Impuesto a la tierra y freno a exportaciones harían inviable negocio ganadero

Por: 
CONtexto ganadero
23 de Noviembre 2022
compartir
Ganadera María del Pilar Cruz
Para la ganadera María del Pilar Cruz, el impuesto a la tierra y el freno a las exportaciones de ganado, afectarán el negocio ganadero. Foto: CONtexto Ganadero

Aunque la actual temporada invernal que azota a casi todo el país tiene grandes afectaciones en el campo, la preocupación va más allá de cara al futuro de la actividad.

 

Según María del Pilar Cruz Macías, ganadera de Bosconia (Cesar), los anuncios del gobierno sobre el impuesto a la tierra (catastro multipropósito) y la intención de algún segmento del legislativo de frenar las exportaciones de ganado en pie, harían inviable el negocio ganadero.

 

De acuerdo con la empresaria, la inversión que se debe hacer en los animales para criarlos y mantenerlos hasta el momento de la exportación o la venta al mercado interno es alta y si no hay posibilidad de venderlos al exterior donde tienen un mejor precio no será rentable.

 

A ello se suma los anuncios que desde el comienzo ha hecho el gobierno de poner en marcha el catastro multipropósito con el fin que los productores del campo paguen mayores impuestos, pues de acuerdo con el Ejecutivo no se está tributando acorde con la realidad del precio de la tierra.

 

“A mí me ha golpeado mucho porque las fincas mías, yo tengo dos, están ubicadas a la orilla de la carretera, doble calzada y los impuestos son demasiado altos, no hay cómo cancelarlos”, señaló la ganadera. (Lea: Productores pagarán más impuestos con nuevo avalúo de tierras)

 

Añadió que “es imposible que una actividad ganadera, cuyo fuerte es la leche, dé para pagar impuestos, nómina y ahora la reconstrucción (por el invierno)”.

 

Así mismo expresó que no se sabe qué va a pasar a futuro con la ganadería, si las exportaciones van a continuar o no, si los impuestos de las tierras van a seguir subiendo y cuál va a ser el apoyo del Banco Agrario con créditos con bajas tasas y suficientes años de gracia, entre otros aspectos.

 

Manifestó que sería muy grave que el Congreso y el Ejecutivo acabarán con las exportaciones de ganado porque Colombia produce suficiente carne y se tiene bastante ganado para abastecer la demanda interna y tener excedes para vender en el exterior.

 

Además, dijo, “a nosotros nos favorecen las exportaciones por los precios porque es como una manera de subsanar la baja producción de leche que en verano es prácticamente cero, entonces uno compensa con la venta de los machos”.

 

Igualmente indicó que no es cierto que la ganadería vaya en contra del ambiente porque ellos siembran, cultivan la tierra, en su caso tiene cercas vivas y se preocupan por conservar el ecosistema porque eso se refleja en una mayor producción en la medida en que los animales están bien. (Lea: Mentiras y verdades sobre el uso de la tierra en ganadería)

 

El bienestar animal es otro tema de preocupación para esta ganadera que como lo señala ofrece el mayor confort posible con sombra permanente, el cumplimiento del plan de vacunación, la desparasitación que ella realiza cada tres meses y la suplementación, entre otros aspectos.

 

 

Efectos del invierno

 

De otro lado se refirió a los daños que ha causado el invierno y sostuvo que este año las lluvias han sido muy fuertes y en su caso tiene una finca de pastos de agua absolutamente toda con jarillones pero a causa del invierno todo se desbarató.

 

Los caminos se acabaron y los animales han sufrido bastante por la misma situación ocasionada por las lluvias y los efectos sobre la infraestructura de la finca. Ante dicha situación debió adoptar un plan de emergencia que consistió en llevar al ganado a otra finca donde no se tuvieran problemas con las inundaciones.

 

Una vez pasen las lluvias viene todo el proceso de reconstrucción, especialmente de los jarillones porque sin los mismos la finca “no es nada”.

 

Así mismo se requiere que el gobierno a través del Banco Agrario los apoye con créditos en condiciones blandas y plazos adecuados para poder llevar a cabo esa reconstrucción. (Lea: 6 medidas a tomar en las fincas durante el invierno)

 

Además, dijo, la actividad ganadera está muy golpeada por el invierno, no solo por los daños materiales en las fincas sino porque también la producción tanto de leche como de carne ha disminuido.

 

Tanto los terneros como los animales adultos se han visto enfermos y esto ocasiona que por ejemplo se reduzca la producción de leche porque los animales han estado soportando mucha agua y eso los estresa ocasionando esa merma en la producción.

 

Por eso confía en que la situación el año entrante mejore, tanto en la parte de clima como en las ayudas y en el mercado.