Este productor logró mantener ganados Jersey y Jerhol en clima cálido

Por: 
Pedro Fonseca
18 de Noviembre 2019
compartir
Ganadería Carlos Meza, Carlos Meza, Jersey, Jerhol, producir leche en zona cálida, leche trópico bajo, leche, producción leche, ganado Jersey en clima cálido, Jersey en trópico bajo, manejo del Jersey, comprar ganado Jersey, Venta de ganado, venta de bovinos, CONtexto ganadero, ganaderos colombia, noticias ganaderas colombia
El objetivo de la Ganadería Carlos Meza es potenciar la producción lechera a nivel nacional con ganados Jersey, Jerhol y Holstein, con la particularidad de que ha aprendido a aclimatar los 2 primeros en zonas cálidas. Foto: facebook.com/carlos.mezaganaderos.3

El dueño de esta empresa pecuaria proviene de una familia dedicada a la producción de ganado de carne, pero desde hace 5 años empezó ensayos con ejemplares lecheros, especialmente Jersey y Jerhol, en fincas de trópico bajo, superando numerosos obstáculos y rompiendo paradigmas.

 

Carlos Meza es un productor de 36 años, propietario de la ganadería que lleva su mismo nombre y que está distribuida en 2 fincas en Antioquia. Su modelo de negocio incluye el levante y la comercialización nacional de terneras recién nacidas, destetes, novillas para toro y preñadas.

 

Trabajo con razas Jersey, Holstein y Jerhol en el paradero en San Pedro de Los Milagros. A nivel de carne, con ganados cebuinos tipo Brahman y criollo, los tengo en San Roque”, precisó. (Lea: Conozca los resultados de usar Jersey puro en clima cálido en Santander)

 

Meza fue profesor hasta hace 5 años, cuando resolvió dedicarse a la ganadería. En ese tiempo comenzó a pensar en la posibilidad de aclimatar ganados especializados en lechería, más acostumbrados a las temperaturas frías, a zonas de mayor calor.

 

En algunos negocios que cuentan con ganado ordinario, hemos ofrecido animales para mejorar la genética o cambiarla por Jersey y Jerhol, que venimos aclimatando en tierra caliente como Arauca, Barranquilla, Cartagena, Bucaramanga y municipios de Norte de Santander”, aclaró.

 

Pero no solo están en clima cálido, también han comercializado a zonas lecheras frías como la sabana de Bogotá, las partes altas del Eje Cafetero y Nariño. Si bien su propósito es difundir su destacada genética, el elemento más llamativo de su modelo es la adaptación de estas razas a clima cálido.

 

¿Cómo lo han logrado?

 

Meza fue enfático al señalar que no realizan cruces con cebuinos, sino que se trata de ejemplares Jersey y Jerhol que acostumbran a las condiciones de cada predio mediante un proceso que ha desarrollado por su propia cuenta, con asesoría de expertos y consulta de fuentes.

 

También tenemos historias tristes, pero de pronto se debe más al descuido de quien ha adquirido los animales. En cambio, el que ha seguido nuestros protocolos y cumple nuestras normas, ha tenido muy buenos resultados”, afirmó el productor.

 

Estos protocolos incluyen un proceso de aclimatación que inicia con crías a muy temprana edad y se fortalece con baños antiparasitarios como forma de prevención, a la cual también se añade una observación constante para verificar el estado de los ejemplares durante todo el día.

 

De acuerdo con Meza, gracias a este método han alcanzado producciones desde 12 hasta 25 litros de leche por vaca al día en zonas sobre los 1.400 msnm en municipios como Isnos y Pitalito (Huila). (Lea: ¿Por qué la raza Jersey es apropiada para producir leche en Colombia?)

 

Es complejo para muchos ganaderos tradicionales entender cómo sucede esto, pero tenemos también la experiencia en diferentes puntos del país donde podemos llevarlos para que conozcan cómo estamos adelantando este trabajo”, manifestó el empresario.

 

En este mismo sentido, aclaró que no envía hembras adultas en segundo parto, horras o en producción, sino novillas preñadas de 4 a 6 meses que están muy bien adaptadas. Por eso, no maneja datos de rendimiento, sino evidencias de que se pueden acostumbrar a determinadas condiciones.

 

El origen de este proyecto

 

Meza atribuyó parte de la idea de difundir genética Jersey a lo largo del país a los reportajes en video que transmiten por televisión o YouTube, donde hay ganaderos que confirman los buenos resultados de implementar estos animales para tener mejores rendimientos.

 

“Todos tienen ganado mestizo o cebuino, pero no han probado Jersey y Jerhol por temor o por falta de orientación, que no solo tienen mayor producción lechera sino que el precio es 3 o 4 veces más bajo que razas tropicales como el Gyrolando”, afirmó.

 

Como reveló más arriba, ya cuenta con producciones en fincas de Huila y Tolima. Estos ejemplares se han sostenido con pasturas, o en su escasez con henos y silos en las épocas críticas.

 

Antes de realizar el negocio, el empresario pregunta a los potenciales clientes a qué región serán destinados los animales y las condiciones del predio. Luego indican las pautas del baño antiparasitario, que recomiendan antes de la llegada del ganado para evitar plagas como garrapatas, moscas o nuches.

 

Una vez instalados, los ejemplares deben poderse resguardar del sol de mediodía, por lo cual sugirió un sistema semiestabulado para que tengan sombra y alimento en momentos de mayor intensidad solar. (Lea: Así es la nutrición ideal para vacas Jersey en Colombia)

 

Las historias tristes

 

Así llama a las vacas que no dieron resultado en estos ambientes, según él por descuido de los ganaderos que dejan el cuidado de los animales a administradores u operarios que no están capacitados en los protocolos de la ganadería Carlos Meza.

 

Nadie imagina tener Jersey en Cartagena o en Barranquilla, y los tenemos. En este momento, no tenemos producción lechera, sino que estamos en proceso de preñez y las estamos observando, para que cuando empiece a producir, sepamos cómo será este rendimiento”, puntualizó.

 

Meza aseguró que la mayoría de clientes quedan satisfechos con las adquisiciones cuando llegan a un segundo parto y se dan cuenta de las elevadas producciones. Si bien hay historias tristes, son más numerosas las experiencias de productores que reconocen las bondades de estas razas.

 

Sin embargo, aquellos que sienten más recelo por el proyecto o que piensan que van a fracasar, son los que han obtenido peores resultados. Lo mismo pasa con los productores que tratan a sus ganados como si fueran cebú, sin tener en cuenta que requieren tratos especiales.

 

“La idea es que el cliente quede contento con los ejemplares y no dar publicidad engañosa. También les advertimos o les llamamos la atención para que hagan un buen proceso de adaptación, porque hemos encontrado que los tratan como ganado cebuino”, anotó.

 

Sin duda alguna, encontrar la fórmula no ha sido tarea fácil, pues también han tenido bajos rendimientos de 5 o 6 litros o incluso animales caídos. Al cabo de 5 años, “la experiencia les ha enseñado que sí es posible”. (Lea: Gyr por Jersey, el cruce para mejorar calidad de la leche)

 

“Estamos armando bien los protocolos para empezar a orientar a los clientes, tenemos la idea de hacerlo a través de videos desde YouTube con temas básicos para el engranaje o iniciar el negocio ganadero y lechero, de manera que aprendan el manejo”, señaló.

 

Las nuevas tecnologías y los siguientes pasos

 

Meza ha sacado provecho de Internet y las redes sociales para expandir su negocio, pues ha basado su estrategia en darse a conocer a través de Facebook e Instagram, vender ganado en línea y brindar asesoría remota por medio de Whatsapp.

 

“Tuve una experiencia muy bonita, después de publicar unas terneras destetas y hubo alguien que se enamoró de ellas y me las compró. Fue sin pensarlo, no lo hice para montar la ganadería sino que fue algo de Dios, pues montar las fotos me abrió una puerta para la venta permanente de ganado lechero”, relató.

 

Frente a los escépticos que aún dudan sobre este modelo, Meza insistió que han tenido más experiencias buenas que malas y, luego de estas y de numerosas asesorías con médicos veterinarios y ganaderos, siguen firmes en su propósito de expandirse, con la fortuna de darse a conocer incluso más allá de las fronteras nacionales.

 

Vamos creciendo con la ayuda de Dios y de los clientes, a nivel nacional e internacional, porque también vendemos a colombianos que residen en el exterior, en Estados Unidos, Canadá, Suiza, Francia, y que compran para sus fincas aquí en Colombia. La idea es llegar a la exportación de nuestros ejemplares pero todo lo hacemos paso a paso”, concluyó.