Industria no tendría razones para importar leche en polvo

Por: 
CONtexto ganadero
13 de Enero 2015
compartir
producción leche Colombia
En la actualidad el ganadero recibe, dentro del promedio nacional, $900 por cada litro de leche. Foto: Cortesía.
Según la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, en este momento la industria no tendría ninguna razón para optar por las importaciones de este producto, especialmente si se tiene en cuenta el precio del dólar.
 
Al cierre del pasado viernes, el dólar tenía un valor de $2.434, que según expertos es todavía un poco alto para comprar insumos agrícolas producidos en otros países.
 
La Oficina de Estudios y Políticas Agrarias, Odepa, al finalizar el año 2014 indicó que el precio internacional de la leche en polvo al norte de Europa estuvo entre los USD$2.725 y USD$3.000 por tonelada.
 
Sobre el tema, Juan Bernardo Villegas, presidente de la Cámara Gremial de la Leche, explicó que en el país hay suficientes existencias del líquido blanco y que la industria está en la obligación de acopiar y pagarle el precio justo al ganadero. (Lea: En 2015, sector lácteo del país puede convertirse en uno de talla mundial)
 
“A pesar de que las heladas han generado la reducción en la producción de leche, no significa que el líquido se acabe. La industria debería acopiarle a los productores, en especial ahora porque en diciembre no se recogió el producto, es una obligación que se tiene. La leche en polvo se compra en momentos de escasez, hoy día no vale la pena que se hagan importaciones”, aseguró Villegas.
 
El presidente de la Cámara Gremial de la Leche también comentó que aunque en el altiplano cundiboyacense la producción disminuyó por las heladas, esa no es una razón de peso para que la industria deje de acopiar el líquido y mucho menos importe leche en polvo, teniendo como referencia el precio actual del dólar.
 
Por su parte, Alfonso Santana Díaz, jefe de la oficina de Investigaciones Económicas de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán-FNG, explicó que en estos momentos la industria debería tener prudencia y evitar la importación de leche en polvo, dado que hasta el mes de octubre de 2014 el inventario del producto era de 11 mil 453 toneladas, es decir que en para esa fecha en el país habían disponibles 23 millones 990 mil 790 litros de leche UHT. (Lea: Bajo precio internacional de la leche amenaza a productores colombianos)
 
La industria va a disponer de la reserva que tiene, porque jugar con la tasa de cambio en este momento es muy complejo dado que los pronósticos indican que la moneda americana se mantendrá en ese precio (sobre los USD$2.400) y puede cotizarse al alza. Las empresas van a actuar prudentemente porque el dólar es una protección en este momento para el ganadero”, indicó Santana.
 
Asimismo, el director de la Oficina de Investigaciones Económicas dijo que en el país hay 2 tipos de mercados: formal e informal. Este último se convierte en un colchón para la industria en caso de que no hayan reservas de leche porque acopiarían el producto en este sector, "pero cuando hay suficiente leche, la industria empieza a sacarle excusas como los niveles de grasa o caseína y la pagan menos o no la compran, entonces tiene un efecto perverso para el ganadero, pero útil para ellos porque controlan el precio. Hay que entender que siempre tenemos leche para la industria. El gran problema es que el Estado permite la informalidad y la industria se aprovecha de eso y hay que decir claramente que en Colombia siempre hay leche”.