Hermidez Preciado, de trabajador a socio del campo

Por: 
Melanny Orozco Zabala
16 de Septiembre 2019
compartir
ganaderia, ganaderia colombia, ganaderia colombiana, contexto ganadero, hermidez barrero preciado, campesino, pequeño productor espinal, espinal, tolima, cultivo mango, cultivo arroz, agricultura, ganaderia, cria ganado, ganadero, ganadero colombia
Desde los 13 años comenzó a trabajar en el campo, pues en su familia ya trabajaban con ganado. Foto: Cortesía.

Hermidez Barrero Preciado, es un productor colombiano que ha trabajado como agricultor, ganadero y manguero por muchos años de su vida. A través de este tiempo, muchas son las dificultades que ha tenido que enfrentar para superarse y así tener el sustento para su familia.

 

Nació en Chicoral, Tolima, en donde desde hace más de 20 años, aprendió acerca del sector agrícola y ganadero, y se convirtió en su principal fuente de ingresos, además de ser el negocio que lo apasiona y lo que anima a despertarse cada mañana desde tempranas horas.

 

Su nacimiento en el campo

 

Sus inicios se remontan en el campo, donde nació y se formó en una familia del Espinal que dedicaba su vida a las labores de la tierra y de esta forma se lograron formar todos los miembros del hogar. (Lea: Juan Manuel Herrera, con tan solo 27 años, ya es un joven empresario ganadero)

 

Desde sus 13 o 14 años ha estado interesado en el negocio de la ganadería, pues en su familia había ganado que le enseñó a tomarle amor a cada una de las labores del campo.

 

“En la ganadería he trabajado desde que tenía 13 años, entonces desde ese entonces me fui dando cuenta que la cría de vacas era un buen negocio y que para esa época estaba siendo bastante rentable”, afirma Barrero Preciado.

 

Luego de este tiempo, este productor pudo darse cuenta que pagar un vaquero y manejar el tema de la tierra esa una actividad que le estaba dando el dinero para poder vivir, por lo que decidió dedicarse a este oficio.

 

Una vida dedicada al campo

 

Desde pequeño comenzó a trabajar en las fincas cercanas y fue ahí donde aprendió acerca del negocio, no solo de la ganadería sino también agricultura, en donde trabajó durante muchos años.

 

Esta etapa de su vida lo convirtió en una persona que gracias a su experiencia y a los conocimientos de cursos que logró realizar, lo formaron a tener bases suficientes para emprender el vuelo en el sector y así poder manejar otros negocios que se derivan de la actividad ganadera y agrícola.

 

“El ganado ha mostrado que es una fuente de rentabilidad porque permite tener un flujo de caja que es el ideal para poder tener un sustento para familia en épocas donde las cosechas no terminan nada bien”, asegura Barrero Preciado.

 

Una pasión

 

El resultado de este aprendizaje le ha permitido a Hermidez a que en las fincas donde trabaje, logre convertirse en un aliado importante, pues muchas son las personas que han confiado en sus conocimientos y experiencia y han depositado una inversión, y junto con él, generan negocios importantes que les ha traído grandes beneficios.

 

Desde ese momento, pasó de ser un colaborador del campo a una persona que era tenida en cuenta y admirada por la región, por tener las bases suficientes para crecer en el negocio y así convertirse en una fuente primaria de información cuando las personas presentaban algún inconveniente en sus explotaciones ganaderas.

 

La agricultura en su vida

 

La actividad agrícola fue uno de los momentos más importantes de Hermidez, pues pudo sembrar varios cultivos que le generaron mucho éxito. Sin embargo, no todo fue color de rosa para este productor, pues en ese negocio todo es incierto y muchas fueron las pérdidas que por las que tuvo que pasar este campesino para llegar hasta donde está. (Lea: Eduardo Orozco, productor que levantó su negocio a pesar de la delincuencia)

 

Durante su vida ha trabajado con arroz, mango y muchos otros cultivos que han tomado varios años de su vida y que le han permitido tener un sustento para su familia, pues gracias a aciertos y errores ha logrado adquirir conocimientos que le han ayudado al desarrollo de su oficio.

 

Desde que tuvo bases en el negocio, Hermidez ha arrendado tierras para poder trabajar en el campo, hace 8 años lo hizo y comenzó a trabajar con el maíz, pero hoy en día se ha convertido en una actividad más compleja porque los costos de producción han aumentado, lo que significa que las ganancias son menores.

 

“En estos momentos me encuentro trabajando con los mangos, pero antes era más rentable porque éramos la única región que producía esta fruta. Hoy por hoy, hay muchas zonas del país en las cuales se produce mango, por lo cual la situación se está complicando ya que cuando se cruzan las cosechas, significa que se generan pérdidas para nosotros. Además, en muchas ocasiones, las personas importan esta fruta desde Ecuador a menor precio, lo que termina siendo mucho peor para nosotros”, señala Barrero Preciado.

 

La ganadería, el negocio que más le ha generado ganancias

 

Trabajar durante tantos años en el campo le ha servido para darse cuenta que el negocio que le ha sido más rentable es la ganadería, pues en los otros ha tenido muchos altibajos producidos por situaciones externas a su trabajo, lo que ha generó que decidiera tener una fuente fija de ingresos gracias a la cría de ganado.

 

“Desde hace tres años me esto dedicando con más tiempo y juicio al tema del ganado, porque si uno sabe comprar y se consigue los lugares adecuados para vender se vuelve un buen flujo de cajas, teniendo en cuenta que se debe cuidar la alimentación de los animales porque las épocas están duras”, precisa Barrero Preciado.

 

Para este productor, la rotación de los potreros es la base del éxito ganadero, pues se pueden tener tierras pequeñas, pero después que se haga una buena división de ellos y un buen manejo, el éxito está garantizado.

 

Su visión a futuro

 

“Como está la situación es complicado visionarse en el sector porque nos sentimos desprotegidos por las entidades del Gobierno Nacional, no solo por los altos de costos de producción, sino porque las industrias no están interesadas en la producción de muchos de los trabajadores que vivimos de esto”, explica Barrero Preciado.

 

Finalmente, a pesar de las dificultades que se le presenta día a día en el sector, Hermidez sueña con crecer y poder desarrollarse mejor en la actividad agrícola, de tal forma que pueda tener su propia empresa y explotación ganadera, así como la maquinaria para poder laborar en el campo colombiano. (Lea: Nayibe Sarmiento, productora que sueña con volver su ganadería más sostenible)