Siembran más de 1000 árboles para recuperar cuencas hídricas

Por: 
CONtexto ganadero
01 de Septiembre 2022
compartir
siembra de arboles
Con el apoyo de 45 voluntarios, PepsiCo y The Nature Conservancy sembraron más de 1000 árboles en un predio de La Calera en Cundinamarca. Foto: Cortesía

La compañía PepsiCo Colombia junto con The Nature Conservancy sembró más de 1000 árboles en la cuenca del Río Bogotá y la subcuenca Río Teusacá. Con el apoyo de 45 voluntarios, ambas entidades adelantaron la jornada en el predio El Nuevo Cirujano ubicado en La Calera (Cundinamarca).

 

En el marco de la Semana Mundial del Agua y su compromiso por el cuidado y protección del agua para el desarrollo y sostenimiento ambiental, PepsiCo Colombia anunció una nueva jornada de su programa de voluntariado denominado “Agua para el Planeta”.

 

Esta iniciativa impulsada por la compañía agroindustrial y The Nature Conservancy (TNC) busca asegurar los abastecimientos de este recurso de forma sostenible y a largo plazo para todas las comunidades, en especial en zonas con riesgo crítico de acceso.

 

En este espacio, que contó con 45 voluntarios, se promovieron buenas prácticas de sostenibilidad para el cuidado y la protección del medio ambiente y los recursos hídricos. (Lea: “SSP han permitido sembrar 3,6 millones de árboles en esquemas ganaderos”: Fedegán-FNG)

 

Para lograrlo las dos organizaciones se reunieron para adelantar un proceso de siembra de más de 1000 árboles bajo conservación y reforestación en el predio El Nuevo Cirujano, localizado en la vereda El Hato del municipio de La Calera (Cundinamarca).

 

Esta iniciativa está enmarcada dentro del modelo de transformación pep+ (PepsiCo Positive) de la compañía agroindustrial para cumplir con el propósito de lograr un uso neto del agua para 2030 reduciendo su uso y reabasteciendo más del 100 % del agua utilizada en cuencas donde la compañía opera y en áreas de alto riesgo de este recurso.

 

Begoña Aristy, VP y Gerente General de PepsiCo Alimentos para la región Andina, afirmó: “En PepsiCo estamos orgullosos de apoyar iniciativas en pro de la conservación y el cuidado del medio ambiente como el programa “Agua para el Planeta” de la mano de nuestro aliado TNC”.

 

Y agregó: “Es gracias a estas acciones que podemos generar cambios positivos en las comunidades, nuestras operaciones y promover la educación en relación con la sostenibilidad hídrica como un pilar fundamental para el negocio”. (Lea: Los árboles no quitan el área de producción de forraje)

 

Asimismo, Silvia Benítez, gerente de agua de América Latina para TNC, comentó que “la protección de los recursos hídricos no solo debe ser una prioridad para los gobiernos, sino también para el sector privado. The Nature Conservancy promueve la acción colectiva y resalta la importancia de la colaboración con las empresas para la conservación y manejo de las fuentes de agua para ayudar a garantizar la seguridad hídrica de Colombia y la región”.

 

Con esta jornada de voluntariado presencial, PepsiCo presentó de igual forma el lanzamiento de su plataforma de voluntariados Una Sonrisa A La Vez, enfocados en fortalecer espacios donde los voluntarios conecten y apoyen acciones positivas como “Agua para el Planeta”.

 

Un trabajo de TNC demostró que la reforestación es una de las soluciones basadas en la naturaleza más eficientes y baratas para mitigar el cambio climático y alcanzar los acuerdos de París. (Informe: Colombia: el camino a la reforestación de los 180 millones de árboles antes de 2022)

 

Entre los beneficios de la reforestación están agua y aire más limpios, suelos más sanos, una biodiversidad más próspera, la creación de empleos rurales, la producción sustentable de madera, fibras, combustibles, alimentos y productos forestales, la mitigación del cambio climático, entre otros.

 

Otras estrategias que permitirán enfrentar el cambio climático incluyen el manejo forestal sustentable, la prevención del cambio de uso del suelo y la promoción de la producción sostenible. Estas soluciones basadas en la naturaleza ofrecen beneficios equivalentes a la remoción de millones de autos de las calles y carreteras.