Un uso del arroz que usted desconoce

Por: 
CONtexto ganadero
21 de Agosto 2014
compartir
arroz en el pelo
Se recomienda aplicar la harina de arroz en el cuero cabelludo máximo una vez por semana. Foto: CONtexto ganadero.
No es una receta típica, algunos dicen que a largo plazo puede ser tóxico, pero su uso es conocido por mujeres y estilistas. Muchos sostienen que esta aplicación podría ayudar a ahorrar agua y shampú.
 
¿Ha analizado cuántas veces a la semana lava con agua y champú su pelo? Algunos tienen por costumbre hacerlo a diario, otros optan por lavarlo cada tercer día y algunos otros semanalmente. La razón de asear el pelo es por la grasa que se forma en el cuero cabelludo, que es conocida como sebo, cuya función es proteger la piel, prevenir la deshidratación en el cuero cabelludo y evitar infecciones bacterianas.
 
Sin embargo, una producción excesiva de sebo puede dar al cabello un aspecto grasiento y sucio, convirtiéndose entonces en algo desagradable. La mejor solución para limpiar el cuero cabelludo a fondo consiste en pasar por la ducha y utilizar un champú para contrarrestar la suciedad. Es en teoría lo que una mayoría hace.
 
Ahora bien, de acuerdo con Ana Campillo, bióloga española, actualmente existen varias propuestas en el mercado para mitigar el exceso de grasa sin tener que lavar el pelo a diario, y evitar así su deterioro. (Lea: 10 alimentos que podrían ponerlo de mal genio al consumirlos)
 
“Me refiero a los conocidos como ‘champús secos’, productos cosméticos que generalmente se aplican pulverizándolos sobre la raíz capilar y que funcionan absorbiendo el exceso de sebo. Fabricar una alternativa casera a este tipo de champú es sencillo”, aseguró Campillo.
 
Según la bióloga, tan solo deberá seguir los siguientes pasos, y usar como ingrediente principal un par de puñados de arroz, ya que “el polvo de este cereal es capaz de matizar la piel y quitar el exceso de grasa sin resecarla o irritarla. De hecho, es uno de los componentes principales de los champús secos comerciales”.
 
1. Con la ayuda de una trituradora potente, reduzca el arroz hasta dejarlo hecho harina. Es indispensable que el polvo resultante sea muy fino para evitar que queden trozos de arroz en el cabello. Para conseguirlo, puede utilizar un colador. No obstante, si le resulta difícil obtener esta textura en casa, puede usar harina de arroz comercial o incluso almidón de maíz.
 
2. Una vez consiga que el arroz quede hecho polvo, con la ayuda de una brocha de maquillaje aplíquelo por todo el cuero cabelludo en la raíz. (Lea: Panasonic cultiva vegetales con tecnología LED)
 
3. Déjelo actuar unos minutos y cepille el pelo para retirar el exceso de harina. Incluso puede pasar rápidamente un secador para asegurarse de que no quedan restos.
 
4. Para futuras ocasiones, guarde el resto del producto en un envase cerrado.
 
“Con esta sencilla receta natural evitará lavar el cabello a diario y conseguirá ahorrar unos minutos al día y, por supuesto, algo de dinero”, acotó la bióloga española.
 
Sin embargo, Jhon Navas, estilista y propietario de ‘John Navas Studio’, en diálogo con CONtexto ganadero dijo que esta es una práctica que poco se recomienda porque puede afectar los folículos del cuero cabelludo.
 
Lo único contraproducente que la práctica puede tener es tapar el folículo piloso, por lo que es polvo microcondensado, y al taponarlos puede producir una caída al pelo. Esto no es para que se convierta en un hábito, porque para quitar la harina se debe hacer con un champú exfoliante”, aseguró Navas.
 
Para el estilista, el uso de harina de arroz debe hacerse máximo una vez a la semana, o en caso de que la persona tenga un compromiso importante y que por falta de tiempo no pueda lavarse el pelo. (Lea: Maíz pira, más nutritivo de lo que usted se imagina)