya un nuevo paro, “el gremio no ha estado y no va a estar en los próximos paros, lo que tenemos que hacer es construir país”.