Lecheros de Boyacá pasaron de producir 1,47 millones de litros a 16,57 millones

Por: 
CONtexto ganadero
27 de Julio 2022
compartir
Reunión de cierre de proyecto lechero en Boyacá.
Cerca de 30 asociaciones de ganaderos de Boyacá mejoraron su productividad y competitividad con un proyecto desarrollado por la FAO y ADR. Foto: flickr.com/photos/[email protected]

Con el Proyecto Integral de Desarrollo Agropecuario y Rural (PIDAR), 222 familias ganaderas de 29 asociaciones de Boyacá, lograron múltiples resultados que generaron una transformación en estos empresarios del campo.

 

Fue así como se redujeron en 43 % los costos de producción por concepto de alquiler de tractor y en 50 % por kilo de silo; se logró una diversificación del modelo de negocio para la generación de ingresos, de manera sostenible: venta de leche cruda, alquiler de maquinaria y venta de ensilaje. Además, se consiguió un incremento de más de 10 veces en la cantidad de litros de leche producidos al año, pasando de 1 millón 478 mil, a 16 millones 657 mil, lo que representa ventas anuales de más de $17 mil millones.

 

También hay que decir, que en conjunto con los destinatarios de esta inversión,

Así mismo, se obtuvieron excelentes resultados en materia de asistencia técnica y dotación de insumos, pues las asociaciones recibieron 29 tractores de última tecnología, más de 1.000 visitas para el fortalecimiento técnico y material vegetal para siembra de pasto a cada una de las 29 organizaciones participantes del proyecto.

 

El PIDAR es liderado por la Agencia de Desarrollo Rural (ADR), con la cooperación técnica de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), y sus logros son fruto de una intervención que contempló fortalecimiento técnico -predio a predio-, empoderamiento en la administración de las asociaciones con enfoque empresarial, compromiso amplio de los líderes de cada asociación y la entrega de maquinaria e insumos que les permitió mejorar la calidad de la leche. (Lea: Ganaderos de Boyacá han mejorado su actividad con proyecto interdisciplinario)

 

Según la profesional especializada de la FAO y líder en territorio de este PIDAR, María Knowles, “lo más relevante ha sido la capacidad de las organizaciones para adaptarse a este proceso de implementación en donde primero se desarrollan todas las capacidades, humanas, financieras, administrativas y técnicas, y finalmente se hace la entrega de los activos. El esfuerzo de los líderes ha sido enorme para llegar al nivel de administración de recursos, de activos y de capacidades humanas en sus asociaciones. Con muchísimo esfuerzo y dedicación, lograron convertir sus organizaciones en lo que todos soñamos. Considero que los socios y los lideres modificaron su estructura y convencidos, fueron transformando sus vidas”.

 

En efecto, los resultados de la intervención serán dados a conocer hoy en el evento de cierre comunitario en el que participarán Carlos Ramírez director de la Unidad Técnica Territorial, UTT, N.º. 7 de la ADR, Ana María García de la FAO y Diadira Esperanza Riaño en representación de las asociaciones.

 

Las 29 asociaciones de 24 municipios de Boyacá que hacen parte de este PIDAR son:

Asociación de Productores Agropecuarios Los Comuneros (ASOCOMUNEROS), Chiquinquirá, Boyacá

Asociación de Lecheros de Siachoque (ASOLECHEROS)

Asociación Agropecuaria y Lechera de Saboyá (AGROLESAB)

Asociación de productores de Leche de Quintoque (ASOPROQUINTOQUE), San Miguel de Sema, Boyacá

Asociación de Productores de Leche Progreso Campesino, Tunja, Boyacá

Asociación Soaquense de Lácteos (ASOLAC), Soracá, Boyacá

Asociación de Productores Agropecuarios y Campesinos de Santa Cruz de Motavita (ASOAGROMOT)

Asociación de Productores de Leche de Saboyá (APROLESAB)

Asociación Sociempresarial de Ciénega (AGROEMCI)

Cooperativa Multiactiva de Campesinos Emprendedores de Boyacá (COOCAMPO), Chiquinquirá, Boyacá

Asociación de Ganaderos del municipio de El Espino (AGME)

Asociación de Productores Agropecuarios Monteverde Duartes, Chiscas, Boyacá

Asociación de Productores de Leche de Las Guacamayas de Caldas (APROLEGUA)

Cooperativa Agropecuaria de Sotaquirá (COAGROSOTAQUIRA)

Asociación de Agricultores, Ganaderos y Fruticultores de Jenesano (APROJEN)

Asociación de Productores de Leche Quirvaquirá (ASOPLEQ), Arcabuco, Boyacá

Asociación de Ganaderos de Belén Boyacá (ASOGABEL)

Organización Cooperativa Úmbita de Leches

Asociación de Productores Agropecuarios de Tutaza, Boyacá (ASOPROTUTAZA)

Asociación de Productores Agropecuarios de Quebrada Honda (ASPAQH), Paipa, Boyacá

Asociación de Productores de Papa, Leche y Cultivos de Clima Frío del municipio de Ventaquemada (ASOPALEVENT)

Asociación Agropecuaria de Cerinza (ASOADECER)

Cooperativa de Productores de Leche de Córdoba (COOLECOR), Chiquinquirá, Boyacá

Asociación de Ganaderos del Municipio de Samacá (ASOGSAM)

Cooperativa Integral Agroganadera de Boyacá (COBINAGA), Duitama, Boyacá

Asociación de Productores de Leche de la vereda Calderón del municipio de Puerto Boyacá (ASOLECAL)

Cooperativa Boyacense Integral de Lácteos de Ventaquemada (COBILAC)

Asociación de Productores de Leche del Valle de Cuche (ASPROLEVAC), Santa Rosa de Viterbo

 

Según la ADR el PIDAR es una iniciativa productiva que contempla actividades limitadas en el tiempo, que utiliza parcialmente recursos públicos con el fin de crear, ampliar, mejorar o recuperar la capacidad de producción o de provisión de bienes o servicios por parte del Estado en el sector rural. (Lea: Alianza ADR, FAO y Fedegán-FNG para fortalecer encadenamiento lechero en Boyacá)

 

La ADR con la cooperación técnica de la FAO, apoyan la implementación de esos proyectos a través de procesos de formación técnica, socioempresarial y de corresponsabilidad con el medio ambiente; y con la entrega de insumos o bienes de acuerdo con las características del proyecto.

 

Un PIDAR de esta magnitud, con tantas asociaciones participando, requería de una organización que asumiera la gerencia de todo el proceso. Fue una mujer, Diadira Esperanza Riaño Peña la representante legal de la Cooperativa Multiactiva de Campesinos Emprendedores de Boyacá COOCAMPO de Chiquinquirá, quien asumió ese liderazgo. Su gerencia ha sido de tal magnitud que ha logrado que hoy el 40 % de los afiliados sean mujeres, que el 14 % de las personas vinculadas laboralmente a la cooperativa sean mujeres y que ellas se reconozcan así mismas como parte fundamental de la cadena de la seguridad alimentaria.

 

Para esta líder el mayor aporte del convenio FAO – ADR “es intangible porque es el conocimiento que adquirieron los asociados y eso se ve, por ejemplo, en el esfuerzo por mejorar las praderas para que las vacas den más leche” y agrega que “gracias a la intervención profesional de la FAO – ADR se logró comprender cómo debería administrarse el banco de maquinaria, los abonos, las semillas, en fin, todo el conocimiento que necesita el campesino”.

 

Esto se dio gracias al proceso de formación que incluyó buenas prácticas de ordeño, manejo de praderas, optimización de los procesos de mecanización, siembra programada y colectiva, fertilización, cosecha de material forrajero, elaboración y conservación de ensilaje y alimentación animal, así como el acompañamiento en predios y la asesoría sobre requisitos Invima en los centros de acopio.

 

De acuerdo con Gestión del Conocimiento de la FAO este aprendizaje se complementó con la formulación del plan estratégico, el acompañamiento para la administración de bancos de maquinaria, el acceso a la información y el uso de las TIC y la conformación y reglamentación de comités administradores de bancos de maquinaria, promoviendo la participación de mujeres y jóvenes. (Lea: Así trabajan ganaderos de Boyacá por mantener la calidad de su leche)

 

Dentro de las acciones que se adelantaron están el establecimiento de 58 hectáreas de avena forrajera, se adquieren 29 renovadores y 29 equipos de oficina para el desarrollo de las actividades del componente empresarial.

 

Finalmente hay que destacar las actividades relacionadas con el manejo conservacionista del suelo. Con la campaña “Yo Cuido mi Suelo” los productores recibieron información sobre agricultura de mínima labranza y técnicas para la protección de los potreros y de los recursos naturales, la protección de la fertilidad del suelo, la prevención de la erosión, la reposición de la materia orgánica, abonos verdes, plantación de leguminosas y el uso racional de fertilizantes.