9 de cada diez médicos recomiendan los lácteos

Por: 
CONtexto ganadero
09 de Junio 2022
compartir
Lácteos en supermercado
Los productos lácteos recobraron importancia luego de la pandemia y los consumidores los compran más. Foto: agritotal.com

Luego de la pandemia por la Covid-19 la percepción positiva del personal médico y de los consumidores en Colombia frente a la leche y sus derivados alcanzó un 86 %, según el “Informe de Favorabilidad de Lácteos”. 9 de cada diez médicos recomiendan los lácteos

 

Dicho trabajo, realizado por las plataformas de escucha organizacional DataPlus, Campo y Acción y Digimind, señala que este resultado fue jalonado por cambios en los hábitos de consumo y una mayor compra desde los hogares. 

 

Dentro de los hallazgos se observa que la percepción del consumo de lácteos en el país se mantiene favorable, especialmente en hombres. Frente a la edad, se muestra que los consumidores entre 35 y 44 años tienen una mayor aceptación (88 %) que las personas entre los 18 y 24 años (79 %). Se destaca que las ciudades que prefieren este alimento son: Barranquilla, Medellín y Bogotá.

 

Otro de los resultados destacados es que la leche sigue siendo asociada como un alimento nutritivo esencial para una dieta balanceada (Lea: Futuro de la lechería especializada en Colombia es incierto: Bancolombia

 

La leche es un alimento valorado por su alto aporte nutricional dentro de un mismo producto. Un vaso de leche aporta aproximadamente un 30 % de la dosis diaria de calcio recomendada, elemento imprescindible para la formación y desarrollo de los huesos. Esto es clave ya que, según la FAO, la leche y los productos lácteos tienen un enorme potencial para mejorar la nutrición y los medios de subsistencia de millones de personas todo el mundo.

 

“Los lácteos son ricos en micronutrientes esenciales para luchar contra la desnutrición en los países en desarrollo, donde las dietas de las personas pobres a menudo se basan en almidón o cereales y carecen por ello de variedad" señaló la experta en nutrición de la FAO Ellen Muehlhoff,

 

Igualmente se destaca del informe que 9 de cada diez médicos recomiendan los lácteos. La favorabilidad evidenciada se encuentra fuertemente asociada por médicos a la idea de los lácteos como un producto nutritivo que contribuye a aspectos como el crecimiento y el mantenimiento de los huesos.

 

Dentro del rubro médico, la leche tiene una favorabilidad por encima del 70 %. Por su parte, los nutricionistas y médicos internistas fueron los que más favorable la clasificaron con 97 % y 91 % respectivamente. Contrario a lo que se influye, los gastroenterólogos la calificaron con un 76 %.

 

Lo que más ha aumentado es el consumo de yogurt y queso. Si bien la leche mantiene su tendencia, el yogurt y el queso son dos categorías que evidencian un incremento en el último año. Para los médicos, lo que más resalta de estos dos alimentos son su alto nivel de probióticos (ligados a las defensas, un asunto prioritario tras la llegada de la pandemia y el calcio) y la versatilidad e indulgencia que ofrecen a los consumidores pues pueden crear más combinaciones y acompañar comidas (caso del queso). Por el lado del yogurt, su aumento se asocia a su percepción como un producto más sano que complementa la dieta y el ejercicio. (Lea: Demanda de productos lácteos crece más rápido que la oferta)

 

El informe también muestra que los sustitutos no han logrado un impacto tan considerable. En general, la recomendación a no consumir lácteos no es muy alta. El trabajo destaca que esta sugerencia está ligada específicamente a condiciones de salud como enfermedades y alergias y es el último recurso o cuidado del tratamiento de pacientes. 

 

Entre los consumidores que sustituyen los lácteos, se evidencia un aumento en el consumo de frutas y jugos naturales en el último año. En muchos casos, entre quienes disminuyen su consumo de lácteos, estos no son remplazados por otros productos.

 

Para la toma de información se realizaron 780 encuestas con grupos en Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla (240 a médicos y 540 a consumidores). Además, se realizaron monitoreos digitales de redes sociales, medios de comunicación, blogs, plataformas web y otros canales en donde se desarrollan conversaciones en relación con esta temática.