Autoridades en alerta por contrabando e ilegalidad en zona de frontera con Venezuela

Por: 
CONtexto ganadero
29 de Abril 2021
compartir
ilegalidad, Contrabando, ICA, Polfa, fedegan, Invima, Fedegasán, Coganor, DIAN, precio del ganado, autoridades, decomiso, fincas, identificación, Trazabilidad, acompañamiento, vacunación, zonas de frontera, vacunador, visitas, inventarios, estatus sanitario, sacrificio, carne, Abigeato, ovinos, caprinos, cerdo, pollo, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero
Las autoridades y gremios de Santander y Norte de Santander prendieron las alertas por la ilegalidad y el contrabando de ganado y carne que se presenta en la zona de frontera con Venezuela. Foto: es.m.wikipedia.org - lalupadehoy.com

Los altos precios del ganado en Colombia son un incentivo para el contrabando de animales desde Venezuela y por eso las autoridades ya prendieron las alarmas en Santander y Norte de Santander.

 

En las últimas semanas se han sostenido dos reuniones, con autoridades y gremios ganaderos para buscar estrategias frente a la ilegalidad y el contrabando, flagelos que azotan a los productores de la región.

 

La primera reunión fue del Comité Integrado ICA, Invima, Polfa y Dian, con la participación de Fedegán-FNG, Fedegasán (gremio ganadero de Santander) y Coganor (Norte de Santander) y se enfocó en la prevención del contrabando porque es un problema que se puede acrecentar con la subida de los precios del ganado y de la carne. (Lea: Operaciones de inteligencia al contrabando están arrojando resultados positivos)

 

Según Jaime Clavijo, Director Ejecutivo de Fedegasán, hay que reconocer el gran avance de los resultados obtenidos en la lucha contra el contrabando aunque en el tema la ilegalidad la situación es más compleja.

 

El objetivo es prepararse para posibles aumentos del contrabando debido a los altos precios del ganado y la carne que, seguramente, van a estimular a los delincuentes para tratar de aumentar el ingreso de animales desde Venezuela, de acuerdo con lo dicho por el dirigente gremial.

 

“Nuestra propuesta, de Fedegasán, Coganor y Fedegán, es que busquemos procesos de identificación de los ganados, trazabilidad y acompañamiento a la vacunación en las zonas de frontera, sobre todo en aquellas fincas donde haya sospechas que se esté lavando ganado de contrabando”, señaló Clavijo.

 

La idea es que se hagan visitas aleatorias junto al vacunador, por parte de autoridades para poder constatar que los inventarios son reales y que “no están siendo inflados mediante la presión armada o la persuasión económica a los vacunadores, que son un eslabón vulnerable”.

 

Reconoció que la estrategia anti contrabando del ICA ha sido exitosa, particularmente el proceso de normalización de inventarios porque fue determinante para que la mayoría de las fincas hoy día tengan inventarios reales y eso evita que introduzcan ganado de contrabando o robados. (Lea: Contrabando: amenaza a la ganadería)

 

Sin embargo, todavía hay fincas que logran mantener algunos inventarios inflados que son los que utilizan después para legalizar ganado de contrabando y de ahí la propuesta de los gremios ganaderos.

 

Entre tanto, el Director Ejecutivo de Coganor, José Helí Soto, manifestó que en Norte de Santander se hace un trabajo coordinado con la Polfa lo cual ha permitido que el problema del contrabando no se acreciente.

 

Además, dijo, se tiene una red de ganaderos de 270 productores de Norte de Santander donde permanentemente se envían mensajes sobre la importancia de no comprar animales de dudosa procedencia, teniendo en cuenta que ellos están ubicados en la llamada zona de protección y deben ser muy cuidadosos con el comercio de ganado.

 

También señaló que para controlar el transporte y movilización de animales es importante que las autoridades exijan la chapeta porque eso ayuda a reducir el contrabando.

 

Sostuvo que el paso de animales en pie desde Venezuela ha disminuido bastante porque no es fácil ya que cualquiera lo ve, mientras que el problema es con la carne y los quesos ya que se transporta en bolsas y en pequeñas cantidades en vehículos de menor tamaño.

 

Por su parte, Jorge Silva, secretario técnico de Fedegán-FNG en Santander, manifestó que con el posible ingreso ilegal de animales en pie se pondría en riesgo el estatus sanitario que costó recuperarlo, así como la salud de los consumidores en los temas de carne y queso que llegan por esta vía.

 

De hecho, al día siguiente de la reunión se incautó un camión de estaca que lleva alrededor de 1.500 kilos de carne empacada en bolsas de basura, sin ningún tipo de cadena de frío; también detuvieron otro vehículo con 1.200 kilos de queso, transportado de la misma manera.

 

La segunda reunión se realizó con el Invima, el ICA, el secretario del clúster cárnico y Fedegán para analizar la problemática de ilegalidad en el sacrificio y el comercio de carne que se presenta en la región.

 

Si bien el aumento de precios del ganado trae grandes beneficios para los ganaderos porque se mejora el negocio, también conlleva unos riesgos que se empiezan a visualizar para poderlos minimizar. (Lea: “Cerramos la brecha para identificar los predios que negocian ganado de contrabando”: Lafaurie)

 

La preocupación es que como el precio del ganado ha subido de manera importante, al igual que el de la carne, personas inescrupulosas que manejan este tipo de negocios de manera ilegal van a aprovechar el momento para traer de contrabando tanto reses como carne para vender en Colombia.

 

Esto traerá como consecuencia un incremente en el sacrificio clandestino y se puede ver un aumento del abigeato porque eso le va a representar un mayor ingreso por la venta de los animales o de la carne.

 

A ello se suma un problema adicional y es que ante la subida en el precio de la carne de res el consumidor empieza a buscar sustitutos que en el caso de la región son productos como el cordero, el cabro, el cerdo o el pollo, entre otros y ahí aparece el inconveniente que se fomenta el sacrificio ilegal de estas especies.

 

Por ejemplo, en el caso de ovinos y caprinos hay una sola planta de sacrificio en Bucaramanga que tiene el registro del Invima pero faena solamente el 20 % del volumen de estos animales que se consumen en la región, lo que significa que hay 80 % de sacrificio ilegal.

 

La situación es más complicada en el caso del cerdo donde no existe ninguna planta de sacrificio y por eso el que se consume viene de Boyacá o de plantas ilegales. (Lea: Dos formas de ingresar ganado de contrabando)

 

Frente a ello las autoridades están mirando cómo minimizar los riesgos que esta problemática conlleva para lo cual se trabaja de manera articulada entre las diferentes entidades involucradas con el tema.

 

Lo que sigue ahora es una nueva reunión donde se buscará articular con las alcaldías y las secretarías de salud medidas para generar controles permanentes y solicitar a las alcaldías que cumplan el deber de tener convenios para la desnaturalización de los productos cárnicos que se lleguen a incautar.

 

El problema que se presenta es que la autoridad que hace el decomiso de este tipo de mercancía no tiene a donde llevarlo y eso genera que no se ejerzan debidamente los respectivos controles.