Draco, el pastor alemán que cuida la salud de los caballos

Por: 
Andrés Moncada Montenegro
20 de Abril 2015
compartir
Draco el perro veterinario de caballos
Este pastor alemán se ganó un espacio en la Escuela, gracias a sus aportes en veterinaria. Foro: CONtexto ganadero.
Un perro es el encargado de cuidar equinos que sufren de cólicos u otras enfermedades externas. Conozca la historia de este canino que cumple las funciones de enfermero.
 
Son las 5 de la mañana y Draco comienza sus rondas por la Escuela de Equitación Policial ‘Coronel Luis Augusto Tello Sánchez’. Su principal actividad es estar pendiente de la sanidad de los más de 70 caballos que habitan las pesebreras del lugar.
 
Él, un pastor alemán amable e inteligente, como lo aseguran en la Escuela, ha sabido ganarse un espacio en el corazón de los coroneles, tenientes y aprendices de carabineros que todos los días llegan al lugar para montar un ejemplar ecuestre. (Lea: Los perros robots Aibo, compañeros en la vida y en la muerte)
 
La teniente Yuly Rincón, veterinaria de la unidad, contó que Draco no pertenecía a la Escuela desde su nacimiento, pues cuando llegó a la institución era adulto y no tenía quién lo cuidara.
 
El canino siempre estaba al lado de los caballos y las pesebreras. Pero estaba abandonado. No tenía amo”, continuó Rincón.
 
Gracias a su carisma, Draco se ganó un espacio en la Escuela de Equitación Policial. Con el paso de los días, 2 carabineros lo adoptaron por su constancia en el espacio y le comenzaron a enseñar cómo comportarse con las demás personas. (Lea: El perro puede sentir celos, un sentimiento de supervivencia)
 
Además mostró una habilidad más que nos dejó boquiabiertos: es enfermero. Draco está pendiente de los equinos, de que no tengan cólicos y no presenten alguna enfermedad externa”, narró la veterinaria de la unidad.
 
Gracias a este conocimiento y experticia, este pastor alemán se comenzó a ganar un lugar entre el equipo médico de la Escuela. Hoy, mientras los demás perros están pendientes de otras actividades, Draco vive atento de la sanidad de sus mejores amigos: los caballos.
 
“Su compromiso se siente con solo verlo”: Romero
 
Los caballos, traídos en su mayoría desde Holanda, además de participar en disciplinas de salto y adiestramiento y ser partícipes en desfiles realizados de diferentes ciudades, son utilizados en cursos de equitación impartidos para niños y niñas. (Lea: Bogotá, sede oficial de nacional de equina 2015)
 
Carolina Romero, mamá de Sofía Hernández, una menor que participa en este curso, aseguró que Draco siempre se gana las miradas de los asistentes a la Escuela, gracias a su carisma, concentración y entrega a su labor.
 
El perro recorre libremente por los espacios de la Escuela, pero sus acciones son claras: observar y estar pendiente de los caballos. Se ve que le tienen mucho cariño los humanos que allí permanecen por la labor que desempeña”, apuntó Romero.
 
Asimismo, Carolina explicó que el perro también ayuda a arrear a los caballos y a moverlos, pues cuando estos están echados en los potreros de la Escuela, es Draco quien los ayuda a levantar con la cuerda.
 
Me parece increíble que un animal cuide a otro sin contar con la razón que privilegia a los humanos. Es muy llamativo cuando se le presta atención, pues sus movimientos son tan exactos, que es necesario estar atento a él”, ultimó la madre de Sofía. (Lea: Ovejas, caballos, elefantes y pingüinos se juegan su mundial)
 
Por ahora, aunque Draco ya tiene varios años en la Institución, su juventud y dinámica desvela que la Escuela tendrá a este enfermero canino para rato.
 
Cae la noche y las pesebreras se cierran, la gente abandona el lugar y los potreros quedan desolados para que este pastor alemán vigile durante la penumbra la salud de sus mejores amigos, los caballos.