El mundo experimentará el peor colapso económico de los últimos 90 años

Por: 
CONtexto ganadero
26 de Junio 2020
compartir
Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, Recesión, recesión económica mundial, recesión económica global, fmi, fondo monetario internacional, economía américa latina, economía latinoamerica, economía mundual, Pandemia, efectos pandemia en economía mundial, consecuencias pandemia en la economía, crisis economica mundial, COVID-19, pademia covid-19, ganaderos, ganaderos colombia
El FMI advierte que el colapto ecnómico será muy grave en 2020, lo que ralentizará la recuperación para el 2021. Foto: imf.org

El Fondo Monetario Internacional pronostica un mayor colapso económico global producido por la pandemia de la COVID-19. Esta recesión por la que atravesará el mundo en los próximos años será peor de lo esperada.

 

Así lo manifiesta el FMI, que predice que habrá una recesión más profunda este 2020 y una recuperación más lenta en 2021. Todo esto, se verá reflejado principalmente en los hogares de bajos ingresos, lo que arriesga un aumento significativo en la desigualdad y los esfuerzos por reducir la pobreza mundial emprendidos desde la década de 1990, informa el portal CNN. (Lea: Aclare sus dudas acerca de la recesión económica por la COVID-19)

 

El Fondo espera una contracción económica glotal del -4,9 %, teniendo en cuenta que en abril se proyectó un declive del -3,0 %, en su más reciente informe ‘Panorama Económico Global’. Las cifras subrayan que el mundo experimentará el peor colapso económico de los últimos 90 años.

 

Este escenario de mayor deterioro resulta de un desempeño económico peor a lo anticipado en la primera mitad del año y la ausencia de una solución médica que prolongará medidas de distanciamiento social durante la segunda mitad de 2020.

 

El FMI restó impulso a la recuperación que espera para 2021 a 5,4 %. Esto quiere decir, cuatro décimas de punto porcentual menos que su cálculo de abril, pero reiteró que este escenario está rodeado de una incertidumbre mayor a lo normal.

 

Los factores que influyen sobre su pronóstico incluyen posibles noticias sobre vacunas o tratamientos y mayores esfuerzos de apoyo de los gobiernos, que podrían acelerar la recuperación. Sin embargo hay otros riesgos, como la reaparición de la pandemia o condiciones financieras menos flexibles que terminen por generar problemas de deuda.

 

Los gobiernos del mundo han anunciado medidas fiscales por cerca de US$ 11 billones hasta ahora, manifiesta el FMI. De estos, la mitad son gastos adicionales e ingresos perdidos, que afectan los presupuestos de los estados. La otra mitad, dice el organismo financiero que son medidas para dar liquidez como créditos, inyecciones de capital o garantías que han permitido mantener el flujo de efectivo y limitar las bancarrotas.

 

Desde que comenzó la pandemia, más de 70 países han recibido asistencia financiera por un monto superior a los US$ 250.000 millones del US$ 1 billón que tiene disponibles. Para Estados Unidos, el FMI prevé ahora una contracción del -8,0% este año, más agua que el -5,9 % esperado en abril.

 

Para China, que se adelantó en la recuperación, la estimación del Fondo Monetario es que exp erimentará un crecimiento del 1 % debido a las políticas de apoyo del gobierno. Por el lado de Japón, este país sufrirá una contracción del -5,8 % este año. En cuanto a las economías europeas, las más golpeadas por la pandemia serán Italia con un -12,8 % y con una contracción similar en España y Francia.

 

Respectó a Latinoamérica y el Caribe, el FMI hizo correcciones más severas en sus pronósticos, pues ahora se espera una contracción de -9,4 % en 2020, cuando en abril el estimado sería del -5,2 %. Sin embargo se espera una recuperación algo mejor 2021, con una crecimiento del 3,7 %, es decir tres décimas de punto más. (Lea: 5 efectos del COVID-19 en la economía de América Latina)

 

En el mercado laboral, el FMI reconoció que el golpe más severo del colapso económico lo han sufrido trabajadores menos calificados, que no tenían la opción de trabajar desde casa. De los aproximadamente 2.000 millones de trabajadores en la economía informal, la Organización Internacional del Trabajo estima que cerca del 80% han sido significativamente impactados.

 

El FMI advierte que sigue siendo esencial una fuerte cooperación multilateral en múltiples frentes, “se necesita con urgencia asistencia de liquides para los países que enfrentan crisis de salud y déficit de financiamiento externo, incluso a través de la red de seguridad financiera global”.

 

Finalmente para evitar que se repita lo que calificó como una catástrofe, el FMI pidió que la comunidad global actúe ahora mediante la construcción de reservas mundiales de suministros esenciales y equipos de protección, la financiación de la investigación y el apoyo a los sistemas de salud pública, así como la implementación de modalidades efectivas para brindar ayuda a los más necesitados. Lea: Desempleo, informalidad, fiscalidad)