Manejo de los bancos forrajeros

Por: 
CONtexto ganadero
17 de Octubre 2018
compartir
Bancos forrajeros, Nicaragua, ganadería, bovinos, ganadería colombia, colombia, ganadería colombiana sostenible, ganadería sostenible, agricultura colombia, noticias de ganadería colombiana, ferias ganaderas, ferias ganaderas colombia, hablemos de leche, hablemos de carne, ganaderos, leche, precio de la leche, precio de la carne, precio del ganado, producción leche, carne bovina, carne res, forrajes, pastos, alimentación bovina, subastas ganaderas, reproducción, reproducción bovina, cuidado bovino, salud an
Se debe regar una vez que haya nacido el pasto, es decir a los 20 a 25 días después de la siembra o del corte y hacerlo en la calle entre los surcos. Foto: Juan Carlos Gómez, archivo Cipav.
El Instituto de Investigación y Desarrollo Nitlapan de Nicaragua ha elaborado una interesante cartilla sobre el manejo y aprovechamiento de los bancos de forrajes. Aquí algunas de su recomendaciones
 
Señalan los investigadores del Equipo de Escuelas de Campo del CTAF, que los bancos forrajeros que dan energía al ganado (pastos de corte) y los dan proteína al ganado (leguminosas), se siembran para garantizar al ganado comida, en calidad y cantidad, durante todo el año y especialmente en la época seca, cuando escasea la comida.
 
Engomix señala que un banco forrajero es un área dentro de la finca sembrada de una o varios forrajes perennes o de ciclo corto que el ganadero utiliza para alimentar los animales, el objetivo de un banco forrajero es que esta sea un área que permita disponer de abundante alimento de buena calidad para los animales; ya sea para la época seca o para cualquier otro período de crisis alimenticia que se pueda presentar en finca a través del año, por lo cual el conocimiento de estos es de importancia para el desarrollo y asesoría de sistemas pecuarios (adaptado de Orozco y Sánchez 2009).
 
Según el IID de Nitlapan, son tres las actividades de manejo y aprovechamiento, que se deben aplicar durante todo el año, para obtener buenos resultados: Mantenimiento, Corte y acarreo, y Cálculo de la cantidad de comida necesaria para el ganado.
 
Explican que obtener una abundante producción de pasto de corte y buena comida –que dure muchos años, se deben realizar los siguientes pasos:
  1. Controlar la maleza con machete, para lo cual se debe hacer un desbroce a los 20 a 25 días de sembrado;
  2. Sugieren que después se fertilice con 2 quintales de sulfato de amonio por manzana (que equivale a un poco menos de una fanegada).
  3. Fertilizar al segundo año, aplicando a los 25 a 30 días antes de cada corte, 1 quintal de urea (46 por ciento) por manzana. Se puede fertilizar también con estiércol líquido.
  4. Realizar otra fertilización, a los 25 a 30 días después de cada corte, es decir cuando el pasto haya rebrotado.
 
Especifica que se esperará a tener una manzana cortada para no fertilizar los pequeños lotes, que se van cortando cada día.
 
Se debe regar una vez que haya nacido el pasto, es decir a los 20 a 25 días después de la siembra o del corte y hacerlo en la calle entre los surcos. Antes de aplicar la fertilización, se debe regar cal o ceniza en el centro de la calle para corregir la acidez del suelo.
 
Resiembra
 
Cuando se corta el pasto, durante el invierno, se puede aprovechar para resembrar en los pedazos de surcos fallados.
 
Cercas
 
Cuando se corta el pasto, durante el verano, se puede aprovechar para hacer las rondas y para reparar las cercas en mal estado.
 
También, es un buen momento para podar los árboles forrajeros y no forrajeros que atrasan el desarrollo del pasto que está rebrotando.
 
Utilización
 
Inicia con el corte y el acarreo para picar el pasto o darlo entero, en comederos especiales para forraje. Hay que cortar el pasto con un machete filoso Cuando es pasto de primer corte, hay que dejar 2 a 4 yemas libres de corte, para lograr que enraicé bien y darle fuerza para hijear o sea rebrotar desde abajo.
 
Durante el invierno, se puede hacer hasta tres cortes (en julio, septiembre y noviembre.
En el verano, se puede realizar 1 corte (en febrero), en las zonas donde el invierno dura más de 6 meses.