Recolección de leche cayó en noviembre y el pago al productor se mantuvo estable

Por: 
CONtexto ganadero
19 de Enero 2021
compartir
acopio formal leche noviembre 2020, leche Colombia, compra leche, Acopio leche noviembre 2020 Colombia, producción leche, Acopio formal leche Colombia junio 2020, Acopio formal leche, recolección de leche en Colombia, producción leche Colombia 2020, precio leche cruda Colombia 2020, precio pagado al productor 2020, ganaderos, ganaderos colombia, ganado, bovinos, ganado bovino, Ganadería, ganadería colombia, noticias ganaderas, noticias ganaderas colombia, CONtexto ganadero, contextoganadero
Si bien la compra formal de leche en 2020 ha sido mejor que la de 2019, el resultado de noviembre fue menor y evidencia que la industria disminuyó el acopio. Foto: reconciliacioncolombia.com

En comparación con el mismo mes de 2019, el acopio formal disminuyó 3,5 %, lo que ha hecho que el crecimiento en el año caiga de 7,6 % (registrado en el primer semestre del año) a 5,8 %. El precio pagado al productor creció en el último bimestre pero las bonificaciones voluntarias bajaron.

 

En el último reporte mensual correspondiente a noviembre de 2020, se contabilizaron 267,4 millones de litros de leche líquida, un 6,7 % menos que en octubre (286 millones) y 3,5 % menos que en el mismo mes del año anterior (277 millones).

 

Con este dato se alcanzaron los 3072,7 millones de litros de leche, superando en 5,8 % los 2903,4 alcanzados en los primeros 11 meses de 2019. (Lea: Acopio al alza y precio a la baja: el primero subió más de 6 % en el 3er trimestre)

 

Si bien el resultado continúa siendo más alto que el de hace un año, la distancia que los separaba en el primer semestre se ha recortado hacia el final del segundo. En junio, el acopio iba 7,6 % por delante, pero en los últimos meses ha caído.

 

De acuerdo con el analista Óscar Cubillos Pedraza, desde que entraron en vigor los TLC con Estados Unidos y la Unión Europea que habilitaron los contingentes para importar leche en polvo sin arancel, la industria ya no compra al mismo ritmo de antes.

 

“Antes de 2012, cuando no existían los cupos, el acopio en noviembre y diciembre aumentaba porque las empresas se preparaban anticipando el verano que llegaba al inicio del siguiente año”, apuntó. (Lea: Acopio de leche creció 7,6 % en el primer semestre de 2020)

 

Y agregó: “Eso cambió cuando iniciaron los cupos, entonces la industria ha dejado de acopiar en los últimos meses para echar mano de la leche en polvo y no pagar un litro más caro en enero, febrero y marzo, cuando son los meses de pleno verano”.

 

Pero además, el economista advirtió de un agravante, y es que al final del 2020, la industria acumuló grandes cantidades de leche sólida en sus inventarios. Según el dato de noviembre, tenían 15 754 t de leche en polvo entera y 1091 t de descremada.

 

 

Precio nominal se mantuvo en los mismos niveles

 

En noviembre, el precio promedio se ubicó en $1147 por litro, y en $1222 con bonificaciones voluntarias, similar al de octubre ($1149 y $1220). (Lea: Nuevo pacto por el crecimiento del sector lechero debe incluir más compromisos de la industria)

 

“El precio permaneció casi idéntico a los meses anteriores, lo que evidencia que no se estaba demandando exageradamente más leche, y de hecho se demandó menos del año anterior. La tendencia indicaba que el precio sería estático”, apuntó Cubillos.

 

Desde septiembre, el pago promedio tuvo su mayo crecimiento, pasando de $1111 a $1134 sin bonificaciones voluntarias. No obstante, dado que estas se utilizan para compensar la oferta de leche, en ese mismo mes pasaron de estar en $113 a $87, y en noviembre se ubicaron en $75.

 

Esta caída explicaría el análisis de Cubillos, según el cual el pago adicional de la leche no se está utilizando para premiar al productor, sino como mecanismo para acopiar más leche en tiempos de escasez, que se reduce de forma paulatina cuando hay sobreoferta del líquido.

 

Así pues, la industria utilizó sus stocks de leche en polvo (que pasaron de 17 255 ten octubre a 16 845 t en noviembre), esperó a que se renovaran los cupos sin arancel (el de EE. UU., de 12 969 t, ha sido consumido en más de 90 %) y bajó el pago de bonificaciones voluntarias, todo lo cual condujo a un menor acopio en el penúltimo mes de 2020.